domingo, 11 de septiembre de 2016

Pica del Jierru [Picos de Europa]

Ruta de montaña en el macizo Oriental de Picos de Europa, ascendiendo la Rasa de la Inagotable y la Pica del Jierru. El macizo Oriental de Picos es el más "fácil" de recorrer porque la actividad minera ha domesticado bastante el terreno, en este caso la primera parte de la ruta hasta la Rasa transcurre por esta zona minera, y después ya se vuelve más agreste, y sobre todo la bajada desde la Pica del Jierru hasta el refugio. También hay una zona de cresta para subir a la Pica que también da algo de impresión, por lo que el recorrido total es difícil pero hasta la Rasa es fácil.
La ruta no está señalizada como tal, con carteles y marcas de PR, aunque hay marcas de pintura roja en forma de puntos que más o menos guían durante todo el recorrido,  desde la zona superior del refugio del casetón de Andara hasta la vuelta. En cuanto a fuentes, hay una en la bocamina que está enfrente del Casetón, y ninguna más que haya visto, así que hay que llevar agua suficiente, sobre todo si calienta el sol porque no hay demasiada sombra.

Mapa del recorrido
La ruta comienza en el Jito de Escarandi donde se deja el coche en el aparcamiento, acordandose de apagar las luces, para no tener que esperar hasta la noche que te venga la grúa a arrancar el coche. Por eso la primera foto es de la puesta del sol sobre el macizo central. 

La pista hacia el refugio con el Macondiú
El primer tramo es por la pista hacia el refugio, buena pista con una pendiente bastante cómoda y que en poco más de tres kilometros y medio lleva al refugio. Antes de llegar conviene tomar el camino que sale y que pasa por encima del refugio, pero no estoy atento al punto de ascenso y paso por el refugio, tampoco se alarga mucho el recorrido.

Vista atrás desde la pista, con la zona del Cueto Cerralosa en el centro
En la parte superior del  Casetón empieza la parte complicada en cuanto a orientación porque hay que coger el sendero correcto. Es problemático porque hay múltiples senderos y pistas, y atajos entre los senderos y pistas, con lo que esta todo bastante mezclado. Hay que tirar hacia la izquierda, pero no por la primera que va hacia la collada Trasmacondiu y el Samelar y San Carlos, sino por la segunda que está más pegada a la pared del fondo de este valle glaciar.

Zona por encima del Casetón, collado de la Aldea
Como indicación se puede seguir la manguera de agua que llega al Casetón y que va hacia una zona vallada con simas que debían de ser antiguas bocaminas de la zona. En la foto de arriba se ven las vallas verdes y un inglés que subía con un grupo. Esta zona se llama collado de la Aldea.

Bocaminas en la canal de subida
El sendero es estrecho porque es un atajo, sube por una canal donde hay varias bocaminas en las verticales paredes calizas, y cuando se remonta la canal ya se alcanza una pista más ancha que no se abandona.

Segunda zona de desvío hay que subir hacia la derecha
La pista gira hacia la derecha (dirección Oeste más o menos) y vuelve a aparecer otro desvío en una curva hacia la izquierda, un ramal a la izquierda va en llano hasta una amplia meseta con más bocaminas, y el ramal de la derecha asciende. Aquí creo que ya hay marcas de pintura roja. Un poco más adelante hay que volver a tomar un desvío de la pista, pero este ya es más claro.

El Castillo de Grajal
La pista, ahora un poco perdida y convertida en sendero, pasa por el medio de una formación rocosa muy destacada que es el Castillo de Grajal, a la zona central la llaman el Callejón. En las fotos parece más pendiente de lo que es, porque la pista va haciendo zetas, aunque se puede atajar si se está fuerte.

El Macondiú desde el Callejon del Castillo de Grajal
Tras atravesar el callejón la pista continúa subiendo siguiendo varias zetas, también bastante cómodas por la pendiente tan constante que presenta, fijando un ritmo bueno se puede mantener hasta arriba, no hay grandes piedras ni nada que interrumpa el paso.

Siguiente tramo del Callejón
Tras salir del callejón se puede subir por la parte de atrás hacia la Torre, y ver el valle donde estaban las minas y detrás el Samelar y el San Carlos. No pongo fotos porque la Rasa de la Inagotable está al lado, y desde ahí se ve mejor.

La Rasa de la Inagotable y la pista de subida
La pista llega hasta una collada, y a la derecha queda la Rasa de la Inagotable, es un pequeño desvío pero merece la pena por las vistas que se tienen. Sólo hasta aquí ya sería una buena ruta, y las vistas en cualquier dirección espectaculares, y más en días claros. Además tiene importantes cortados en dos de sus lados lo que acrecienta la sensación de cumbre importante.
Cima de la Rasa de la Inagotable, con San Carlos justo detrás
Panorámica hacia el Samelar, San Carlos y Junciana


La foto esférica de la cumbre.
La zona de la Pica del Jierru y el Hoyo del Evangelista
Después de disfrutar un rato de las vistas y tratar de identificar las montañas en todas las direcciones toca proseguir, para ello hay que volver hasta el collado (collado del mojón creo) y seguir las marcas de pintura roja.

