sábado, 30 de junio de 2018

PR.AS.-185: Ruta del Oro y parte del Escayo [Tineo]

Ruta de senderismo siguiendo la PR.AS.-185, Ruta del Oro en Navelgas, y enlazandola con la PR.AS.-285 Ruta del Escayo en parte, hasta el monte Genestosa, donde me desvío para ir hasta el pueblo, Sanfrichoso. La primera parte, la ruta del Oro esta bien señalizada, es una ruta corta por un bosque cerrado, muy bien para comer en el área recreativa, o en Navelgas y dar un paseo. La segunda parte, la ruta del Escayo esta mal señalizada, sólo se puede hacer en sentido anti-horario (con el Norte arriba), en el sentido en el que iba faltan totalmente las señales. Cada vez que se llega a un cruce hay un poste justo en el camino en el que estás, pero no en el camino por el que tienes que seguir, está pensado para que los vayas encontrando si vienes en el otro sentido, y eso que es una ruta relativamente nueva. La ruta larga pasa por pueblos, o se puede pasar, así que hay fuentes para coger agua, y hay muchos tramos por bosque, por lo que se va a la sombra bastante tramo. 

Mapa del recorrido
La ruta la comencé en el área recreativa de Navelgas, a la entrada desde la carretera de Luarca, hay sitio para aparcar, aunque si se quiere hacer la circular completa, igual es mejor aparcar más cerca de Navelgas, porque hay que hacerla en sentido contrario. Yo, como iba a ir hasta el pueblo y no la iba a hacer completa, empecé aquí para evitar carretera.

Área recreativa de Navelgas y el cartel de la Ruta del Oro
La ruta del Oro es circular con un pequeño ramal, y es muy corta, así que prácticamente la hago completa. Desde el área recreativa, tiro de frente por la pista medio asfaltada hasta la bolera, y por detrás sale un sendero que se mete en el bosque. Es un tramo con una maroma a modo de barandilla en una pequeña escalera.

La bolera de la Mina de Navelgas
La bolera recibe el nombre de la Mina, por las minas romanas de oro que hay en la zona. A estas horas no hay nadie jugando, además es día laborable, pero los fines de semana suele haber gente jugando o entrenando.

Tramo inicial de la ruta
Por detrás de la bolera el camino empieza a ascender atravesando un tupido bosque, han estado desbrozando y eliminando maleza porque quedan restos y se ve todo bastante limpio. El bosque parece una selva, no entra apenas luz.

Zona recién desbrozada

Restos de piedras por el camino
La subida no es muy larga, pero la humedad es muy grande, así que se suda bastante. El camino no tiene pérdida, está señalizado y han puesto carteles para indicar señalizar tipos de árboles, xoxas para conservar castaños y otros puntos de interés. En el mapa que llevaba aparecían más caminos, pero esta todo bastante cerrado, así que no hay posibilidad de abandonar el camino principal.

Una xoxa para castañas en una zona de castaños
Tras el tramo de subida, el camino gira hacia la izquierda y se llega a un desvío, a la izquierda se vuelve al comienzo, y por la derecha se continúa hacia Naraval y la ruta del Escayo. Para completar la ruta del oro, tomo el camino de la izquierda, pasando por una zona con extrañas formaciones rocosas. La vegetación lo tapa todo, así que no se pueden apreciar con claridad los canales que construyeron los romanos para llevar agua, se ven grandes rocas como si fueran morrenas de una zona glacial, pero aquí su aparición debe de ser por haber excavado todo alrededor.  El mofo y los folechos complican entender lo que aquí hicieron los romanos.

Extrañas rocas como excavadas a su alrededor
El camino que vuelve hacia el área recreativa tiene un nuevo desvío hacia otro punto de interés que es el Caleiro, un horno para quemar roca caliza y obtener cal. La cal la usaban para la construcción y para añadir a la tierra y cambiar la acidez. El caleiro es inmenso, una mole cuadrada enorme, ahora se están abriendo una de las paredes laterales, quizás deberían de eliminar algunas de las hiedras para protegerlo de sus raíces.

