sábado, 28 de diciembre de 2019

Curuchu Braña [Lena]

Ruta de senderismo por el Cordal de los Llanos de Somerón en Lena. Pongo de senderismo, porque el recorrido siempre es por pista, o senderos amplios, no tiene complicaciones con el terreno, sólo con el desnivel y la distancia recorrida, y tampoco son excesivos. Así que es una ruta cómoda, pero muy vistosa, este cordal tiene buenas vistas a ambos lados, pero sobre todo hacia la zona de las Ubiñas que quedan muy cerca.
La ruta no está señalizada, pero no tiene grandes problemas de orientación, hay pocos cruces y estando atentos se recorre fácilmente. Hay algunas fuentes durante el recorrido, pero mejor llevar agua suficiente. También nos encontramos mastines cuidando unas cabras, hay que tratar de no molestarlos demasiado porque son bastante territoriales.


Mapa del recorrido
La ruta comienza en Llanos de Somerón un pueblo en el valle de Pajares, al que se accede desde Puente los Fierros por una carretera que ahora están arreglando. Nosotros íbamos con neumáticos de invierno y acabamos con una funda en la rueda de un par de centímetros de piedra, grava y brea. Tardó unos cuantos kilómetros en desprenderse. A la entrada del pueblo han habilitado un aparcamiento bastante amplio.

Iglesia y Texo en Llanos de Somerón
Curiosidades del clima, en la zona de Puente los Fierros había cero grados, y aquí arriba en Llanos la temperatura era de 12 grados, un gran cambio y agradable para empezar a andar. Hay que tomar la pista que sale del pueblo más o menos en llano, y que conicide con el GR-100. Así que toca buscar las marcas blancas y rojas, pero no hay mucho problema.

Vista atrás de Llanos de Somerón
La pista tiene unas señales de camino cortado porque hay varios tramos con argayos, y los vehículos no pueden pasar, pero andando no hay problema de momento. Porque aquí hay efectos de las fuertes lluvias por todos lados. Las fuentes naturales y arroyos no paran de trabajar erosionando las fincas y montes.
Vista del valle a recorrer por la pista
Algunas de las surgencias de agua hacia la pista
La pista va más o menos en llano con algunas cuestas, pero nada importante. Encima del camino en una zona de rocas y árboles vimos una pareja de buitres esperando a que la temperatura fuese adecuada para iniciar la búsqueda de carroña. Estaban bastante tranquilos, hasta que pasamos por debajo que echaron a volar.

Buitres reposando
La pista continúa avanzando, y hay que evitar el desvío hacia San Miguel del Río que está señalizado con las marcas blancas y rojas del PR. Hay que seguir por el camino de la derecha, que sube un poco. Aquí en el desvío había otro pequeño argayo.

Continuando por el valle
Vista atrás a las casas de Llanos de Somerón
Cuando alcanzamos la zona del gaseoducto la pista empieza a ascender en una serie de zetas, aunque se puede seguir de frente por la traza del gaseoducto si se está fuerte. En esta zona también vimos una pareja de ciervos, pero no nos dio tiempo a fotografiarlos.

Pajares al otro lado del valle y el poste del Gaseoducto
La pista en subida
Esta zona del gaseoducto es donde se acumula más desnivel, así que hay que tomarlo con calma. Cómo ibamos bien, cuando llegamos al collado, y la bifurcación de la pista, tomamos por el ramal de la izquierda para recorrer un poco más de sierra, y poder ver las Ubiñas desde otra orientación.

Algunos restos de cabañas
Las Ubiñas detrás de las Fayas
Desde un collado por el que pasa un tendido de Alta Tensión, collado del Pando, se tienen unas vistas magníficas de las Ubiñas, estamos muy cerca de la zona de la Tesa, y detrás aparecen todas las cumbres del macizo. Según vayamos avanzando por la Sierra de los Llanos, ira cambiando la posición de las cumbres e irá tomando más protagonismo Peña Rueda, que desde aquí no se ve.

La Tesa y las Ubiñas
Zoom a las Ubiñas

Zoom a las Ubiñas II
Desde este collado del Pando retornamos para seguir la cuerda de la Sierra de los Llanos de Somerón por encima del Gasoducto, siguiendo los postes amarillos. Así que retornamos al collado, para seguir subiendo por la pista hasta lo alto de la Sierra.

Casi en lo alto de la Sierra entre las escobas el Gasoducto
Desde aquí ya se tienen unas vistas magníficas en todas direcciones, aunque hay que ir esquivando las escobas para poder admirarlas. No se puede hacer un 360º.

Zona del Cellón y debajo Pajares pueblo
La Sierra y al fondo la cordillera con la estación del Cuitu Negro
Parte de lo que queda por recorrer de la Sierra
El recorrido por la Sierra es un continuo sube y baja, con algunas subidas bastante fuertes, pero esta limpio y se recorre con facilidad y comodidad, no hay que esquivar nada, está de pasar motos y quads y desbrozan las escobas para mantener limpio el gasoducto.

Vistas hacia el puerto de Pajares y por detrás la zona de Peña Laza con la Carbona y la Calva
Una vista del valle de Pajares con alguna cabaña
Las vistas son muy buenas en todas direcciones, además por ejemplo hacia la zona de Ubiñas va cambiando porque cambia el ángulo, con lo que empieza a aparecer por un lado Peña Ubiña la Pequeña y por el otro lado Peña Rueda. Además se van alineando algunas cumbres, y después un poco más adelante se separan, con lo que siempre es una visión un poco diferente.

Finca cerrada con yeguas y detrás las Ubiñas
Hay también unas manchas de fayas de gran porte, que debían de tener unos colores espectaculares en otoño, como podeis ver en el reportaje de Lorenzo Sanchez Velazquez, que hizo una travesía por esta zona.

Las Fayas que rodean algunos tramos de la pista
Una de las subidas más fuertes es hasta el Pico Carril, desde el cerro anterior la subida parece una pared, pero al acercarse se va aflojando bastante la pendiente. Pero así a todo la pendiente va desgastando.

Al fondo Pico Carril
Otra vista de las Ubiñas
Brañavalera y por detrás la Sierra del Aramo empastada
En esta zona del Pico Carril hay un rebaño de cabras cuidado por un grupo de mastines que acojonan un poco cuando vienen ladrando. Nosotros los esperamos a que nos oliesen sin movernos demasiado, y después fuimos avanzando dándoles espacio y nos dejaron tranquilos.

Llanos de Somerón desde el Pico Carril
Uno de los mastines con collar de pinchos para los lobos
Más Ubiñas, pero es que llaman mucho la atención
Paramos a comer un tramo después de los mastines, antes de proseguir ruta con un tramo de bajada, antes de la subida final al Curuchu Braña en el extremo de la Sierra (extremo, pero todavía queda bastante hasta Campomanes que sería el final de la Sierra).

Tramo de bajada entre fayas
Curuchu Braña
El último repecho hasta el Curucho Braña es muy muy pendiente, sigue el trazado del Gasoducto que sube de frente a la pendiente, con lo que no es cómodo. En la bajada hay que ir con cuidado de no resbalar, porque sería una caída buena.

Cumbre del Curuchu Braña
Las vistas desde aquí magníficas, y además con un día claro como este más, cómo se puede ver en la foto esférica inferior, y después en las panorámicas.



Vistas hacia el Brañavalera
Pola de Lena, por detrás Monsacro y Llosorio las manchas moscas
Sierra del Ranero entre Espines y la Róbliga
Zona de la Carisa 
Otro tramo de la Carisa hasta el Tres Concejos y después tramo hasta el Cellón
Hacia la Cordillera
Hacia la Tesa y la Mesa
Hacia Ubiñas
Camperas en la bajada
La bajada por el mismo sitio un tramo, primero la zona casi vertical hasta las camperas, donde hay unas estructuras como para barracas de fiesta, y después por la pista hasta un cruce de caminos, donde arranca la pista que baja hacia llanos de Somerón por la izquierda. Es campera y no hay muchas marcas de rodadas, pero hay pista para bajar. En el track que llevabamos lo habían hecho en sentido contrario y subido por un sendero mucho peor que esta pista.

Desde la pista afloramiento rocoso en las laderas del Curucho Braña
La pista baja cómodamente entre robles, con algunas ramas caídas pero sin problemas, está bien conservada.

Bajando por la pista entre el bosque
Ya se ven las casas de Llanos de Somerón
Hay algunos cruces, pero es bastante evidente la dirección que hay que seguir para llegar a Llanos aunque no esté señalizado. Esta zona es Norte y en esta época del año no da el sol, con lo que está muy frío, perduran neveros y los prados están xelados. También hay zonas donde los arroyos están tomando la pista por el exceso de agua, y forman pequeñas cascadas al lado del camino.

Una de las cascadas al lado del camino formada por un pequeño arroyo
Llanos de Somerón
En Llanos espera el coche, tras una buena caminata, por una ruta muy vistosa. Debajo los datos del GPS.


viernes, 27 de diciembre de 2019

Jorovitaya y Alto Teyadera [Ribadesella]

Ruta de montaña por la Sierra de Cueva Negra, subiendo al Alto de Teyadera y el Jorovitaya desde Santianes del Agua. Ruta de media jornada, corta pero con bastante desnivel acumulado, combina zonas de pista para la aproximación, y después senderos para el ascenso a las cumbres, pero sin demasiadas complicaciones. Los senderos pasan por zonas con toxos, así que se pueden cerrar en otras épocas del año, no está señalizada la ruta y no hay tampoco muchos jitos, pero más o menos van apareciendo los senderos. No hay fuentes durante el recorrido, así que hay que llevar agua suficiente. La Sierra de Cueva Negra esta pegada a la costa, así que tiene unas vistas de toda la costa desde Lastres hasta Unquera y más allá, y hacia el Sur se pueden ver Picos de Europa, y el Sueve, porque las cumbres del Mofrecho y Joyadongu limitan un poco las vistas. El sol bajo también dificulta un poco distinguir los picos, pero así a es una sierra muy agradecida.

Mapa del recorrido

La ruta comienza en Santianes del Agua, al lado de Ribadesella, se puede aparcar el coche al lado de la iglesia, o buscar sitio dentro del pueblo, pero no hay demasiado, hay varias casas rurales y el aparcamiento es para clientes, y en otras zonas hay maquinaria agrícola.


Santianes al otro lado de la carretera Ribadesella-Arriondas
Santianes esta en una zona rodeada por montañas que asolombran el pueblo, esto unido a las xeladas que están cayendo hace que el frío sea muy intenso, así que no paro mucho por el pueblo y lo atravieso con rapidez. El primer tramo está más o menos señalizado con señales que guían al Mofrecho, pero mi experiencia con la subida al Mofrecho desde aquí es que es totalmente desaconsejable, hay que atravesar inmensas zonas de toxos.



Mural de Santianes del Agua
Tomando la pista correcta, se pasa por encima del arroyo y se sigue en llano, para llegar a una zona con dos molinos recuperados como viviendas, donde la pista empieza la fuerte subida. Son unas rampas hormigonadas muy fuertes, y con pocos descansos, así que mejor con paciencia.

El puente
La pista hormigonada y la niebla en el fondo del valle
En los tramos más llanos no hay hormigón, y después en la parte alta donde hay unas cuantas zetas tampoco hay hormigón, y el agua ha excavado algunas roderas que están estropeando la pista bastante para el paso de vehículos.

La pista de subida entre los ocalitos
Una vez alcanzada la parte alta del valle, la pista empieza a llanear y dar vistas hacia los prados y cabañas en Peme, y por detrás la silueta redondeada donde están las cumbres del Jorovitaya y el Alto de Teyadera.

En el Centro la zona del Jorovitaya y el Alto Teyadera
Vista atrás al Alto de la Cabeza
La pista llega a una bifurcación, el ramal de la izquierda baja hacia las cabañas de Peme y es el ramal que hay que tomar, el de la derecha es por donde bajar a la vuelta. Es una pista de tierra, y con algo de barro pero no demasiado, nada más bajar hay que abrir un vallado con pastor eléctrico para continuar avanzando.

Desvío en la Pista de Subida, a la izquierda hacia Peme
Cabañas de Peme en las laderas de la Sierra
La pista llega hasta el arroyo, que hay que cruzarlo pisando en unas piedras para llegar a la zona de pradera, donde desaparece la pista como tal. Se intuye un sendero que va más o menos en llano hacia una cabaña que hay más abajo. Al lado de esa cabaña ya se vuelve a intuir el sendero que bordea la entrada de la cueva del Tinganón.

Arroyo de Llovio
Cabaña en la parte baja de Peme
El sendero va tomando altura sobre el arroyo de Llovio, que ha excavado aquí una pequeña foz, hasta llegar a la pared que baja de la Peña el Castiello, donde el arroyo se sume en la cueva del Tinganon. La entrada está unos cuantos metros por debajo del sendero y no se ve bajada fácil desde aquí, seguramente sea mejor seguir el arroyo para llegar hasta la cueva.

Entrada a la Cueva del Tinganón
Encima de la Cueva hay una pequeña campera, y es donde comienza el siguiente tramo de subida hacia el Jorovitaya. Aquí es importante dar con un sendero porque es un inmenso cotoyal, y estos toxos pican bastante. Cómo referencia hay una zona con un par de bañeras para que beba el ganado, y aquí arranca un buen sendero que va rodeando la sierra por la izquierda, para subir por el valle de atrás hacia el Jorovitaya.

El cotoyal en la ladera del Jorovitiaya
Yendo hacia la izquierda va apareciendo un sendero más o menos ancho que evita pincharse con los toxos, y que va rodeando la  montaña dando vistas hacia la zona de Ribadesella. A tramos pasa por zonas de roca y se ve que está trabajado este sendero. De vez en cuando se diluye y divide, pero más adelante vuelven a confluir los senderos para pasar algunas zonas de roca más complicadas.

Rodeando la ladera del Jorovitaya
Igual seguí demasiado el sendero porque alcanzo el extremo de la sierra, en un pequeño collado con unas vistas de escándalo sobre Ribadesella, y la rasa costera, y el track que llevaba iba más por el centro del valle.

Vistas a la rasa costera
Zona de Ribadesella y el Sueve
Pongo una foto esférica desde esta zona, con una cota de más o menos 550 metros sobre el nivel del mar, y debajo algunos detalles de la zona, como por ejemplo dos lagunas que se han formado en la zona costera.



Ribadesella
Las Lagunas en la rasa costera
Los acantilados en la costa con los peñones (palotes) característicos en la zona de Tomasón
Desde aquí continúo por la cresta que no es complicada, pero puede que sea más rápido y sencillo subir por la vallina entre esta cresta y la otra cresta que baja del Jorovitaya. La cresta a veces está muy rota y es mejor ir un poco por el lateral, se va viendo según se sube por donde están los pasos más cómodos.

La Cresta y al fondo el Jorovitaya con su montículo de piedras
Al final se alcanza otro nuevo collado, desde el que ya se ve claramente el montón de piedras y la bandera, ahora toca una zona con hierba y algo de piedra en la subida final. Parece que está cerca, pero hay bastante desnivel todavía.

Al fondo el Jorovitaya queda toda esta zona de pradera, piedra y toxo
La cumbre del Jorovitaya
El Jorovitaya también se llama la Peña del Taxista, porque según la leyenda un taxista subía casi todos los días e iba poniendo una piedra para formar este montículo de piedras. Pues han debido de subir mucha gente porque el montón de piedras es enorme, por la zona ya no quedan piedras sueltas. Las vistas de nuevo muy buenas.

Hacia la costa y por delante el tramo de cresta recorrido
Ribadesella

Hacia el Sueve y los valles con niebla
La niebla sobre Arriondas y los valles hasta Infiesto
Zona de Tuzarizu en la costa
A la izquierda el Joyadongu y en el extremo derecho el Mofrecho
Desde esta cumbre hasta la siguiente del Alto de Teyadera hay un terreno roto, con varios jous que hacen que la línea recta no sea la distancia más corta, así que hay que ir buscando por donde avanzar. 

Detrás del espino el Alto Teyadera
Picos de Europa a contraluz


La subida una vez rodeados los jous no tiene dificultad, es por una campera y tiene un pequeño tramo de roca al final pero sin complicación, y de nuevo las vistas de impresión, desde aquí mejores vistas hacia Picos de Europa. Debajo una foto esférica, y detalles de algunas zonas.


Al Sur la Sierra de Escapa con el Mofrecho y Joyadongo, y Picos por detrás

La Costa y por delante zona del Pico Maor sobre Nueva de Llanes en la prolongación de la Sierra


Panorámica hacia el Este
Macizos de Ándara y de los Urrieles

Macizo del Cornión

Macizo de los Urrieles
Cumbres del Cornión
El Urriello a contraluz
Desde la cumbre se ve la pista de la subida, aunque para llegar a ella no se puede bajar en línea recta como intenté, hay que bajar con tendencia a la derecha, a unas camperas que hay debajo de la cumbre de la Teyadera, y desde aquí hay un sendero que baja en diagonal hasta un collado al lado de la pista.

La pista que hay que alcanzar pero no así de frente hay que ir mucho más a la derecha
Si no se encuentra el sendero es todo toxo y pincha bastante, el ganado hace algo de sendero pero no es suficiente, así que hay que buscar el comienzo del mismo. En la bajada, en una de las peñas estaba descansando un buitre, cuando saqué la cámara inició el vuelo, unas aves enormes.

Buitre iniciando el vuelo
Ya en el sendero con el collado bajo la pista que hay que alcanzar
El sendero es clave, esta bastante marcado aunque a veces aparecen trazas en paralelo, de vez en cuando hay que cambiar porque por la que voy se estrecha y desaparece, y hay que normalmente coger una traza que va más abajo.

Vista atrás de la ladera de bajada desde el Alto Teyadera
Desde la collada hasta la pista se puede ir por un sendero más o menos en llano que corta la cabecera del valle, una zona muy guapa, con la mole del Pico la Cabeza en el centro del valle.

Por el sendero hacia la pista blanca
La mole del Pico Castiello con las praderas y cabañas de Peme ahora al sol
Cómo se estaba haciendo algo tarde para llegar a comer a casa toca bajar al trote por la pista hasta Santianes, ya sin pérdida por el camino de por la mañana.

El valle con Santianes al fondo
La Iglesia de Santianes del Agua donde esta el coche
Una excusión no demasiado larga, y con unas vistas muy buenas de toda la costa y la zona de Picos. En cuanto a la duración a tener en cuenta que la bajada fue al trote, y lo normal sería tardar un poco más.