Tramo del Grajal de Abajo
En el Collado las marcas indicaban que había que subir hacia el Grajal de Abajo por un sendero, aunque no se si es la mejor opción, porque después hay una bajada bastante pronunciada hasta la collada siguiente, y quizás por el sendero de abajo se va más cómodo y con menos subidas, pero lo desconozco.
Lo que queda desde el Grajal de Abajo
La primera bajada es complicada y hay que tomar precauciones porque está inclinada y tiene piedras sueltas. Tras bajar se llega a un sendero más claro y ancho que rodea el siguiente pico por la derecha.
Mirando hacia atrás desde el sendero el Macondiú y a la derecha el Grajal de Abajo
El sendero asciende un tramo y se pasa al otro lado de la cresta entre los dos Grajales, y se tienen vistas hacia la zona de la Liebana. Incluso hay restos como de dos cabañas o construcciones de planta rectangular de las antiguas minas, creo.
Vistas hacia la Liebana y las caídas desde la Rasa de la Inagotable
Después de este tramo de sendero parece que se retoma una pista más ancha que hace un par de zetas para seguir ascendiendo hacia la zona del hoyo del Evangelista. Hay que abandonar la pista para dirigirse hacia la cresta que sube a la Pica del Jierru.

Tramo de Arista hasta la Pica del Jierru
Esta arista de subida esta bastante rota y es entretenida, con importante cortado hacia la derecha, pero a la izquierda no da tanto miedo. Hay puntos de pintura para guiar en el ascenso en algunos puntos. Es una zona complicada en la que hay que tener precaución, ir sin prisa y fijarse bien para llegar a la cumbre. Tras pasar el tramo complicado se puede ir un poco más hacia la izquierda para el ataque a cumbre o seguir la arista de frente.

Cumbre de la Pica del Jierru con el macizo central detrás
Las vistas desde esta cumbre son todavía más impresionantes en todas direcciones, se notan los 2425 metros y sólo hacia el Sur la Morra de Lechugales y el Caballo Cimero recortan las vistas en esa dirección, en el resto no hay mejor atalaya, tal como se ve en la foto esférica inferior.




La Morra de Lechugales, y tres montañeros viniendo hacia la Pica
Panorámica de los Urrieles
La bajada para hacer la ruta circular hay que ir hacia el Collado Valdominguero, pasando por los campos de Valdominguero, unos pequeños prados que hay en la zona, y que se ven desde arriba.

Bajando hacia los Campos de Valdominguero
 La bajada tiene una pendiente considerable y bastante piedra suelta, hay varios senderos que llevan hasta abajo, y con cuidado se puede ir descendiendo. De nuevo hay marcas de pintura que animan ya que parece que vas por el camino adecuado. Tras llegar a un collado hay dos opciones, los que habían bajado antes que yo realizaron una trepada y llegan a la zona alta de los prados, pero las marcas indican que sigas por la pedrera apegado a la pared de estos campos. En la foto superior se ve la zona de trepada, y a la derecha por el borde de la sombra el sendero de las marcas de pintura.

Sendero pegado a los cantiles de los Campos de Valdominguero y a la derecha el Valdominguero
 Hay un gran hito en una llambría, pero no me fiaba y seguí subiendo hasta llegar a las praderas, y ya por ellas bajar comodamente hasta el collado Valdominguero.

Vista atrás de la Pica del Jierru y de la zona de bajada 
En el Collado se abre un nuevo valle para bajar, y un sendero muy claro y bastante limpio que lleva hasta el refugio pasando varios valles más.
Pico Valdominguero
El sendero atraviesa zonas de piedra suelta, canchales, xerones, piedra que a veces hace desaparecer el sendero, y sobre todo la nieve. Ahora a finales de verano ya está muy pisado y se muestra bastante claro. El primer tramo se denomina Travesía del Grajal de Arriba y rodea el Hou Lleroso, según el mapa de Adrados.
Travesía del Grajal de Arriba y el Hou Lleroso
Vista atrás hacia el Collado  Valdominguero debajo de la nube de la izquierda
El sendero tras apesar una pequeña collada, la de los Vallejucos y llega al siguiente Hou, este tramo recibe el nombre de Travesía del Grajal de Abajo.
Travesía del Grajal de Abajo desde los Vallejucos
Poco a poco se llega hasta la zona de Ándara, y comienzan a verse construcciones mineras. También hay una zona donde las llambrías no están afiladas, sino que aparecen redondeadas, y por lo visto había unas cabañas, es la zona del Redondal.

Zona del Redondal
Mirando atrás el camino recorrido
En la zona de las minas de Matarrasa se vuelve a llegar a una pista que conduce hasta el refugio, y desde allí ya sólo queda volver al Jito de Escarandi, por el camino de por la mañana.

Bajando al Jito de Escarandi

Este día me quedé sin batería en el coche, y en el Jito de Escarandi no hay cobertura de telefono móvil. Quiero agradecer la ayuda de Colette y Pierre, unos franceses que viven en las cabañas junto al Jito, que me bajaron hasta Sotres y me subieron para poder llamar a la grúa, y no quedarme tirado allí.