domingo, 27 de noviembre de 2016

De Villanueva al Planton [Santo Adriano]



Ruta de escapada express para una mañana invernal, subiendo al Plantón desde Villanueva. La idea para este día era ir a las cascadas de Buanga, pero al pasar por Trubia había una cerrada niebla y menos de 4º, así que seguimos hasta Villanueva para hacer una ruta alternativa y aprovechar la mañana.
La ruta sigue el recorrido de los senderos de largo recorrido, GR 101 del Camin Real de la Mesa, y el tramo 16 del GR 109 de la Asturias Interior. Ambos senderos tienen un tramo entre Villanueva y Linares, que sigue el recorrido realizado en esta escapada express.
La ruta no tiene dificultad, la pendiente no es excesiva, el camino está señalizado y son pistas anchas, y en los tramos más pendientes están hormigonadas, lo único es que algunos tramos hormigonados resbalan por la humedad y el barruzo que se forma. Hay fuente en Villanueva, en Castañedo y un poco antes del desvío hacia el Plantón.

Mapa del recorrido realizado
La ruta comienza en Villanueva, la capital del pequeño concejo de Santo Adriano. Hay alguna zona donde aparcar en el pueblo, y sino a la entrada por la zona de la ruta de las Xanas también hay un apartadero de la carretera donde aparcar.
Puente Medieval de Villanueva 
Para llegar al comienzo hay que cruzar el puente medieval de piedra, y al otro lado ya está la señalización de los dos senderos de gran recorrido. Hay que seguir la pista que va en dirección Norte hacia Castañedo del Monte.

Villanueva y al fondo la Hoya
El primer tramo de la ruta tiene una pendiente constante, que poco a poco hace que entremos en calor. Además al ser una recta continua parece que no se acaba nunca, cada recodo aparece un nuevo tramo en ascenso.
La ruta de las Xanas

Llegando a la zona de Folgueras
 Este tramo recto acaba en la zona de Folgueras, donde debe de haber una casa Rural, aquí el camino sigue subiendo, pero ya menos y se vuelve llano al entrar en un bosque de castaños. Una zona muy húmeda. Justo en la curva, a través de un claro se ve arriba el pueblo de Castañedo del Monte hasta el que hay que subir.
Castañedo del Monte
 El bosque está muy húmedo, es zona Norte y apenas entra la luz del Sol ahora en invierno.
Bosque de castaños y Hayas
 En el bosque hay un tramo de bajada incluso, donde el hormigón resbala bastante, y tras cruzar un arroyo se inicia el ascenso ya hacia Castañedo del Monte por la otra ladera. En este tramo hay árboles bastante viejos y gran porte.
El Arroyo a cruzar
Subiendo hacia Castañedo

Tras este nuevo tramo de subida se llega justo hasta debajo del pueblo de Castañedo, donde hay un jito que indica un atajo. Se ahorra un tramo, pero hay un perro en la finca de encima que no para de ladrar en todo el recorrido, y a veces está bastante cerca. Eso sí el atajo es un camino empedrado que debe de ser original. Después en la bajada para evitar el perro fuimos por la otra alternativa

Perra ladradora
 Una vez en el pueblo hay que seguir un tramo por la carretera que lleva hasta Linares. La carretera tiene una curva hormigonada en medio del pueblo, por lo que parece que no es la carretera, pero sí lo es, después vuelve a aparecer el asfalto.
Casas de Castañedo y detrás justamente el Plantón
 Seguimos por la carretera otros seiscientos metros hasta pasar la fuente de los Fileros, donde aparece un camino a la izquierda que lleva a la cumbre de esta modesta cima del Plantón.
Carretera a Linares
El camino y la portilla que llevan a la cima
 El camino después de la psita tiene una portilla que hay que abrir para entrar en una zona de prados y poder subir a la cima. Había algunas vacas, pero no tienen mastin ni otro perro que las cuide así que son bastante tranquilas.
Subiendo al Plantón
Buzón de cumbres del Plantón
 El Plantón tiene un vértice geodésico y un superbuzón del Grupo de Montaña Pozabal. Es una cumbre modesta con sus 750 metros, pero con unas estupendas vistas. La pena es que en invierno el sol está muy bajo, así que la zona en la que está apenas se ve nada. En este caso la zona del Aramo y de la Hoya no se veía nada, habría que esperar un par de horas a que el sol fuese avanzando, o ir a ver una puesta de Sol, cómo ponía en la tarjeta del buzón dejada por ADN Astur.
En la foto esférica se ve una aproximación al entorno.



En la cumbre hay varios Belenes de Cumbres, la verdad es que queda cerca de la carretera y esto facilita toda esta parafernalia, el más currado es el de la foto que inicia esta entrada, metálico y artesano. Debajo de una piedra hay dos juntos, uno detrás de otro, para este año van a tener que quitar alguno para que quepan las nuevas figuras.

