domingo, 11 de diciembre de 2016

Peña Salón [Ponga]


El Carria desde la collada Nochendi 
Ruta de montaña en Ponga con ascensión a Peña Salón desde la carretera a los Beyos. El  primer tramo de subida por la llamada Senda del Cartero a Biamón, collado Nochendi, el Toyu y la cumbre, y después la bajada sin meterse en complicaciones, por el  camin del Llaciu a Casielles y después por la senda de la Verganza hasta la carretera, y vuelta al principio. Ruta exigente por el desnivel constante y bastante fuerte, un tramo complicado al comienzo y en el Toyu, y el resto por caminos y pistas bastante cómodas. Yo tengo algo de vértigo y no me atreví a meterme en el sedo vibolines, así que busqué esta alternativa más sencilla y cómoda, que encontré en la web de J.F. Camina, aunque ellos evitan también el Toyu, pero el único habitante de Biamon me dijo que estaba muy tomado por maleza y que sería malo pasar, que mejor por el Toyu.

Mapa del recorrido realizado
La ruta comienza en la carretera de los Beyos, un poco más adelante del puente Vidosa, y para aparcar el coche se puede intentar en alguno de los apartaderos que hay en la carretera entre puente Vidosa y puente Huera. Casi al lado del inicio de la senda del cartero hay uno para tres coches, y otros cien metros más allá otro. Casi es recomendable dejarlo más cerca de la bajada, que del comienzo para calentar un poco antes de empezar a subir, porque la subida es fuerte.

Inicio de la Senda del Cartero
El tramo inicial es por una pedrera, muy pendiente, en pocos tiempo se sube bastante, hay que ir con cuidado de no resbalar porque también tiene caídas grandes. Hay marcas del PR cada poco, y el sendero es evidente con varias zetas para reducir la pendiente.

La pedrera de subida
La pedrera parece inmensa y muy larga, pero no hay que subirla toda, al poco de empezar ya sale un sendero a la izquierda con una cadena, aunque no se necesita para nada la cadena. Una vez pasado este punto, el camino es más suave y con menos peligros de caídas.

El tramo de cadenas
Tras pasar el tramo de cadenas se llega a una zona ya menos inclinada, y con más hierba, donde el sendero avanza como en diagonal, atravesando diversos canales y canchales de piedra. 
Subiendo a Biamón
El desfiladero desde la subida
La parte final es en una loma donde el camino realiza varias zetas para superar el desnivel, y alcanzar una loma desde la que ya se ve Biamón. En Biamón sólo vive un paisano, y estaba este día con la hormigonera haciendo algo de mantenimiento en su casa. Tiene varias casas, y algunas bastante grandes. Es una pena que se abandonen los pueblos, y más ahora que ya tiene acceso rodado, no como antes. Me contó que había bajado un argayo y casi se lleva la casa por delante y ahora seguía reparando desperfectos.
Biamón
Tras parar un rato a charlar con el paisanin toca seguir camino, que los días de Diciembre son cortos, y para ello hay que atravesar el pueblo y coger el camino, ahora sendero, que sube a Nochendi.
Casas cayendo de Biamón
El camino-sendero tiene de nuevo una pendiente constante, que va desgastando las fuerzas. A tramós el camino está empedrado, y como las hojas caídas tapan las piedras pues el caminar se hace fatigoso, con continuos resbalones y tropiezos bajo las hojas.

Subiendo a Nochendi

El último tramo hay un jito que te saca del camino, creo que es para evitar alguna zona de barro y maleza, y te mete para el prao que esta más limpio. Por el prao se sube haciendo zetas por donde mejor se pueda hasta llegar a la collada, y pasar varias cabañas derruidas. Esta braña de Nochendi debía de ser grande, para los canones de esta zona donde no hay casi nada llano.


La cabaña de referencia de la collada Nochendi
El Carriá desde la Collada


La collada es un sitio muy bonito y dónde se podría estar un rato largo disfrutando de las vistas, cosa que iba a hacer y parar a comer algo en la collada, pero en cuanto me vieron abrir la mochila todas las vacas vinieron a por mi a rodearme, estaban buscando sal, así que a recoger y seguir camino. No se puede abrir la mochila cerca de vacas. El camino borde una finca por la izquierda entre árboles, y es de nuevo bastante evidente. Después ya entra entre urcias y es más claro por donde hay que progresar.

La collada Nochendi
El sendero va bastante en llano y pasa por debajo de una zona con una especie de Menhir para cambiar de valle y dar vistas hacia la zona de Viegu. Aquí el camino vuelve a meterse en un pequeño hayedo, pero muy bonito. Tenía todas las hojas tiñendo de rojo el suelo, y había varias hayas viejas y caídas. De hecho hay que pasar por debajo de una de ellas, con las raíces hacia arriba.

El Hayedo
Tras salir del pequeño hayedo se llega a un a meseta-mirador, desde la que ver Viegu y el Tiatordos. Aquí el camino desaparece, hay que atravesar la cueva del Toyu, o seguir monte arriba, entre toxos, urcias y brezo.

