viernes, 28 de junio de 2019

PR.CLE.-75: Las Tres Marias [La Tercia-León]

Ruta de senderismo siguiendo la PR.CLE.-75, denominada de las Tres Marías, y que antes se denominó recorriendo el Valle de Arbás. Había estado hace poco subiendo al Palero con el grupo de montaña del Picu Urriello, y los de la ruta alternativa seguían esta ruta, así que aprovechando que tenía que bajar a León por la tarde hice la ruta. Es una ruta corta, menos de 14 km, que transcurre en su mayoría por pistas cómodas y sin demasiada dificultad. Tiene un desnivel de 500 metros, para tomarlos con calma, e incluyen la subida a una cota de 1717 m sin nombre en la Sierra de Chagos, para tener vistas del entorno, y la subida es por sendero con bastante pendiente, pero sin complicaciones técnicas. Hay fuentes a lo largo del camino para reponer agua, aunque pueden estar secas, esta zona está justo encima de los túneles del AVE, así que están teniendo problemas con las aguas. La senda está bastante bien señalizada, aunque deberían de haberla diseñado pasando por el pueblo de Viadangos de Arbás, que ahora hay que desviarse para visitarlo.

Mapa del recorrido
La ruta comienza en el pueblo de Casares de Arbás, hay algo de sitio para aparcar al lado de la capilla de San Roque, y sino hay que buscar por el pueblo. Desde aquí, la ruta señalizada comienza al lado de la Iglesia. La llaman de las Tres Marías, y desde la Iglesia se ven perfectamente estas montañas.

Inicio de la Ruta
El comienzo es por una pista, igual que casi toda la ruta, es en ligera subida para pasar al valle tras las Tres Marías. Poco después de pasar el depósito de captación de aguas, la pista vuelve a llanear un poco.

Vista atrás de Casares de Arbás con el embalse
Las Tres Marías
Panorámica del valle donde se asienta Casares de Arbás
Para pasar al valle tras las Tres Marías hay que pasar una portilla, que hay que dejar cerrada, hay bastante ganado al otro lado. El valle es guapo, pero tiene varias torres de Alta Tensión que rompen el paisaje. Arriba se ve la cota 1717 m al lado de la última torre.

Entrando al valle
El valle con las Torres
Cascadas en el arroyo
La pista va al lado del arroyo, y debajo se escuchan las cascadas que se van formando, debe correr agua todo el año porque aquí se forman nieblas y acaba lloviendo casi todo el año. La vista siempre se va hacia arriba al entorno del Palero, la más baja de las Tres Marías, pero la que tiene las paredes más verticales por este lado.

Subiendo hacia la cabecera del Valle
El Palero y el refugio de Cazadores
Detrás del Palero hay un refugio de cazadores en el centro del valle. Las paredes verticales de la montaña impresionan, las rocas están giradas hasta quedar prácticamente verticales. Desde el refugio se inicia un nuevo tramo en fuerte subida, con varias zetas en las que se remonta el valle.

Remontando por las zetas
En la collada de Gistredo decido subir hasta la cota 1717 metros, hay una pista hasta la base de la torre de Alta Tensión, no hace falta ir de frente, y después un senderin que va rodeando las escobas y el brezo para subir hasta el mirador. Merece la pena desviarse un poco y llegar hasta aquí.

La cota 1717 m tras la torre
La cumbre de la Cota 1717 m y detrás la Estación de Cuitu Negro en Pajares
La cota es un mirador de todo el valle de Casares, y en la foto esférica se puede tener una idea de todo el entorno. Hay algo de bruma, así que, por ejemplo ya el Fontún no se ve con claridad.






Para continuar hay que volver a la collada de Gistredo, para seguir bajando por la pista. Este día han señalizado una ruta para bicicleta de montaña, así que durante todo el recorrido hay banderitas rojas, y cintas colgadas de las ramas de los árboles, así que en la pista los desvíos están doblemente marcados, las marcas blancas y amarillas y las cintas.

Valle Glaciar de bajada a Viadangos
La bajada es por un bosque de repoblación de Pinos, y es un valle Glaciar, con un fondo bastante plano en el que va un pequeño arroyo serpenteando. Hay también un refugio de cazadores en el valle. 