Familia de belén de cumbres


Panorámica hacia Marabio y la Lloral

La zona del Urro en Belmonte
La zona del Pico Agudo o Courio entre Belmone y Salas 

Panorámica de Oviedo sin el Calatrava
Vistas hacia Castañedo del Monte y el Aramo


En la cumbre comemos y bebemos algo, y para abajo por el mismo camino que hay que ir a comer a casina.
Bajando en la zona de Folgueras
Último tramo de la recta que conduce a Villanueva
 Los datos recogidos por el GPS de la pequeña excursión. Se puede ampliar por arriba subiendo al Grandamíana techo del concejo de Santo Adriano, o yendo hacia las cascadas de Buanga y volviendo por la senda del Oso, o hasta Linares y después bajar por Proaza hasta la senda del Oso y retornar. Muchas alternativas ofrece la zona para rutas de día completo.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Pico Hibeo [Onis]


Ruta de montaña por el concejo de Onis con ascensión al pico Hibeo o Cabeza Juralisa. Viernes medio festivo y con previsión de buen tiempo, después de toda la semana lloviendo, así que busco una ruta fácil y me acuerdo del Hibeo, en el que había estado en Febrero de 2005, pero no me acordaba bien de por donde había subido, así que buscando encuentro que hay dos alternativas, o desde la vertiente de Ardisana (donde hay varios reportajes, pero también en wikiloc indican que ahora el sendero está tomado por la cotoya), o desde la vertiente de la Robellada y el Pedroso, que fue la que había hecho en su momento, y que me acordaba que era por pistas. Entonces intento seguir las indicaciones de Cienfuegos. Aunque hay días en qué te acabas metiendo entre las cotoyas sin querer, y este día fue uno de ellos, pero sarna con gusto no pica (y estas cotoyas no picaron tanto). La ruta no es muy larga y tiene un desnivel cómodo porque no se sube todo de frente sino que se alternan tramos de subida y bajada, el problema es que no hay senderos claros en el tramo de ascenso lo que hace la ruta un poco complicada, después en la bajada ya son pistas y no hay perdidas. El tramo de la cresta del Hibeo y la bajada tampoco fue por un buen sendero.


Mapa del recorrido
La ruta comienza en la Robellada y se puede aparcar al lado de una quesería en medio del pueblo, donde hay un pequeño aparcamiento para unos seis vehículos. En el aparcamiento hay una fuente de grifo, la única del recorrido con garantía sanitaria. Desde este aparcamiento hay dos carreteras, una a la izquierda que va hacia el Pedroso, otra a la derecha que va al otro barrio, y una pista que sube de frente, que es la que hay que tomar.

Punto de partida
 Por la pista se va subiendo con bastante pendiente, y se pasa al lado de unas cuadras. La pista esta hormigonada y no hay pérdida en el tramo inicial. Hasta llegar a una revuelta de 180º, donde hay una pista no hormigonada que sigue de frente, aquí me acordaba de que en el blog de Cienfuegos el iba por la vertiente contraria del primer cerro, y decía que por pista se podía ir por la vertiente de Onis, entonces decido continuar por la pista hormigonada, pero resulta que debe de haber otra pista más arriba.



La Robellada y los Picos Nevados empiezan a aparecer
  La pista hormigonada va por encima de unos prados y más o menos en llano, hasta llegar de nuevo a unas cuadras, donde empieza a bajar, pero en el mapa aparecía como que debía de seguir en llano rodeando este Canto Bostorreru. Pero el que hay pasa entre unos pinos, y llega hasta  los restos de unas casas y sigue bajando, de nuevo otro antiguo camino desaparecido. Detrás de los restos de la casa tomo un sendero que llega hasta una caseta de captación de aguas, y aquí tomo otro sendero que acaba en un antiguo prado tomado ahora por los folechos y las cotoyas.

Sendero a continuación de la caseta de captación de aguas
 Así que aquí ya empiezo a entrar en materia con los pinchos de las cotoyas. El antiguo prado tiene algún sendero de las vacas y caballos que intentan comer algo de lo que crece entre los folechos y los pinchos de la cotoya. Es un tramo corto, por el que hay que ir subiendo hasta llegar a la parte de arriba, donde ya hay pradera abierta y limpia, y hay un camino que seguir. Se llega a un collado, donde ya se puede ver lo que queda de camino

En la cresta de la Sierra del Hibeo, aún no se ve la cumbre
Una vez en el cresta ya sólo queda ir siguiendo el sendero que va superando las distintas lomas de esta Sierra. El sendero rodea zonas de cotoyas otra vez, así que de vez en cuando hay que seguir pinchándose.

Al fondo ya asoma el Hibeo entre el  Pico Tebia y el Cabeza Bustillo
 Por lo alto de esta sierra ya se tienen buenas vistas en todas direcciones, es un buen balcón hacía los Picos de Europa, la Cordillera  y la Sierra del Cuera.

El Cuera con la zona de Cabena Ubena y Peña Blanca
Vistas hacia la Cordillera y el Tiatordos

El Tiatordos con zoom 
Pico Tebia desde el Cabeza de Bustillo


Siguiendo por toda la Sierra hay que pasar por el Pico Tebia, y aquí de nuevo en la bajada desde la collada anterior no escojo bien y toca atravesar una zona de Cotoyas, después ya una vez alcanzado el collado no hay problemas porque vuelve a aparecer el sendero.
Los picos desde el bosque de Pinos en la zona media del ascenso a Tebia
En el pico Tebia hago una foto esférica que está aquí debajo, donde se puede disfrutar de esta zona, y de un día tan claro como este. La pena es que el sol esta bajo y no hay contraste suficiente hacia la zona de Picos.



Macizo Occidental de Picos o del Cornión 
El Cuera
El Hibeo y la pista de bajada

Siguiente etapa de la ruta Vega y Brañas del Hibeo


Desde el Pico Tebia se puede subir de frente al pico Hibeo, pero la ruta de Cienfuegos iba por viejas brañas y majada, así que para allá me voy. De nuevo para llegar hasta la vega hay que atravesar otro inmenso Cotoyal. Las cotoyas llegan hasta la cintura en algunos tramos, y los caballos no las atraviesan mucho, así que hay poco sendero, hay que ir buscando las mejores opciones para atravesar y llegar a la vega.

Llegando a la parte Baja hay que ir hacia la derecha
 La zona esta bastante encharcada, y hay algunas lagunas, que rodear. Es increíble como toda esta zona es un inmenso Jou y el agua tiene que filtrarse por la roca para salir hacia el valle de Ilcedo. El sendero en la zona de pradera es bastante claro, las vacas lo han marcado bastante y ahora esta bastante embarrado, además de ese barro capa superficial que es muy resbaloso. Pero con cuidado se pasa con facilidad, y se va ascendiendo poco a poco por el valle arriba hasta la braña del Ablanu.

Braña del Ablanu y cabaña de don Diego con vistas hacia Peña Blanca
 En la braña del Ablanu hay una cabaña conservada y un prado rodeado de muro de piedra, y un poco más abajo hay otra cabaña ya en estado ruinoso.

La otra cabaña de la braña del Ablanu
Para continuar hay que pasar por encima del prado y detrás de la muria, donde hay un camino que va hasta la siguiente cabaña, también caída, pero con un prado todavía bien conservado sin folechos.
Braña del Ablanu y a la izquierda la otra cabaña

La siguiente cabaña entre los árboles y detrás el Hibeo
 Desde esta sierra ya se tienen vistas hacia la zona de Llanes.

Vistas hacia la zona de Llanes y la Malatería
 El sendero va por la cresta de la sierra, con continuos subes y bajas, y pasa de nuevo al lado de otra cabaña mejor conservada, por lo menos con el techo arreglado.

Otra de las cabañas
Acercandose a la zona de Jous en el ascenso final al Hibeo o Cabeza Juralisa
Mirando atrás las brañas recorridas
El último tramo de ascenso al Hibeo transcurre por zonas con pequeños jous y roca caliza rota. Es una zona caótica donde no hay camino claro, los animales lo tienen recorrido entero y los senderos se entrecruzan bastante, así que hay que ir por donde mejor se pueda y buscando los mejores pasos. Uno de los jous es mejor pasarlo, a mi entender por la izquierda y después seguir por la izquierda para el ataque a la primera cumbre del Hibeo. En esta zona había un buitre posado oteando la vega.

Buitre en la falda del Hibeu
Primera cumbre del Hibeo al fondo la segunda


Por un sendero bastante marcado se llega hasta la primera cumbre del Hibeo, de nuevo unas vistas explendidas, en invierno y después de varios días lloviendo la atmósfera está clara y limpia.
Panorámica hacia el macizo del Cornión

Panorámica hacia los macizos de Ándara y los Urrieles

Para llegar a la cumbre principal se va al principio por la cresta y después se va un poco por la derecha. La cresta es cómoda, aunque puede dar algo de impresión. Debajo la foto esférica desde la cumbre principal. De nuevo las vistas impresionantes, y mejorando hacia la zona de Picos al cambiar la posición del Sol.


Panorámica hacia el Valle y donde se ve parte del recorrido realizado, y de la pista de bajada

Vistas hacia la zona de Llanes

Lo que queda por recorrer de la Sierra del Hibeo

El Sueve


La zona del Mofrecho y el Joyadongo

El Urriello ahora con mejor luz

 En la ruta de Cienfuegos sigue por la sierra del Hibeo, pero en la siguiente pica había un grupo de ovejas, y es de esperar que hubiese también mastines así que como no tenía ganas de encontrarlos, bajo de frente hasta la zona de la laguna artificial donde comienza la pista que lleva hasta la Robellada.
La bajada
 La bajada escojo una zona muy herbosa, con unas hierbas larguísimas y que se veía que algo o alguien había pasado recientemente. La hierba no permite ver donde se pone el pie, así que es peligroso bajar, pero permite deslizar sentado sobre ella con lo cual se minimiza el riesgo, aunque no sea muy ortodoxo.

La laguna
 En la laguna para acumular agua y emplearla en dos abrevaderos más abajo, uno a los pocos metros y otro al lado del vallado que hay en el collado. La pista es cómoda y se recorre con facilidad, no tiene pérdida sólo hay que seguirla hasta el final y llegar a la carretera.

El Valle del Hibeo

Tramo de pista con el Cabeza de Bustillo

Los datos recogidos por el GPS del recorrido realizado.