domingo, 12 de mayo de 2019

PR.AS.- 55: Peña Mea II [Aller]

Ruta de montaña ascendiendo a Peña Mea desde Pelúgano, subiendo por el Arcón, bajando a Doñango, y volviendo por la Collada Pelúgano hasta el coche. Peña Mea es una montaña que hace sufrir para llegar hasta la cima, pero que después compensa sobradamente con las vistas que tiene. Este día había mucha gente subiendo y bajando, nosotros recomendamos hacer la ruta en este sentido porque el descenso es bastante más cómodo que por la zona del Arcón. Hay algunas fuentes en la zona alta, incluso una bajo el propio Pico, pero pueden secar en verano, así que mejor no confiarse y llevar agua suficiente. La pista entre Doñango y la Collada Pelúgano se hace algo larga y no tiene demasiada sombra, pero es más cómoda que subir y bajar por el mismo sitio. Es la segunda vez que subimos por aquí hasta Peña Mea, las otras habían sido desde la zona de Laviana y la ruta es mucho más larga.

Mapa del recorrido
La ruta comienza en el pueblo de Pelúgano, o Pel.luno, en el barrio de arriba, Barriocima, aunque no hay demasiado sitio para aparcar al lado de la Iglesia, entonces igual hay que dejar el coche en el bario de abajo.


Iglesia en el Barriocima de Pel.luno
Pel.luno de abajo


La otra vez que habíamos subido a Peña Mea, había un horreo que se había desplomado sobre un coche, ahora se encuentra ya reconstruido. Los horreos de esta zona no tienen corredor para el maiz y otras legumbres, se nota que no podían plantar estos productos.

Hórreo reconstruido en Barrocima
Desde el pueblo hay que ir siguiendo las marcas blancas y Amarillas, y algunos carteles que hay que indican la pista correcta hacia Peña Mea. Nosotros nos desviamos un poco y tomamos el camino que va al cementerio y tuvimos que dar la vuelta.

Pelúgano
La subida es por una pista con tramos de tierra y otros de hormigón en las zonas con más pendiente, a partir del giro en unas cuadras ya se ve la mole de Peña Mea. También se ven todas las montañas del valle de Aller, el Torres, Retriñón... Y destaca bastante la Puerta de Faro.

Peña Mea
Puerta de Faro
Tras un tramo fuerte de subida la pendiente da un ligero descanso y se sube más relajadamante hacia la collada Pelúgano, pasando por zonas con prados.

Subiendo por la pista

La fuente´l Truncu
Pasamos la fuente'l Truncu que apenas tiene un hilo de agua, y donde tardamos bastante en rellenar las cantimploras antes de continuar la subida. 

Peña Mea
Antes de llegar a la collada, tomamos un camino que sale a la derecha, hay marcas blancas y amarillas, y también creo que un cartel. Este camino se dirige hacia unas cabañas y pronto se convierte en sendero. Hay una nueva fuente con bastante más agua, es la zona de Cerreo, así que supongo que recibirá este nombre. Aquí hay profusión de senderos que a mayor o menor altura se dirigen hacia la canal del Arcón, aquí se denominan Cangas por lo visto.

La fuente Cerreo
Vista atrás de la zona de Cerreo con la cabaña y la pista de subida
Entrando en la Canga'l Arcón, con el Arcón
En la Canga hay que tomarlo con paciencia la pendiente es alta y el sendero pedregoso da muchas revueltas para ir subiendo todo el desnivel. A parte del Arcón hay otra cueva más pequeña un poco más abajo.

El Arcón de Pedromoro
La cresta caliza en la que está el arcón se llama Pedromoro y también tiene una serie de cuevas-cuadra-refugio más arriba, una vez que se alcanza la collada. La foto que abre la entrada esta hecha desde estas cuevas, con doble entrada y magnífico mirador hacia el Oeste.

Lo que queda por subir hasta Mea
La canga el Arcón acaba en el collado de les Llombetines, y cómo he comentado a la izquierda estarían las cuevas-cuadra-refugio, pero la subida hay que continuarla hacia la derecha siguiendo el sendero. Aquí hay un par de pasos donde hay que tener un poco de cuidado, sobre todo bajando porque hay desnivel, en subida no hay problemas porque están escalonados y se superan con facilidad.

Vistas hacia Pola de Laviana
Tras los dos pasos un poco más complicados se llega a una zona de camperas por las que el sendero va serpenteando, aquí la pendiente vuelve a ser fuerte, así que hay que ir con tranquilidad, el sendero esta muy marcado entre la hierba y es tierra suelta, por lo que en bajada parece que resbala y no da confianza.

La cueva de Mea y ya cerca la cumbre
La cumbre es bastante alargada, y si el día es bueno puede estar llena de gente como ocurrió este día. Nosotros nos fuimos un rato a la cumbre secundaria más baja para picar algo y estar más tranquilos.

La cumbre de Peña Mea
Pongo una foto-esférica desde la cumbre secundaria, que tiene más vistas hacia la zona de Laviana, y después algunas panorámicas más concretas.



Hacia las Ubiñas
Hacia el Aramo
Hacia el Cordal de Peñamayor

Hacia la Sierra del Crespón
Hacia Picos de Europa 

Picos con Mucho zoom

Zona de Peña Ten
Hacia el Retriñón
Hacia el Sur 

Hacia el Estorbín
La bajada la hacemos continuando hacia el Norte siguiendo un sendero que hay por las lomas, no tarda en meterse en una estrecha canga dónde va dando revueltas para salvar el desnivel y acaba introduciéndose en un pequeño hayedo. Es una zona muy pendiente así que hay que tener cuidado de no resbalar con la tierra del sendero.

Tramo inicial en la zona alta

Por el pequeño hayedo

Vista atrás del pequeño hayedo
Tras pasar el pequeño hayedo el sendero ya va en horizontal buscando la collada sobre la zona de la Boyica, donde se cambia la ladera de bajada hacia la zona de les Campes. En la collada es donde paramos a comer el bocadillo.

Vista atrás de la bajada desde Mea tomada desde la Boyica
El siguiente tramo es bajar hasta una cabaña alargada, protegida por una peña y que tiene en su cierre una pequeña fuente. Aquí el sendero vuelve a ser bastante horizontal, cortando la ladera de la peña y cambiando de cangas separadas por crestas rocosas. 

Panorámica desde la Collada de la Boyica
Zona de la Boyica
Bajando por los Palombos hacia Doñango
Tras este tramo en horizontal se llega a una nueva zona de bosque de hayas, muy pequeño y con una bajada bastante pendiente. En una zona estrecha entre grandes rocas había una portilla, pero ahora la han quitado y dejada pegada a la peña.

Vista atrás desde la Collada Doñango
Después de este corto tramo estrecho se alcanzan a ver las camperas de Doñango hacia donde hay que ir bajando siguiendo el sendero. No hay ya pérdida posible. En esta zona hay un árbol pegado a la pequeña que muestra el símbolo de los rebeldes en Star Wars. En la foto de arriba se puede intuir el símbolo.

La pista hacia Les Campes y por la que hay que seguir hacia la collada Pelúgano
Una vez en las camperas a la izquierda ya se ve la pista que viene de las Campas y por donde hay que continuar la ruta. Hay una fuente también en la pista hacia la izquierda, al lado de una manga ganadera. El agua fría se agradece cuando calienta el sol.

La pista y al fondo a la izquierda la Collada Pelúgano
La pista se hace larga al principio va en bajada, después en llano, y por último tiene un tramo de subida hasta el collado de Pelúgano, no es una pendiente fuerte pero con el cansancio acumulado se sube despacio.

Cabañas a las faldas de Peña Mea
Antes de la collada hay una fuente bastante grande, con incluso anillas para amarrar los caballos, y que tiene un pequeño hilo de agua. Pasada la collada hay otra fuente pero esta seca. Desde la collada se vuelven tener otra vez unas vistas excelentes de las montañas de Aller.

La collada Pelúgano

Vistas desde la collada
Ya sólo queda seguir la pista de la mañana para volver hasta Pelúgano y el barrocima. Este día fue el de las culebras y nos cruzamos con tres en el camino, una marrón y otra negra, no les hicimos nada.

Dos de las culebras que vimos hoy

Vista atras a Peña Mea
Los datos de la ruta recogidos por el GPS, incluyendo una larga parada para comer en la collada.