domingo, 27 de julio de 2014

El camín encantau [Llanes]



El Camin Encantau es una ruta para hacer con la familia en Llanes. Es una ruta cómoda de caminar, con un paisaje en algunas zonas bonito y natural, al que le han añadido las figuras mitológicas para darle un plus a la ruta. La ruta esta señalizada con pequeños postes y no tiene perdidas, en casi todos los desvíos hay indicación.

Lo único un poco negativo es la vuelta, que hay que hacerla por carretera durante un par de kilométros, y aunque no haya mucho tráfico no es agradable.
La información oficial de la ruta:

http://www.llanes.com/naturaleza/cam%C3%ADn-encant%C3%A1u

La ruta comienza en La venta, que está en la carretera AS115 entre Posada de Llanes y el Alto de Ortiguero.

Hay un aparcamiento para los que realizan la ruta donde dejar el coche al lado del aparcamiento del bar. En el aparcamiento está el cartel de la ruta, y la primera escultura, titulada Reuníón de Trasgos.



Reunión de Trasgos

Reunión de Trasgos
Desde el aparcamiento, la siguiente figura se encuentra en la bolera, y no podía ser otra cosa que un jugador de bolos a tamaño natural.

El jugador de bolos
Hay que volver a cruzar la carretera y seguir por entre las casas, cruzando un puente para coger un camino al lado del río. Este camino hace un arco que nos permite no ir caminando por la carretera. Al terminar se cruza la carretera y se continua por un camino en ascenso, es la subida más fuerte de la ruta así que tomarla con tranquilidad.



Hacia la mitad de la subida hay un cartel indicador de la actividad de la nave que se ve en la parte de abajo del valle, una tejera, y la labor de los tejeros que iban haciendo tejas por toda Asturias.

Al acabar la subida, y enfrente de un par de casas se encuentra la tercera figura, el Sumiciu, el duende que hace que se nos pierdan las cosas. La figura esta apolillada y se le ha roto la base. tienen que hacerle algo de mantenimiento.

El Sumiciu



Desde aquí en Gomezán, el camino se introduce en un bosque de eucaliptos, y transcurre más o menos en llano hasta el siguiente cartel.


Entre la niebla el Mofrechu detrás de la casa
Es un cartel donde se muestran las cumbres de la zona, pero como había niebla no era posible ver las cimas de las montañas.

Después viene un tramo de bajada hasta llegar al hombre del saco.

El hombre del Saco
El hombre del saco se encuentra a la entrada del pueblo de la Malateria, que como su nombre indica fue en sus orígenes un hospital para los malatos, los enfermos de lepra. Enfrente de la figura se encuentra la iglesia y una fuente que no tiene agua.



Desde la Maleteria se continua un tramo por carretera entre fincas de maizales hasta que se toma una senda que sale a la izquierda. Este camino se introduce en un bosque bastante bonito y salvaje, donde llegamos a ver una garduña en medio del camino, pero no dio tiempo a sacar la foto.

En medio del bosque se encuentra el Pataricu: "Puede que solo tenga un ojo, pero te llevo vigilando desde que llegaste. Dicen que me alimento de niños pero es mentira, sólo el día de mi cumpleaños. ¿Adivinas que día es hoy?"

El Pataricu
Un poco más arriba del Pataricu, y casi saliendo del bosque está la figura del Diañu Burlón: "Soy el Diañu Burlón y nunca podrás atraparme. Ni los romanos pudieron, y esos si que eran listos, no como tú. Puedo cambiar de forma y engañarte para que hagas lo que yo quiera. ¡Ay!, que tontos sois los humanos"

El Diañu Burlón
 Desde esta figura el camino comienza a descender hacia Villanueva, donde se encuentra el Nuberu: "Soy el Nuberu. Yo mando sobre la lluvia y los vientos. El relámpago es mi látigo y el trueno mi voz.  Quieres llegar seco al final de tu camino? Pues respeta la naturaleza o tendré que enfadarme".