El Caleiro
Desde el Caleiro doy la vuelta ya para volver al cruce inicial, que queda al lado de la mina de Entrepeñas. En el mapa aparece otra mina señalizada, pero no llega el camino del PR, debe de tener un acceso peor.

Naturaleza muerta
Para ir a la mina de Entrepeñas hay que abandonar el camino principal por un pequeño sendero, está señalizado así que no hay pérdida. Es una bocamina bastante grande con un acceso a través de una especie de canal, ahora esta inundada y no sé como de profunda será. El método que empleaban los romanos para extraer el oro es el mismo de las médulas del arruina montiun, así que canalizaban agua hasta las galerías que excavaban para con la presión del agua arrancar las rocas y la tierra, arrastrándolas hasta otras zonas donde cribarlas y buscar las pepitas de oro. Aquí no se aprecia mucho por la vegetación este método, en la zona de Naraval si que hay restos de canales del agua, que después debieron de usarse para molinos.

Desvío hacia la bocamina de Entrepeñas

La bocamina
Tras visitar la bocamina, se continúa subiendo por el sendero dirección Naraval, donde se llega a la carretera y está el cartel informativo de la Ruta del Escayo. Aquí deberían de decir, que mejor hacerla en sentido contrario.

Mapa de la Ruta del Escayo

El primer tramo de la Ruta del Escayo es por la carretera dirección Naraval, unos cien metros para coger un desvío a la derecha, para ya ir por pistas de tierra. La señalización no es completa, así que en cada cruce hay que mirar mapa. Hay algunas flechas rojas, pero me parece que es de alguna ruta en BTT porque no coinciden exactamente con el PR. De hecho en uno de los cruces me confundo y sigo una de estas marcas para bajar hacia Muñalen.


Primer tramo de ruta por bosque de ocalitos
Siguiente tramo por bosque de Pinos y algunos robles
Estos montes de Muñalen, tienen zonas de ocalitos, muchas zonas de pinos, y algunos robles. Los bosques están bastante sucios, mucha maleza así que en el próximo incendio esta zona corre peligro. De vez en cuando entre los árboles se pueden tener vistas hacia el Sur, zona del Mucheiroso, y los pueblos de la zona.

Vistas hacia la zona de Mucheiroso
Zardaín con zoom
Bosque de pinos con maleza
Zona del Mucheiroso desde Muñalen
En esta zona de bosque hay muchas pistas, y cruces así que es bastante caótico, se va bastante en llano, y casi por cualquiera se puede bajar hacia Muñalen, o hacia Folgueras de Muñalen. La ruta "oficial" pasa por Folgueras, pero al bajar antes de tiempo llego a Muñalen, y siguiendo por el camino que pasa por encima del pueblo paso hasta Folgueras.

La iglesia de Muñalen debajo y enfrente el monte Genestosa
Muñalen
La ruta se puede acortar bajando desde Muñalen, por la Chouria directamente hasta el río Navelgas, pero la senda marcada va hasta Folgueras de Muñalen, pasando al lado del Museo del Bosque. Una casa con actividades de turismo activo, rutas a cabaño y un tramo de bosque con construcciones típicas.

Panera tradicional y detrás la Chouria de Muñalen
Museo del bosque
La ruta en teoría continúa por un camino por detrás del museo del bosque, pero el camino está tomado por la maleza, así que toca bajar a la carretera para ir hasta Folgueras de Muñalen. La carretera es estrecha, así que hay que ir con cuidado.

Casa a la entrada de Folgueras de Muñalen
No hace falta subir a Folgueras, sino que debajo del pueblo, en la carretera al lado de un cerezo arranca la pista que hay que seguir y que lleva hasta el río Navelgas. La pista hay que abandonarla al lado de un poste del tendido eléctrico, y seguir por un sendero hacia abajo. La única señalización es una flecha roja en la estructura metálica.