El Tiatordos, Campigüeños y la Llambría


El camino se interna bajando por una zona escalonada en la cueva del Toyu, para salir por la parte de abajo a una zona herbosa.
Atravesando la cueva del toyu (Abajo dcha, la entrada, arriba la cueva, debajo izda la salida)
La salida de la cueva impone un poco porque hay cierta caída y es un repisa-pasillito estrecho. No hay grandes riesgos porque la repisa-pasillo tiene el "peralte" bien y no te empuja hacia afuera, hay también zonas para agarrarse con las manos, y disminuye bastante la sensación de vacío.

La zona de la Cueva del Toyu y después las húmedas praderas
Tras atravesar la cueva el camino va por unas zonas de praderas hasta un collado, donde ya entramos en la zona soleada y empezamos a rodear los paredones de Peña Salón. Desde aquí habría que ir hasta la collada Baxenu, pero por la posición del sol no se podía sacar fotos. Aunque el sendero que hay va por encima de la collada, y así no se pierde cota.
Viegu, El Pierzu, el Sendero y la collada
Rodeando Peña Salón


Tras rodear los paredones de Peña Salón, queda el último tramo debajo de un tendido de baja tensión, el cual deben de estar poniendo todavía o acaban de poner, y que va por la brecha de subida.

La brecha de subida
El sendero enlaza con uno más ancho y que lleva hasta la brecha de subida, unas revueltas armadas con muros de piedra. Este camino debía de ser importante, y comunicaba Víboli con Casielles y Biamón sin exponerse a grandes caídas. La pista sigue después de la brecha hacia abajo, camino que seguiremos más tarde. Desde la brecha, por sendero más estrecho se llega en pocos metros a la cumbre, con grandes vistas.
Buzón de cumbre y debajo Víboli
La foto esférica de cima, bastante clara, y un día bueno, vistas excelentes.



La zona del Pierzu, Carria y Amieva con el Priniello
La zona de Picos, con Beza, Canto Cabronero y Valdepino
El Niajo detrás, y delante Peña Salón y Sen de los Mulos
El Recuenco



El Tiatordos
Después de comer y disfrutar de las vistas, toca marcharse, y para bajar y evitar el sedo Vibolines, que no sé como es, pero cómo es expuesto y tengo algo de vértigo, no quiero quedar bloqueado en medio del sendero, que ni palante ni patrás, pues mejor bajar por el Llaciu.
El Camín del Llaciu
El camín del Llaciu lo han reparado para pasar la línea de baja tensión y colocar las torres, con lo cual está perfecto, limpio y sin barro, y en muy poco tiempo se llega a Casielles.
El Camín del Llaciú desde abajo
Encima de Casielles y la carretera de las curvas


La pista lleva hasta la iglesia de Casielles, con un desnivel cómodo para bajar, una pena que la zona haya quemado hace poco y no queden más árboles.

Iglesia de Casielles
Desde Casielles hay que seguir por el camino que va a Biamón, y en un momento dado que hay una pista hormigonada que baja hacia una casa, coger el siguiente camino, porque la bajada por el sendero de la Verganza pasa justo por esta casa, que han empezado a rehabilitar y le han hormigonado la entrada.

Camino que va por encima de la casa de referencia, pero hay que bajar justo hasta la esquina de la casa
En la esquina de la casa, al lado de un depósito verde, no se si de agua o de gasoil, empiezan las marcas del PR que une la senda del Cartero y esta senda de la Verganza, Así que sólo queda seguir las marcas del PR primero por el bosque, y pasando por las casas abandonadas de Caviella
Casas de Caviella

Casa con corredor
En la zona de Caviella hay varios restos de casas y cabañas que aparecen en medio del bosque, debía de ser un pueblo también importante, pero abandonado al no contar con un acceso adecuado, y tampoco disponer de terrenos apropiados para el ganado. Hace cien años, si que se podría vivir aquí, con muchas penurias pero ahora resultaría demasiado duro.
Más Cavielles
Para atravesar la zona de Caviella y el bosque, hay que ir con cuidado porque las marcas de pintura a veces están un poco a traición, ya que lo marcarón dos veces y hay caminos como alternativos, como que aparece una X y veinte metros más allá las dos rayas de continuidad del camino. Tras este tramo ya se llega al desfiladero de los Beyos, y una zona despejada donde pastan algunas vacas, y por los que hay que ir bajando en sucesivas zetas hasta la carretera.
Bajando hacia la carretera, al fondo Puente Huera, dónde no se llega
La bajada tiene piedras grandes algunas de las cuales se mueven, así que no fiarse en la bajada. También se pasa algún pedrero, pero no impresiona tanto como en la senda del cartero.
El desfiladero

Salida a la carretera
Una vez alcanzada la carretera toca ponerse el chaleco reflectante para el kilómetro que queda hasta el coche, además este tramo tiene alguna pared importante de donde pueden caer piedras, así que también igual habría que llevar casco.

Los datos de la bonita ruta, dura por el desnivel y la pendiente.