El  Nuberu
Desde Villanueva se va hasta Palacio, y en el camino hay una iglesia muy grande del siglo XIII, la Iglesia de Santa Eulalia de Ardisana y un cementerio también de grandes dimensiones.

Santa Eulalia de Ardisana
Antes de llegar a Palacio, hay una casona en reconstrucción, en la que de momento están puestas las piedras de las puertas y ventanas que han debido traer de otros sitios, porque están todas numeradas para formar los arcos y dinteles.


Casona en Palacio
En el medio del pueblo de Palacio se encuentra el segador al lado de la fuente. El segador está clavuñando: "Aquí hasta las guadañas están vivas. Y si no cuidas de ellas, ellas dejan de ayudarte".
El Segador clavuñando
Desde este barrio-pueblo se continua el camino y se pasa por delante de una nueva figura en una casa rural, "El tio Pachu". Esta figura no está dentro de las que se incluyen en la ruta, pero es del mismo tipo, aunque tiene partes en piedra también.
El tio Pachu
El camino aquí hace un bucle para llegar a Ardisana donde está la figura del Cuelebre al lado del bar, donde muy cucos ya indican que es la mitad de la ruta para que te animes a comer o tomar algo. Más o menos es mitad de camino porque han pasado 6km, y a nosotros nos salieron 12 km en total.

El Cuelebre
 "Soy el cuélebre. La serpiente alada que cuida tesoros y princesas. ¿Quieres llevarte el tesoro o a la princesa? Puedes intentarlo, pero ya me he comido a muchos valientes como tú en los últimos tres mil años".

El camino pasa por un área recreativa con vistas a la montaña, antes de retornar hacia la zona del barrio de Palacio, por el que se inicia el último tramo de bajada.
Area recreativa
En el camino se encuentra la lavandera: "Si me ves es que las malas noticias no tardarán en llegar. Hoy seré buena contigo, pero si otra vez me oyes cantar mientras lavo la ropa mejor echa a correr"
La Lavandera

Detalle de las arrugas en la cara
Todas las figuras están muy conseguidas, pero esta en especial tiene muchos detalles en la cara, con muchas arrugas.

En el camino de descenso también hay una cruz, donde hacían parada los entierros que subían hasta la iglesia de Santa Eulalia, para descansar y rezar por el difunto.



El camino debía de estar empedrado, pero se ha perdido parte de la capa, lo que hace que se ande mejor sino hay barro.



Un poco más abajo está el Busgoso: "Soy el Busgosu. Amo y señor de los bosques. Soy tan viejo como el musgo y tan astuto como el zorro. Espanto a los cazadores que quieren matar a las criaturas que aquí habitan, y si te pierdes te ayudaré a salir del bosques. Eso, si te has portado bien con él. ¿Lo has hecho?". 
En la mano lleva una escopeta rota con la que golpea a los cazadores.
El Busgosu
Antes de llegar a la carretera, ya en Riocaliente esta la escultura de la Manona: "Que se detengan los que no respetan la naturaleza ni sus leyes. Que continúen su camino los que aún creen en mundos ocultos y seres mágicos".
La Manona
Para encontrar la siguiente figura hay que cruzar el puente y llegar al centro de Riocaliente, en la zona de los horreos.

Puente de Riocaliente
La última figura es la de la Castañera: "¿Habéis disfrutado de la ruta? Os vendrían bien unas reconfortantes castañas, ¿verdad? Y a mí no ser de madera, no te digo".
La castañera
Desde Riocaliente hay que volver por la carretera hasta el aparcamiento de Las Ventas, pasando por las capillas y ermitas que hay en el camino.
Capilla en Riocaliente

Ermita de San Miguel



Los datos y el track de la ruta. Nos salen más de los 9 km que indica el cartel oficial. El tiempo incluye las paradas que hicimos, con niños sería superior.

sábado, 26 de julio de 2014

PR.AS.-151 Los colores del Valle Oscuru [Llanes]

Ruta de senderismo por el concejo de LLanes, para hacer en familia. No esta dentro de los senderos PR del principado, pero podría estarlo, porque esta bien señalizada y hay pocas posibilidades de perderse. El folleto oficial de la ruta se puede ver en:


El terreno mayoritario de toda la ruta es carretera asfaltada, aunque con muy poco tráfico, la ruta esta pensada para comer por el camino en alguno de los bares de la zona, o para hacerla antes de comer. La ruta discurre por el valle de Carranzo, visitando casi todos los pueblos. Se comienza en Tresgrandas, donde hay un aparcamiento bastante grande (deben de caber más de  50 coches en tres niveles). El aparcamiento está a la entrada del pueblo, y en el mismo está el cartel de la ruta, con el primer dibujo de Julio Rey.

Cartel de Inicio de Ruta en Tresgrandas
Se atraviesa el pueblo por la carretera más o menos en llano, y siguiendo las señales en acero corten, que han debido de costar bastante dinero, y hay bastantes. Por carretera secundaria, no la principal se llega hasta Santa Eulalia. Este día había nieblas que cubrían toda la zona del Cuera, así que no se veían las cumbres de la zona.

Saliendo de Tresgranda

Entrando en Santa Eulalia
En Santa Eulalia se pasa a la entrada al lado de una fuente pública de agua tratada, y hay que subir hasta la iglesia, que se ve en la parte de arriba. En Santa Eulalia a la entrada también hay una bolera.

Iglesia de Santa Eulalia
 En la parte de abajo de la Iglesia se encuentra el segundo dibujo de J.Rey, relativo en este caso a los Indianos. En este valle hay grandes casas, algunas en mal estado, construidas por Indianos retornados.

Los Indianos
Desde la Iglesia, por la parte de atrás comienza un camino de subida, dejamos ahora la carretera y subimos por un camino empedrado al principio, y de tierra después. Esta es la mayor subida de toda la ruta, aunque es cómoda y bastante a la sombra de un bosque de eucaliptos y algunos arboles autoctonos, el camino atraviesa una carretera y sigue subiendo hasta la meseta superior, la sierra plana, una zona llana por la que transcurre una pista ancha.

La Sierra Plana
 En esta sierra plana se encuentra el tercer cartel, dedicado al ídolo de  Peña Tú. Continuando por la sierra se llega a un camino de desvio hacia el siguiente pueblo. Este camino de bajada estaba un poco más tomado por la vegetación, pero se pasa bastante bien, aún no lo había limpiado.

Ídolo de Peña Tú
 Por el camino se baja hasta la capilla de la Inmaculada en Pie de la Sierra. Desde aquí se atraviesa el pueblo de Pie de la Sierra y se va hasta el pueblo de Cereceu, por un camino asfaltado con poco tráfico.

Capilla de Pie de la Sierra

La Inmaculada
En Cereceu pasamos al lado de los Silos que son muy habituales en esta zona, casi todas las casonas tienen un par de silos de buen tamaño para almacenar en su momento la hierba, ahora con las bolas ya no se necesita.

Silos en Cereceu

 Desde cereceu hay un desvío hacia lo que llaman un mirador de la sierra del Cuera, en realidad se aprovecha un pequeño altozano para poner un cartel con las cumbres de la zona.


El Cuera
El día no era muy bueno para poder ver las montañas de la zona, no hace falta desviarse mucho son solo 50 metros, aunque durante todo el camino ya se ven las montañas.

Desde Cereceu se va por carretera hasta el pueblo de  la Borbolla, esta carretera ya tiene un poco más de tráfico. En la Borbolla vuelve a haber varios bares y restaurantes para comer, así como una fuente

La Borbolla

Atravesando el pueblo iniciamos una nueva subida, ahora el camino ya vuelve a ser más cómodo de tierra, y se llega hasta el palacio de los Noriega-Borbolla, que ahora está bastante abandonado, aunque conserva los dos blasones. En la esquina se encuentra un nuevo cartel, dedicado a los Palacios de la zona



Cartel de los Palacios
Desde esta zona el camino se vuelve más natural, y comienza la mejor parte de la ruta. El cartel indicador está movido, y hay tres caminos. En nuestro caso apuntaba hacia abajo por un camino más cerrado y empedrado, entre murias y por un bosque. Tiene pinta de que cuando hay barro se va por el camino de la izquierda, al lado del palacio que es más ancho e igual más largo.
Por el camino que bajamos, llegamos a un camino más ancho por el que luego tendremos que volver, es el ramal que se dirige hacia el nacimiento del río la Cabra. En poco tiempo se llega hasta un molino restaurado para vivienda, en el que se conserva el banzao y el canal principal, aunque ya no queda nada del rodete.
En esta zona también hay una laguna bastante grande.