Bajando hacia el rio Navelgas
El tramo de bajada esta muy bien, un sendero por la antigua caja de un camino ancho para carros, y por un bosque de robles y algunos pinos. Se llega cerca del río, y el camino va en paralelo unos doscientos metros. Zona fresca y muy guapa.

Al lado del río Navelgas
El puente Carceda es medieval de piedra, y esta un poco embarrado. Al lado en un prado está el molín del Xepu, al cual se puede bajar por otro camino desde Muñalen también.

Puente Carceda
Molín del Xepu
El río Navelgas desde el puente
El siguiente tramo trascurre por el monte Genestosa, el camino no está desbrozado así que de lo que antes era un ancho camino ahora queda apenas un sendero. De vez en cuando hay troncos tirados sobre el camino que hay que ir esquivando, también bastantes folechos. Es un bosque con castaños, robles, algunas fayas, más arriba pinos, bosque mixto. 
Subiendo por el monte Genestosa
En un cruce que hay, de nuevo sin señalizar para los que estamos haciendo la ruta en este sentido, hay dos caminos en la misma dirección, el que va más por abajo continúa hacia Tarantiechos y Navelgas, el de la izquierda, sube hacia Genestosa, que es el que tomo para ir al pueblo. Así que aquí abandono esta ruta del escayo.
Zona medio cerrada en l monte Genestosa
La subida por el bosque es cómoda, aunque cuando hay algún tramo sin sombra se hace agobiante por la humedad y el calor. El camino hace un par de zetas para reducir la pendiente y subir hasta Genestosa. En la parte alta han tirado madera, y se tienen vistas hacia Muñalen y Folgueras, por las que acabamos de pasar.

Vistas hacia Muñalen
Las casas de Miño y detrás Sierra de Mulleiroso

La primer casa de Genestosa está abandonada y cayendo, una pena, pero los pueblos se están despoblando. En el resto de casas, más o menos hay gente, y hay varias ganaderías grandes que todavía sobreviven.


Entrando en Genestosa

Primeras casas habitadas
Por la calle de entrada se sigue hasta enlazar con la carretera, y después por la carretera hasta la zona de Cutariecho. El pueblo es pequeño con pocas casas, y muchas cuadras y naves para maquinaria.

Casa a la salida de Genestosa
Al llegar a la carretera entre el Alto de Forcayao y Paniceiros, se sigue más o menos de frente por una pista entre finas para llegar hasta la ermita de Cutariecho Al lado de la ermita hay una bolera y unas cuantas mesas de área recreativa donde comer.

Ermita de Cutariecho
Hoy no hay cima, pero desde cutariecho se tienen buenas vitas de las montañas del occidente asturiano, desde Mulleiroso, Panchón y Abraniego, hasta los de la costa de Estoupo y Capiecha Martín.



El Mulleiroso

Entre Abraniego y el Estoupo
El Estoupo
La bolera de Cutariecho, de otro día, hoy esta sin segar
Tras comer el bocata, continuo hacia el pueblo, pero no bajo de frente, sino rodeando por el monte Cudixeo siguindo una ancha pista. 

Atravesando el Monte Cudixeo


Vistas hacia Bustechón
La iglesia de Sanfrichoso
Desde la iglesia sigo dando una vuelta por el pueblo a visitar la familia. Como resumen, la ruta del Oro esta bien, aunque es corta, la del Escayo para ampliar la ruta está mal señalizada en sentido horario, mejor hacerla en sentido antihorario.

domingo, 17 de junio de 2018

PR.AS.- 65: Tiatordos [Campo de Caso]

Ruta de montaña subiendo al impresionante Tiatordos desde Pendones, siguiendo el PR.AS.-65 durante la subida, y después bajando por la majada de Piedafita. Ruta dura por el desnivel a superar, y que si hace calor todavía se sufre más, pero las vistas desde arriba, y el impresionante cuenco del Tiatordos lo compensan. El camino es fundamentalmente por sendero, incluso para la subida final al Tiatordos hay un sendero muy marcado para subir, así que no es demasiado complicado. Hay varias fuentes en el recorrido, que otros años se secaban pero este año corren abundantemente. La subida esta señalizada, la bajada quizás no tanto. Una ruta para días con buen tiempo para disfrutar de la montaña y de las vistas.