Bajando entre los pinos
Tramo final de la bajada
Otro de los refugios de cazadores en el valle
Una vez llegado al fondo del valle, hay otra nueva caseta de captación de aguas, son nuevas y creo que son de las obras del AVE que tienen que estudiar cuanta agua se filtra hacia los túneles. Hay varias casetas de estas a lo largo de la ruta.

Recorriendo el valle
La pista va un poco por encima del arroyo, de nuevo entre los pinos y abedules, a la sombra, aunque hay sendero también al lado del arroyo. Por la ladera que baja del Brañilin hay un par de cascadas que se forman y son bastante largas.

El arroyo que serpentea por el fondo del valle
Al fondo del valle se gira a la derecha y se continúa en ligera bajada hacia Viadangos. No hay perdida en la pista porque no hay desvíos.

Otro tramo del Valle Glaciar en U
Puente de madera
Hay un puente de madera para salvar el arroyo, decorado por algún vecino curioso con una talla de Madera. Un poco más abajo el arroyo lo embalsan, y deben de llevar parte del agua por tuberías para el pueblo. Aunque más abajo vuelve a haber otro Azud, y más casetas nuevas de hormigón para bombear agua, o captarla.

Azud en el arroyo
Al fondo a la izquierda está Viadangos


Se continúa bajando, y hay dos opciones, un sendero por entre las fincas a la izquierda y que va hacia Viadangos, o la pista, que es por donde están las marcas, ya que la ruta no llega a pasar por el pueblo. Siguiendo la puesta, un poco antes de llegar al cementerio del pueblo hay como un área recreativa con fuente y mesas de piedra.

Área recreativa en Viadangos
El pueblo tiene bastantes casas, aunque poca gente, a lo mejor en verano tiene más habitantes, pero hoy la mayoría de las casas está vacía. Cruzo hasta la zona de la Iglesia, y después doy la vuelta por el mismo camino.

Viadangos
La Peña el Castiello desde la Iglesia de Viadangos
Desde el pueblo hay que volver por la pista casi un kilómetro hasta el desvío señalizado para seguir ruta y volver a Casares. Hay que subir por el valle del Turrón siguiendo una pista, hay cierres de pastor eléctrico que hay que atravesar, no pasa nada porque tienen la manilla de plástico para abrir y cerrar. La pista acaba bruscamente, y después ya es un sendero, bajo la peña la Muezca, o Miezca.

Subiendo hacia la Peña la Muezca o Miezca
Cualquier cerro rocoso de este valle tiene unas formas de montaña perfecta, con canales complicadas, cresteos y demás. La peña la Miezca es de estas, por esta cara es bastante abrupta, y es por la que se puede subir, por la otra es inaccesible.

Vista atrás hacia Viadangos
El sendero va por una zona de praderas y se pierde un poco, aunque la dirección es evidente, un collado a la derecha de la Miezca. Hay una zona muy encharcada dónde es fácil meter el pie hasta el tobillo en algún charco. Zona de zamburguesas hecha por el ganado, porque también hay una fuente. Así que con cuidado.

Hay que llegar a la collada del fondo, esta es la zona encharcada
En el collado se enlaza con una pista bastante ancha que ya baja hacia la carretera de Casares. El collado tiene buenas vistas hacia atrás, con el Fontún desctacando, y sobre todo la peña la Miezca que invita a subir, aunque ya es tarde.

Vista atrás desde la Collada del Turrón
La Sierra de las Cangas con la Peña la Miezca
Hay que cruzar un pastor eléctrico para coger la pista, y por ella ir bajando en zetas hacia la carretera de Casares. Hay otra fuente en la collada, pero me pareció que estaba seca, la pista no pasa por ella y no me acerque.

Vista atrás de la pista y la carretera y la altiva Peña la Miezca
Por carretera se llega en seguida hasta Casares de Arbás, donde espera el coche, para continuar viaje hacia León.


Los datos de la ruta recogidos por el GPS, no hay muchas paradas por eso se hizo tan rápido, lo normal sería tardar algo más.