El molino
 Siguiendo por el camino por la parte de atrás del molino, se llega a un puente donde hay otro cartel dedicado a los Ingenios Hidráulicos.

Los Ingenios Hidráulicos

El puente y el río la Cabra
 Cruzando el puente y siguiendo por el sendero se pasa al lado de otro par de molinos, todos ellos en estado de ruina, pero de los que aún se ven las piedras de moler. Esta zona es bastante resbaladiza, y termina en el nacimiento del río Cabra. El río surge de una pequeña cueva, y se encuentra canalizado para aprovecharlo en los molinos aguas abajo,

Cueva del Nacimiento del Rio Cabra
Desde la cueva hay que deshacer el camino hasta el molino, volver a ascender por el camino y seguir por el otro ramal del camino hasta llegar al cartel del desvío. Por eso digo que debe de haber un cartel movible, que deben de mover dependiendo del barro, si no hay el atajo, y si lo hay un camino un poco más largo.


Cartel Indicador
 Desde el cartel indicador del desvío al nacimiento del rio, continuamos la senda en un camino en suave descenso otra vez hasta el río, que se sobrepasa por un puente de piedra. Esta es la parte más bonita de la ruta, discurre al lado del río, por un bosque de rivera y algunos prados. También hay que cruzar algún cauce de arroyo bastante resbaladizos, hay que ir con cuidado.

Puente de piedra

Río la Cabra
 En medio de un claro del bosque había una cocinita de juguete abandonada, cosa bastante curiosa, porque no hay casas cercanas, pero bueno.
Barbacoa
 Desde el bosque el camino sigue rodeando una finca con una muria de piedra de varios metros, mucho se trabajaba antiguamente para separar las fincas. Siguiendo por el camino se llega a un desvío, el camino se divide en un ramal a la derecha y otro a la izquierda, justo enfrente de un silo que hay entre los árboles.

Silo donde hay el desvío
El camino correcto es el de la izquierda, que enseguida pasa por las casas de Ulpiones y se coge la carretera, ahora ya todo será asfalto hasta llegar de nuevo hasta el coche. Se pasa por la Campona, y cerca del Estajal, donde hay unas vistas bastante buenas del valle.

Boquerizu
Por la iglesia de Boquerizu no se llega a pasar, se va por otra carretera que pasa por una casa cercana en un altozano. En muchos cruces de la carretera no hay marcas de la ruta, pero continuando por la carretera por la que se va no hay perdida, las señales aquí están más separadas.

Hay un desvío indicado hacia el Molino del Redondal, por un camino de bajada hormigonada. El molino es una casa particular, o eso parece y tampoco aporta demasiado a la ruta, con los molinos del nacimiento del río Cabra es suficiente. Además si hace calor el hormigón se hace largo en la vuelta.

Molino del Redondal
 Desde el desvío al molino, el camino continua en descenso y se pasa por el barrio de Parrade, donde vuelve a haber unos silos de grandes dimensiones.
Silo de 3 habitaciones
 En el punto más bajo de la carretera se encuentra el último cartel de la ruta, dedicado a la fauna de la zona, y con un dibujo de un buitre y una nutria. Desde aquí hay que subir por la carretera hasta el aparcamiento de Tresgrandas.
La Fauna del Valle Oscuru

Iglesia de Tresgrandas
Los datos de la ruta según el gps del movil son un poco diferentes de los oficiales, que indican una longitud de 13 km, a nosotros casi nos salen 17 km.