Mapa del recorrido
La ruta comienza en el pueblo de Pendones, a la entrada del pueblo hay un aparcamiento bastante grande donde poder dejar el coche. En el pueblo también hay fuente para cargar agua, porque si calienta se va a consumir bastante. En el pueblo han estado decorando diversas casas y paredes con imitaciones de pinturas rupestres de caballos, bastante curioso. También hay un museo de la madreña.

Aparcamiento de Pendones
Tras salir del aparcamiento se siguen las marcas primero por la pista asfaltada en llano, dejando atrás el pueblo. El día amanece con nieblas, que según la previsión despejarán al mediodía, se agradecen porque así no calienta tanto durante la subida.
Saliendo de Pendones

Se acaba la pista asfaltada y comienza la subida por una pista de tierra, está señalizada así que no hay mucha pérdida posible. Mejor ir guardando fuerzas para la parte de roca final y no forzar demasiado en estos tramos iniciales.

Entre la niebla creo que la foz de Palombar
Tramo empedrado de subida
La foz de Palombar creo por donde hay que subir desde el Sen de la Vara

El camino de subida esta empedrado a tramos para que no se forme barro, restos de algún antiguo camín real. La subida termina más o menos a la altura de un collado, el Sen de la Vara, donde el camino empieza a llanear. Aquí hay restos de una quema con árboles y troncos quemados, después ya se pasa por encima de unos prados, y se llega hasta una zona de cabañas, cerca de la entrada de la Foz de Palombar, por donde hay que subir. El desvío esta marcado con las marcas blancas y amarillas, y una T amarilla.

Añadir leyenda
La foz es un estrechamiento entre dos paredones calizos, por los que baja una riega y asciende un sendero en sucesivas curvas y zetas. Aquí el terreno está un poco roto, así que hay que ir progresando con calma tratando de evitar mojar las suelas y evitando pisar mal para no resbalar en las piedras. No es un tramo demasiado largo, pero es bastante pendiente. 
La Foz de Palombar
Dentro de la foz desaparece la niebla, y si se mira hacia atrás comienzan las vistas hacia los bosques del parque de Redes, y destacando el Canto del Oso. El sendero por la foz es bastante evidente, después de pasar el estrechamiento viene una zona de folechos, y después ya se alcanzan unas primeras camperas de la majada del Plaganu. Los folechos los queman de vez en cuando.

Vista atrás del Canto del Oso a través de la Foz de Palombar
Camperas de la majada del Plaganu
Majada del Plaganu
En la majada quedan restos de un par de cabañas, y hay una buena fuente donde parar a reponer fuerzas, que todavía queda mucho desnivel a salvar. Hay otra fuente un poco más arriba, pero no tiene caño, así que mejor cargar o renovar agua aquí.

Camperas tras la majada del Plaganu
Se continúa subiendo de frente por el valle hasta la siguiente zona de camperas, donde hay que girar hacia la izquierda, hay algunas marcas en las piedras para guiar, aunque hay que estar atentos para verlas. En la zona suele haber ganado, aprovechando la fuente y el pasto.

Vistas hacia la cordillera desde el Maciedome al pico la Senda
Tras pasar la zona de pasto, el sendero se estrecha para ir entre matas de acebo y escobas prosiguiendo el ascenso. El sendero va dando vueltas, por alguna zona rocosa. El sendero acaba en una zona de camperas en la base del Tiatordos, es una nueva majada aunque no se ven los restos de las cabañas.

