sábado, 3 de diciembre de 2016

PR.AS.-147: Corona el Castro [Nava-Cabranes]

Ruta de senderismo por los concejos de Nava y Cabranes, recorriendo el sendero de pequño recorrido PR.AS. 147 de la Corona del Castro. La ruta "oficial" empieza esta ruta circular en Ceceda, pero tiene un ramal hacia la Encrucijada, y cómo quería visitar también el monte Incós, pues quedaba mejor empezar en la Encrucijada. La ruta por ser PR debería de estar señalizada, pero faltan algunos postes, sobre todo si se hace en el sentido contrario, como en este caso. En cuanto a dificultad, no tiene porque discurre por pistas de tierra, hormigonadas y asfaltadas, y el desnivel tampoco es demasiado grande. Fuente me parece que sólo en Ceceda, aunque se pasa por bastantes pueblos y debería de haber alguna fuente más que no he visto. También hay bares tanto en Ceceda como en la Encrucijada.

Mapa del recorrido
En la encrucijada para aparcar no hay demasiado sitio, hay el aparcamiento del bar y después un almacén de materiales que ahora es centro social comunitario, y que tiene también algo de aparcamiento. Enfrente del bar, y al lado del centro-almacen sale la carreterina que lleva hasta Heria
Saliendo de la Encrucijada hacia Heria
En Heria hay unas cuantas casas tradicionales con antojana, y una especie de plaza redonda donde acaba la carretera. En el pueblo un perrin me acompañó hasta Ceceda

Casa con antojana en Heria y el perrin posando
Desde la plaza del pueblo se coge la pista que en ligera bajada se dirige hacia la zona del monte de la Corona del Castro.
En llano por la pista
La pista es ancha y a tramos tiene algo de barro, aunque no mucho porque la tienen cubierta con algo de grava en algunos tramos.
Hacia el Este se ven nieblas en los valles y al fondo asomando Picos
Tras un tramo de subida se entra en el bosque y se llega hasta la zona de la Corona del Castro. La pista llega a un cruce dónde hay una pista que recorre toda la parte alta de la sierra y que viene del pico la Trapa, y después otra pista que baja por el bosque, en la cual en un pino hay una X.

Vistas hacia el Sueve y los valles con la niebla
En la cima de la Corona del Castro no hay demasiadas vistas porque los pinos impiden la visión en casi todas las direcciones. En teoría también debería de haber unos restos de un castro, pero no estan excavados y se encuentran enterrados para protegerlos. Metiendose entre los árboles si se llega a ver hacia la zona de Heria de dónde venimos, y en la dirección de la pista-cortafuegos también se puede ver hacía el Este la zona del Sueve.

Heria en el centro de la imagen
Desde este punto, más alto de la ruta, pero sin vistas toca seguir bajando por la pista-cortafuegos en dirección Este. Tras el primer tramo de bajada en un cruce ya se ven las marcas del sendero PR, pero están colocadas al revés porque está pensado para hacerlo en dirección contraria. Así que en los cruces hay que fijarse un poco.

Recorriendo el pinar
Este día había un grupo de cazadores, no llevaban escopeta sólo los perros y por lo que me dijeron estaban buscando algún jabalí, debe ser entrenamiento o ver si merecía la pena ir a cazar en la zona. Fuí encontrando hasta tres cazadores cada uno con un perro atado y buscando rastros.

Valle de Nava-Infiesto
De vez en cuando en algún claro entre los árboles se ve el valle de Nava-Infiesto con algo de niebla, y más a lo lejos la Sierra del Aramo.
La Sierra del Aramo
Tras salir de la zona de Pinos hay un tramo largo de bajada, donde a tramos la pista está hormigonada. Por aquí también había algún cazador.

Mirando atrás la larga bajada
Tras la larga bajada se llega hasta el área recreativa, vamos los restos de un área que nadie ha limpiado en años y esta llena de toxos, algunos más altos que una persona. Sólo se ven los maderos del borde, el resto esta tomado. Una pena, porque tiene buenas vistas, aunque este área no es práctica porque para llegar hay que ir por una pista hormigonada y la gente prefiere llegar por carretera. Pero no vamos a dar ideas para estropear la ruta.
Los restos del área recreativa
Tras el área seguimos bajando y ahora se atraviesa un bosque de castaños y robles, que aún conservan algunas hojas doradas, pero ya quedan pocas.
Bosque de castaños y robles
Siguiendo por la pista, más o menos de frente y fijandose en cada cruce en el mapa para ver hacía donde ir, porque la señalización no esta para este sentido de la ruta, se llega hasta Fresnadiello, donde hay varias casas y cuadras bien cuidadas.
Fresnadiello
Desde Fresnadiello se sigue bajando por carretera hasta cruzar el río al lado de una gran cuadra, ahí la carretera empieza a subir hasta llegar a Ceceda.
Vista desde la carretera a Ceceda de la Sierra recorrida la cuadra que se ve esta en Fresnadiello
En Ceceda hay un montón de casonas y palacetes muy cuidados, de todo tipo de estilos. También hay una capilla dedicada a Santa Lucía y Santa Catalina.  Se puede echar un rato bastante largo recorriendo el pueblo y viendo los distintos caserones, o aprovechar para comer en casa Colo. 
Uno de los palacetes con aspecto británico
Capilla Santa Lucía Siglo XVI


En la Capilla lo que hay que ver son los restos de las pinturas en las que aparece Santa Lucía a la izquierda, y Santa Catalina  de Alejandría a la derecha (patrona de la Universidad de Oviedo). La figura no debe de ser Santa Lucía porque le falta el plato con los ojos.
De vuelta a la Encrucijada
Después de dar una vuelta corta al pueblo, toca dar la vuelta, al principio por el mismo camino, hasta cruzar el puente sobre el río y comenzar la subida. Pero en el cruce, en vez de ir a Fresnadiello a la derecha, se toma el de la izquierda hacia la Faya. Pista hormigonada y asfaltada.
Cruce de caminos derecha la Faya izquierda Fresnadiello
La Trapa
La Trapa es un pequeño pueblo con unas pocas casas y grandes praderías. La pista hormigonada va en llano y atraviesa el pueblo, hasta llegar a la solitaria casa de La Trancada.
En el centro La Trancada al fondo la zona de la Mua y Peña Mayor
Tras pasar la Trancada la pista se pone pindia y empieza a subir hasta unas cuadras y otra casa donde acaba la carretera. Es la zona del Canto, que coincide con un canto de la montaña.
La casa del Canto donde acaba la carretera
En el Canto la carretera se acaba, pero el camino continúa bordeando la casa por la izquierda. En esta casa hay varios perros bastante ladradores, menos mal que están atados y dentro de la casa, porque si no...
En el Centro el bosque de Pinos de la Corona del Castro
La pista se cierra un poco por la vegetación, pero no se llega a cerrar y poco a poco va subiendo por el bosque. Hay un tramo bastante inclinado donde está más roto el camino por el agua, hay profundas regueras, andando no es problema pero en bicicleta se complica bastante la bajada.

Llegando al cortafuegos
La pista enlaza con otra pista que va en llano, y que debieron de hacer cuando talaron los pinos porque no aparecía en el mapa. De nuevo había un cartel, pero indicaba hacía el camino por el que había subido, así que había que decidir, Escogí la izquierda y la pista va en llano hasta enlazar con el cortafuegos que recorre lo alto de la Sierra. Así que después tocaba subir por el pindio cortafuegos.

Vistas hacia la Sierra de Fario y Peña Careses
Desde el cortafuegos hay buenas vistas hacia la zona del Fario, con Peña Careses en el extremo un poco descolgada. Hacia el sur, el sol está bajo y apenas se pueden sacar fotos. Tras remontar el cortafuegos, este se transforma en una pista que lleva hasta la Corona del Castro.
Siguiendo por la pista-cortafuegos al fondo los pinos de la Corona del Castro
El cortafuegos enlaza con la pista que lleva hasta la Encrucijada, aunque tampoco lo indica de ninguna manera, esta ruta está un poco dejada en cuanto a señalización. Pero es una buena opción para hacer una ruta de medio día, o de día completo si se alarga subiendo también al Monte Incós, yendo desde la encrucijada a Torazo e Incós. Yo como no tenía tiempo, sólo hice el tramo final del monte Incós. 
Los datos recogidos por el GPS, sin apenas paradas.