domingo, 20 de enero de 2019

Monte Areo [Carreño]

Ruta de senderismo, recorriendo los dólmenes en la Sierra del Monte Areo, entre Gijón y Carreño. Ruta por pistas de tierra y algunos tramos medio hormigonados, que se puede hacer más corta o más larga según el tiempo disponible. Esta tarde estaba lluviosa, y no daba para ir muy lejos, así que aprovechando que con la lluvia el aire por lo menos no va a tener mucha contaminación aprovecho para hacer la ruta. Si está bueno casi mejor no hacer la ruta para no estropear los pulmones. No fiarse  tampoco de las fuentes que hay en el recorrido, salvo las de traída, el resto es fácil que tengan mercurio, como ocurre en la cercana parroquia de Jove. Parte del recorrido coincide con el camino de Santiago entre Gijón y Avilés, así que se puede seguir esta señalización, y también se comparte ruta con el GR de la Ruta de la Plata entre Gijón y Serin. 
Para ver hay un par de túmulos y dólmenes excavados que merece la pena verlos, el de San Pablo y el del Cerro los Llanos. Hay algunos más señalizados, pero sin excavar, algunos metidos entre los ocalitos.

Mapa del recorrido
La ruta la inicio en la gasolinera del Alto del Cerillero, para continuar por el camino de Santiago en bajada, se puede ir por la carretera o por un camino y cruzar las vias de Feve hacia la gasolinera de la Estrella de Oriente, donde se unen los dos y se sigue bajando hasta Puente Seco, donde tomar hacia Veriña. Hay flechas amarillas del camino de Santiago.

Camino de Veriña
Se va por una carretera cortada hasta Veriña, y después se sigue por debajo del puente de la variante y al lado de la bascula de camiones. Aquí hay muy poco tráfico, sólo los que van a Monteana pasan por aquí. Se continua hasta el puente de la vía del tren de Renfe, donde está el desvío hacia Monteana. Este tramo de carretera por Monteana si tiene algo más de tráfico y no tiene acera, sólo un poco de arcén.

Casas de Veriña y detrás la estación de Renfe

Casas de Poago
Tras una amplia curva en la carretera para pasar por encima de las vías del tren se entra en Poago, donde la carretera vuelve a dar una amplia curva en subida. Ya queda poco de carretera, tras remontar la subida, y un ligero tramo llano hay que tomar la carretera de la derecha que sube al lado de la fuente. Hay flechas amarillas y marcas blancas y rojas del GR.

La factoría de Arcelor
Desde este desvío ya se tienen vistas hacia Arcelor, y el sonido continuo del Sinter, es un sonido muy fuerte que acabas filtrando porque es continuo, pero para los de fuera lo van a sentir durante toda la ruta. Hoy como llueve se puede respirar bien, con buen tiempo casi mejor no hacer la ruta.

Desvíos en el camino
La carretera va en subida y el primer cruce tras la fuente esta un poco mal señalizado para los del camino de Santiago porque parece que los guía hacia la izquierda, pero hay que seguir por la misma carretera en subida. Después ya el resto de cruces, las flechas amarillas son fiables. Hay tramos llanos y después un tramo final con una subida bastante fuerte, donde la pista asfaltada pasa a hormigón y después ya en el llano final de tierra. Esta subida es la única con vistas, después en la zona alta ya no hay, los ocalitos lo tapan todo.

La rasa de la Sierra del Monte Areo
Una vez acabado este tramo de subida se llega a una zona más o menos llana, con prados y bosques de ocalitos. La pista es de tierra y con restos de una antigua capa de hormigón, pero que está bastante rota y degradada en algunos tramos. Las pistas son largas rectas, por aquí se anda bastante en bicicleta de montaña, así que con cuidado de dejar sitio para pasar.

Entre los ocalitos
Ganado por la zona
Llegando a una zona de charcos
Tras un tramo de pista y pasar una zona de charcos al lado de dos fines de semana hay que tomar un atajo para evitar dar un rodeo bajando y después subiendo por las cuadras de los caballos. El atajo es un sendero que parte al lado del mojón del camino de Santiago, y se recorta una curva.

Atajo en el camino
Tras terminar el atajo, de nuevo al lado de un fin de semana escondido entre los árboles se enlaza con una pista. El camino de Santiago marca hacia la derecha, pero hay que ir en dirección contraria hacia el dolmen de San Pablo. A los pocos metros aprecen los dos primeros mojones que indican los restos megalíticos. Hay un túmulo a la izquierda de la pista, y otro a la derecha, pero están en medio de ocalitos y toxos, sin excavar así que no merece la pena buscarlos.

Dolmen de San Pablo
Un poco más adelante ya se llega a uno de los dólmenes excavados que es el de San Pablo, al lado del camino. Lo han dejado cubierto de tierra y le han hecho una zanja a modo de entrada para ver cómo debería de ser. Hay algunos carteles para explicar el tema, pero otros están tan ajados por el sol que es imposible leerlos.

Túmulo y laberinto vegetal de San Pablo
En la zona hay más túmulos marcados y sin excavar, que se nota por la elevación del terreno. También están intentando construir un laberinto vegetal, pero esta medio abandonado. La hierba también está muy alta, y como esta mojada no apetece mucho salirse del sendero marcado. Aquí ya se inicia la ruta marcada que une las dos zonas de túmulos.


Camino del área recreativa
La ruta continúa de nuevo por una zona de rectas kilométricas, con varias subidas y bajadas, no demasiado duras, salvo en bicicleta que resbalan un poco por las piedras sueltas. Hoy hay agua por todos sitios, y algunos charcos por el camino.

Otro tramo de pista recta
Tras estos tramos de pista se enlaza con una nueva pista circular que rodea el área recreativa y la pista de aterrizaje para aeromodelismo.

Los charcos en el camino con el reflejo del cielo
Área recreativa del Monte Areo
Reflejos en la laguna
El área recreativa tiene una laguna permanente, mesas y parrillas y una zona de juegos infantiles. Suelen desbrozarla un par de veces al año, por lo que puede tener hierba alta antes de la temporada de verano. Hoy está bastante encharcado el terreno que rodea la laguna.

El área recreativa
Desde el área se vuelve a la pista que rodea la zona, sólo hay una entrada al área, y se sigue la señalización hacia el Dolmen del Cerro de los Llanos, tomando en el cruce el camino de la derecha. Tiene una zona para aparcar a la entrada, y después un camino que se acerca al mismo. Este dolmen esta completamente excavado y destapado, quedando las piedras al descubierto. Suele tener flores en su interior, no sé si es que traen cenizas de la gente o porqué ponen ramos en su interior.

Entrada al túmulo de San Pablo

Dolmen del Cerro los Llanos
En la zona han estado plantando árboles autóctonos los alumnos del concejo de Carreño, están intentando recuperar la zona. Siguiendo el camino aparece otro dolmen excavado también, y con unas piedras mucho más grandes pero tiradas. Los carteles de este túmulo están mejor conservados y se ven fotos de las excavaciones que se realizaron y de lo que se encontraron. 

El Segundo Túmulo
Desde este túmulo el siguiente punto es un mirador sobre Carreño y el Valle, el Mirador de la Peña el Carro, aunque los ocalitos tapan bastantes zonas.  El nombre lo recibe por unas peñas de cuarcita que aparecen en la zona.

Mirador hacia Carreño

Las vistas desde el Mirador
Desde el mirador toca retroceder unos metros para tomar la pista que sigue rodeando el área recreativa y la pista de aterrizaje. Después antes de volver a enlazar con el camino de vuelta, atravesando un prados se puede visitar el vértice geodésico del Monte Áreo, techo del concejo de Carreño.

Techo del Concejo de Carreño
Está metido entre ocalitos el vertice así que no se tienen vistas del entorno. Volviendo a la pista, y en pocos metros se enlaza con la pista de la ida, y se vuelve por el mismo camino hasta el inicio de la ruta.