Al fondo el Tiatordos
Para subir al Tiatordos, lo mejor es ir rodeandolo por las camperas por la izquierda, hay unos postes de vez en cuando, y casí cuando ya se tienen vistas hacia Ponga aparecen jitos en la base del Tiatordos y un ancho sendero, casí una autopista que sube hasta la cumbre. El sendero da muchas vueltas para no tener demasiada pendiente y tratar de evitar pequeños cortados. Las otras veces que había subido, hace varios años, no me acuerdo de haberlo visto tan marcado.

Vista atrás de la subida al Tiatordos
El sendero es muy claro y es cómodo para subir, lo ideal es coger un ritmo para subir sin parar, porque no hay excesivos cambios de dureza. En algún tramo hay que fijarse en los jitos para continuar. 
Vista atrás en otra curva de la subida con la foz de Palombar y Pendones al fondo
Llegando ya casi arriba, conviene desviarse un poco para arrimarse a un collado desde el que se aprecia el enorme tajo circular que ha vaciado esta montaña, dejando caídas de 500 metros casi en vertical. Ahora hay alguna niebla, así que todavía no se ve bien, pero a la vuelta si que se aprecia el valle glacial excavado. 

Paredes del Tiatordo
Tras retornar al sendero quedan dos pequeñas subidas más para alcanzar la cumbre del Tiatordos. Con vértice geodésico y el clásico buzón de cumbres con forma de piolet. Aunque ha desaparecido un buzón muy chulo del grupo Peña Tallada, que había visto en la última subida en 2009.

Cumbre del Tiatordos
Las vistas desde la cumbre simplemente espectaculares, es una cima que ninguna otra tapa, así que los 360º alrededor se dominan muchos kilómetros. Hoy alguno menos por las nieblas matinales, así que tengo que esperar a que despejen para sacar las fotos esféricas. Pongo dos, una hacia los valles de Redes, y otra hacia la zona de Ponga y Picos para que se aprecie el enorme valle glacial. No me arrimo demasiado al borde por si acaso, que son muchos metros de caída.






Estoy en la cumbre más de una hora parado, disfrutando de las vistas, esperando que se disipen las nieblas, y comiendo algo. Mientras tanto suben los del grupo Yordás de León, que pueblan la cima. En las fotos inferiores identifico algunas de las cumbres:

Hacia Picos de Europa
Hacia Peña Ten
Hacia el Maciedome
Hacia Vega Pociello

Hacia el Canto del Oso
Hacia la Senda
Hacia el Campigüeños
Hacia el Pierzo
Hacia la Llambría
Hacia la Mota Cetín 
Después del rato pasado en la cumbre toca empezar a bajar, por el mismo sendero hasta la base del Tiatordos, y siguiendo sacando fotos, porque hay algunas zonas tapadas por las crestas del Tiatordos. Al ir girando, van apareciendo la zona de Ponga, como la Mota Cetín, Peña Taranes y el valle de subida a la Llambría.
Valle Glacial del Tiatordos

La bajada hasta las camperas
El Maciedome desde la majada Tiatordos
La bajada ya no es por la foz de Palombar, sino que hay que pasar por la zona de la majada de Piedrafita para convertirla en circular. Así que en las camperas, hay que seguir hacia la zona del Campigüeños siguiendo alguna marca que aparece por un sendero que va pasando de cerro en cerro. Hay varias lagunas en la zona.

Por debajo del pico la Senda por el bosque hay que pasar durante la bajada

Primera laguna con el Maciedome al fondo
Hacia la Llambría y Peña Taranes

Última laguna y desvío hacia la majada Piedrafita
En la última charca, en una zona de campos, el track que llevo continúa por la divisoria entre Caso y Ponga, y continúa subiendo, pero para no tener que seguir subiendo tomo un sendero a media ladera para ir hacia la majada de Piedrafita. El sendero va entre zonas de brezo y escobas, esta bastante marcado y no tiene perdida.

Vista atrás del Tiatordos y el sendero

Vista adelante del sendero y en la loma verde las cabañas de Piedafita
El sendero llega de forma clara hasta una campera muy próxima ya a la majada de Piedrafita, pero el siguiente tramo que continúa este sendero esta perdido, la nieve ha tumbado las escobas sobre el sendero y lo hace medio intransitable. Así que mejor buscar en la pequeña campera por la parte de abajo otro sendero que hay. En la foto de arriba se ve la marca del citado sendero, así no hay que pelearse con las argomas.
Cabañas con techo de llosa en la majada Piedrafita con el Tiatordos al fondo
Segundo barrio de esta majada
La majada tiene como dos grupos de cabañas, y tras pasar la última cabaña una enorme fuente con pilón y agua fresca. En esta zona estaba el grupo de León comiendo, disfrutando del agua y de las camperas.

Fuente en la majada de Piedrafita
Tras la fuente aparecen tres senderos, y hay que tomar por el que va más bajo, más hacia la izquierda, aunque ahora esta bastante embarrado en algún tramo. El sendero pasa por encima de otra majada con negras cabañas de piedra cubiertas también de grandes losas.

En la campera restos de otras cabañas
El sendero tras un ligero descenso, cruza la riega que baja de la zona del Campigüeños y empieza a llanear a media ladera. Es un tramo muy guapo, porque pasa rodeando varias  peñas enormes por su base, zonas de bosque de hayas, vistas hacia el Tiatordos y por un sendero cómodo de andar a la sombra.

Pasando bajo una de las peñas de la zona
Panorámica del Tiatordos al Maciedome
El sendero tras un largo tramo más o menos llano, o con muy ligera bajada acaba en un collado al lado de una nueva fuente, un poco antes del collado del Xuaco. Hasta esta fuente también se puede llegar si en la anterior fuente se toma el sendero que va más a la derecha en ascenso hasta el Collau Capiella en la base del pico la Senda.

Fuente en el collado con el Tiatordos al fondo
A la derecha de la fuente, cerca de las cabañas pasa una pista por la que hay que empezar a bajar hacia Pendones. La pista viene desde la carretera que sube a Tarna, y hay que estar atentos para un poco después de una cabaña con tejado rojo de chapa para continuar siguiendo las marcas del PR que va de Pendones a Orlé.

Cabaña del Techo de Chapa roja hay que seguir de frente
Tras pasar la cabaña la pista continúa bajando, aunque hay un ramal que sigue de frente, pero tiene un cercado que la cierra. Las marcas de PR indican que hay que saltar el cierre, son dos cierres en apenas 20 metros, no sé porqué lo tienen tan cerrado, y confunde. De hecho unos chavales que bajaban delante de mí se confundieron y siguieron bajando por la pista, con el consiguiente rodeo.

Zona de bosque

El tramo siguiente de la bajada es por un bosque de hayas muy chulo, en esta época con una gama de verdes impresionante, y zonas completamente oscuras donde no llega la luz. Tras atravesar el bosque se llega a una zona más abierta, donde el camino se ensancha también, y vuelve a aparecer otra fuente. 


Fuente encima de Pendones
Llegando a Pendones aparecen un par de cabañas al lado del camino, otra zona con grandes vistas a los bosques de la zona. En esta zona la pista también tiene algunos cruces, donde hay que estar atento a las marcas del PR para bajar lo más directo hacia Pendones.

Cabañas y bosques enfrente, con el camino de Vega Baxu entre los campos
Vista hacia las distintas hoces de la zona con el Tiatordos
Tras una serie de revueltas, pasar por zona de prados y abrir un par de portillas, se llega por fin hasta Pendones. La ruta se ha hecho larga por el calor.

Pendones

Los datos de la ruta realizada, recogidos por el GPS: