sábado, 23 de febrero de 2019

PR.AS.- 59: Ruta de Breza y los Caspios[Laviana]

Ruta de montaña siguiendo el PR.AS.-59 que sube hasta el collado de Breza y rodea los Caspios a media ladera, pero en este caso vamos a subir a las tres modestas cimas. La ruta complementa la de hace un par de semanas por el mismo valle, en el que se pasaba por la Xamoca, pero ahora completando con la cima de los Caspios. La idea era ver algún bicho en esta zona, pero estaban al rececho durante la subida a Breza y los bichos ya se habían ido de la zona.
La ruta debería estar señalizada, por ser una PR, pero faltan señales en algunos cruces. Por lo demás es una ruta bastante cómoda, subiendo y bajando por pistas, y sólo en la parte alta un poco peor por senderos. Hay fuentes durante el recorrido, y bar en el albergue de Breza para tomar una cerveza, vino o refresco según se prefiera. Unos ciclistas que habían subido por delante de nosotros se estaban tomando una botella de vino después de la larga y dura subida.


Mapa del recorrido
La ruta comienza en la Iglesia de San Esteban en el condado, hay poco sitio para aparcar bien, aunque como comprobamos a la vuelta que había un entierro, todo el lateral de la carretera estaba completo de coches. Delante de la iglesia hay poco espacio, y en el camino por el que se sube hay un poco más de sitio.

Inicio en la Iglesia de San Esteban
La subida comienza despacio, pasando por las primeras y casas y molinos hasta llegar al cargadero de mineral de una antigua cantera, aquí empieza la subida un poco más dura. Después se alcanza un paso canadiense donde el camino se divide en dos, el de la derecha por donde subí el otro día y que será por donde bajaremos hoy, y el de la izquierda que es el que sube a Breza y que utilizaremos. Tiene una X blanca y amarilla, porque la ruta está pensada para hacer en sentido antihorario.

Cargadero de mineral
Cuadras y prados en Llanupequeño

Tras pasar el paso canadiense la pista va más o menos en llano, viendo en el valle de enfrente como asciende la pista de la semana pasada. Todo cambia cuando se llega a la zona de zetas en el Enfistal, aquí ya empieza la subida sin apenas descanso hasta breza.

Zetas en el Enfristal

El valle de Breza con el collado al fondo
La pista no tiene perdida hay que subir por el valle, y olvidarse de los ramales que salen hacia la izquierda, el primero hacia un grupo de cabañas, y el segundo hacia las cuadras en el Pumar.
Cabañas en la zona de Brañelles
Hay que ir subiendo con calma y sin prisa, que la subida es larga. Los que iban en bicicleta y nos alcanzaron en el cargadero de la cantera, están un par de curvas más arriba, también a ellos se les hace dura la subida.

Fuente en la majada de Cueva
En la zona de la majada de la Cueva hay un par de cabañas y una buena fuente para coger agua fresca, no hace falta ir cargando con mucha agua hoy. Un poco más arriba hay otra fuente, aunque hay que salirse del camino para acercarse.

Llegando a Breza, al fondo el Albergue
En el Albergue estaban comenzando la jornada, estaban un grupo de chavales que debían de haber subido andando/todoterreno y que debían de ser del rececho, otro grupo de ciclistas, y más tarde llegaron más. También empezaron a llegar desde la zona de las antenas de la collada Llagos. Es una zona muy concurrida la de este Albergue.

El Albergue en la campa Breza
Tras tomar una cerveza arrancamos hacia el primero de los Caspios, el de Breza. La subida ya no tiene complicación, no hay desnivel y sólo queda encontrar el sendero que rodea las peñas de la cumbre hasta poder encaramarse donde está el buzón. Cuidado porque desde aquí se sube bien, pero desde el otro lado es mejor rodear.

Los caspios de Breza al fondo

Vista atrás hacia la Campa Breza y la Triguera

Buzón de cumbres de los Caspios de Breza
La cumbre no tiene mucha altura pero tiene buenas vistas, pena que el día tiene una bruma que limita bastante la visión. Es una mezcla de contaminación, polvo sahariano en suspensión, y bruma por las altas presiones. Así que sólo se puede ver montañas cercanas, mejor ver las fotos de la ruta anterior por la zona hasta la Xamoca.



Hacia la Mua y les Praeres de Nava
Hacia la Xamoca y por detrás Picos de Europa
Hacia el Sur del Retriñón a Peña Mea
Desde la cumbre bajamos un tramo sobre nuestros pasos a buscar un sendero que rodea esta monaña, aunque todavía tuvimos que dar un poco más atrás hasta coger el sendero bueno. Enseguida aparecen las otras dos cumbres de la jornada.

El resto de la ruta
La bajada no tiene complicación, es monte bajo y hay multitud de senderos para seguir hasta alcanzar la collada bajo el segundo de los Caspios, con tranquilidad se llega fácil.

Vista atrás de los Caspios de Breza

Al frente los Caspios de Suriella
La subida al segundo de los Caspios no la hacemos de frente porque no vemos un sendero claro entre los toxos y el brezo, así que vamos rodeando la montaña, y después girando alcanzamos la cumbre, no tiene complicación si se rodea, aunque también tenga grandes peñas en la cumbre.

Cima de los Caspios de Suriella
La cima tiene unas vistas similares al otro cerro anterior, aunque está más bajo y cambia un poco la perspectiva. El día sigue con bruma.




Vista al Norte y Este entre la Múa y la Xamoca

La bajada de nuevo es relativamente fácil, monte bajo y multitud de trazas de los animales para llegar hasta la siguiente campa, siempre con cuidado de no enganchar los pies en la vegetación y dar un traspies.
La Xamoca al fondo y lo que queda por recorrer
Desde la Campa Pandestebano el Cuetu Diegopando o el Rosellón de los Caspios según el IGN
La subida tampoco la hacemos directa, aquí si que hay un gran peñasco en la cima y vamos rodeando para atacar desde atrás, así resulta más fácil y cómodo de subir.

Vistas hacia el Norte desde la cumbre
Cómo no hay apenas contraste en el fondo para distinguir las montañas toca de tirar de efectos en la cámara para ver si aparecen más nítidos, aunque se obtienen colores un poco raros.

Vistas hacia la Xamoca
Comemos el bocadillo un poco por debajo de la cumbre para protegernos del viento fuerte que sopla, y que refresca bastante. Sin algo de abrigo del viento no está para parar mucho. Tras la comida toca un nuevo tramo de bajada hasta la siguiente campera la de Tablazu. Desde aquí se comienza una corta pero dura subida hasta el pico los Negros o la Cumbre, sobre todo después de comer.

Desde el Pico Cumbre
Antes de subir al Pico la Fuente, o Pico Unquera tomamos un sendero a media ladera para enlazar con una pista que baja de la collada la Muezca, desde estas cumbres se distingue bien la traza del sendero por entre los toxos. Hay otro más arriba que va hasta la collada, pero nosotros vamos por el de abajo hasta una cabaña.

Atravesando los toxos hasta la cabaña en la Muezca
En el collado de la Muezca (la Muñera en el IGN), por encima de la cabaña hay otra fuente en caso de necesidad. El sendero está un poco perdido en algún tramo, pero enseguida se retoma y aparece con más claridad. Antes de llegar a la cabaña hay una zona corta de bosque y aquí el sendero es más claro. El prado donde está la cabaña está cerrado, y el camino lo rodea por arriba enlazando con la pista. Sólo queda tomarla en bajada.

La pista que baja de la Muezca

Argayo que corta la pista
La pista desciende en zetas, hasta que se introduce en el bosque, dónde un argayo lo ha cortado para los vehículos. Una faya ha deslizado con sus raíces y ha bloqueado completamente el camino. Para los caminantes no hay problemas de paso. En el mapa del IGN no aparece esta pista por cierto.

El bosque de hayas
Se llega hasta otro grupo de cabañas, y una nueva buena fuente donde recoger agua. Continuamos la bajada por la pista, ahora en los tramos más pendientes está hormigonada. Según el mapa del IGN esta zona es la de la Artigosa.

Fuente en la Artigosa
Cabañas en la Artigosa
El valle por el que se baja, hay que pasar por esa pista
La pista desciende entre las cabañas dando las vueltas que son necesarias para no aumentar demasiado la pendiente, aunque hay tramos bastante pindios. Algunas de las cabañas están muy arregladas, una incluso tiene restos de vagonetas mineras.

Cabaña con restos de vagonetas y terraza con pegoyos de Horreo
Esta pista coincide ya otra vez con el PR, pero apenas se ven las señales en los cruces, y en algunos para los que suben no es nada evidente cuál es el camino correcto. De hecho en uno de los cruces el camino hormigonado no es el principal, y para el que sube puede confundirlo bastante.

Vista atrás con la cresta de la Xamoca
El camino de vuelta no tiene pérdida, siempre hay que tomar el ramal que baja y en los cruces no hay mucha duda. Seguimos bajando por entre cuadras, y después cruzar el puente y enlazar con el camino de por la mañana en el paso canadiense. La pista se hace algo dura para los pies, pueden ser los pies que no estén acostumbrados a las botas.

El río
Los datos recogidos por el GPS de la ruta, con una corta parada para comer:

viernes, 22 de febrero de 2019

PR.AS.-239: Senda verde Puente Viejo -Pico Paisano [Oviedo]


Ruta de senderismo por el Naranco en Oviedo, siguiendo el PR.AS.-239, de Puente Viejo en Lugones al Pico Paisano.  Es una ruta un poco larga para una tarde o una mañana, y que se hace dura para los pies por ser casi toda por asfalto. La bajada desde el Pico Paisano hasta los monumentos fue por un sendero demasiado pindio, hay mejores opciones para bajar. En toda esta zona del Naranco hay gente con mucho tiempo libre que se ha dedicado a "rehabilitar" algunas zonas y construir refugios. Está señalizada en todo momento y no hay mucha pérdida, hay algunas fuentes en la zona de la Pista Finlandesa.
El comienzo debería haber sido en el puente Viejo, pero es más fácil aparcar en la estación de la Renfe de Lugones, y desde ahí comenzar a caminar hasta el puente.

Mapa del recorrido

Aparcamiento en la Estación de Renfe de Lugones
Desde la estación se cruza por el puente metálico hasta el otro lado, donde se conecta con un camino paralelo a las vías hasta un puente bajo la autovía. Desde el puente ya se enlaza con un camino del pueblo y una zona con invernaderos. Este tramo coincide con el camino de Santiago, porque hay flechas amarillas.

Al fondo el Naranco y a la derecha el sendero paralelo a las vidas
Casona con panera e invernaderos

Se continúa por una carretera al lado de grandes invernaderos, para volver a cruzar otra vez la vía del tren, hay una horquilla si se va por la carretera, pero se puede atajar por un sendero cruzando las vías. Está señalizado por el camino de Santiago.

El Puente Viejo
La zona del puente viejo muestra los restos de las últimas riadas, hay ramas rotas y con plásticos hasta grandes alturas. Da pena ver el cauce con tantos restos de plástico, van a tardar en limpiar completamente la zona, debió de pasar muchísima agua. 

Rodenado la depuradora
El siguiente tramo consiste en rodear la depuradora de Villapérez por la carretera dando una gran vuelta. A la entrada/salida de la depuradora se conecta con la carretera que va a Villaperez.

Desvío en la carretera a Villaperez
En la carretera al lado de una casa verde se toma un camino que va hacia una zona de bosque, al principio está asfaltado, y después ya pasa a ser grava y tierra. El bosque está bastante limpio. Aquí se comienza con la subida, hacia las casas de Laviada.

Tramo de bosque
El sendero está balizado con postes y barandilla, pero es bastante estrecho y puede venir gente en bicicleta. También tiene tramos con unas pendientes muy fuertes, que con el verdín si hubiese lluvía tiene pinta de resbalar bastante.

Enlace con la pista finlandesa
Tras superar la cuesta de las casas de Laviada se llega al enlace con la pista Finlandesa, aquí hay que tirar de frente para continuar con la subida, aunque se puede rebajar la pendiente dando una vuelta hacia la izquierda y dando algo más de rodeo. Desde aquí la subida es fortisima y sin descanso.


Tramos de la subida
La pista va más o menos de frente cortando la loma de la montaña a modo de cortafuegos, por los laterales aparecen de vez en cuando algunos senderos que pueden ser también válidos. Cuidado porque suelen ser para bicicletas de montaña, y algunos son para descenso con lo que hay grandes saltos no aptos ni para subir ni bajar andando.

Vista atrás de Intu Asturias con el Ikea y la Corredoria
Conforme se sube van apareciendo las vistas del entorno, sobre todo mirando atrás, además la pendiente hace que haya que parar de vez en cuando y se agradece. Llegando arriba hay una torre de alta tensión, y debajo han construido uno de esos refugios para la lluvia, con sillas y demás. También se señala un desvío hacia un cuartel, a saber lo que habrá allí.

Acabando la primera subida
Tras este tramo de fuerte subida y sin descanso, la pista llanea e incluso baja un tramo para subir y enlazar con la carretera que sube al Naranco. Hay que seguir por carretera un corto tramo.

Tramo de carretera
Por la carretera se sigue un corto tramo, y se ve una de las rutas que emplean los que hacen descenso en bicicleta de montaña, se ve un salto de un metro ya desde la carretera y que da miedo hasta para bajar andando, no se como no se matan. El desvío para los senderistas está un poco más adelante, por una pista hormigonada de nuevo con una pendiente fortísima. 

Los repetidores de rtve

En seguida se alcanzan los repetidores de la televisión, y un gran aparcamiento que constituye la cima del Naranco para la vuelta ciclista. Ahora está dedicada a Jose Manuel Fuente "El Tarangu". A este no le vi correr, pero si que vine hasta aquí para ver a Rominger contra Perico Delgado, el Naranco era una cima mítica, pero ahora se les hace demasiado fácil.


Parque en la cima del Naranco
Se continúa atravesando el parque y el área recreativa para subir hasta el Sagrado Corazón, en la cima del Pico Paisano, camino bastante claro y evidente. En este área recreativa hay fuente también para coger agua.

Vista atrás de las antenas del repetidor en la cima del Naranco
El día no está demasiado claro hay mucha bruma que oculta la mayoría de las montañas, apenas se distinguen nada más que algunas siluetas. Es una mezcla de bruma y contaminación, pocos días después se decretan medidas anticontaminación limitando velocidades, pero nadie las respeta.

Vista hacia el Aramo desde el mirador
Oviedo a los pies de la montaña
Detalles de Oviedo: La Catedral, el Milán, el Calatrava y el Nuevo Tartiere

Gijón al fondo delante las naves del Alimerka

Lo que queda de la Sierra del Naranco hacia Llampaya
Tras un rato en el mirador toca continuar, y veo un sendero entre los toxos por el que comienzo a bajar. Es una bajada totalmente recta y de frente, igual la utilizan en bicicleta pero sería bastante complicada. Tiene rocas sueltas y toxos que pinchan, pero no tiene más problemas.


El sendero de bajada y al fondo el Centro Asturiano
El sendero que baja de frente enlaza con otro que va más o menos en llano, cojo el ramal hacia la derecha que va hacia un valle que baja desde la cima. En este valle es donde está al fondo San Miguel de Lillo, desde arriba se ve bastante bien.

Tramo horizontal del sendero
Este sendero enlaza con otro camino más ancho y una señalización hacia los antiguos lavaderos que había aquí en el Naranco. Los "restauradores" han limpiado algo la zona de los lavaderos y han cogido toda la basura de la ciudad para construir sus "esculturas alegóricas". Han vuelto a hacer un refugio con sillas y un rústico tejado. Han puesto una tumbona al lado de una gran laguna, después han construido una especie de ducha aprovechando una fuente de la zona y canalizando el agua. Todo bastante kistch, por no decir otra cosa.

Las lagunas en los lavaderos del Naranco

Los lavaderos
La zona de los lavaderos no tiene tanto barroquismo y es más minimalista en cuanto al uso de la basura para reconstruir la zona. Está bastante limpio de vegetación, han puesto incluso escalones para bajar, pero como es zona húmeda hay algo de barro. Por debajo de estos lavaderos se encuentra la fuente de los Pastores, reconstruida por una escuela taller, y mejor conservada. El agua debe ser potable porque no indican nada en contra.


Por encima de esta fuente de los pastores pasa una ancha pista, que es la que hay que tomar para llegar hasta San Miguel de Lillo. Por el camino aparecen otros dos refugios, construidos aprovechando basura. Uno debe ser la Escuela, porque tiene libros de primaria y una pizarra dentro. El otro no, es de cañas ramas.

Refugios
Hay un sendero paralelo a la pista, pero cuidado porque es para los de descenso en bicicleta y tiene tramos muy pendientes y resbalosos, da miedo bajar andando, así que mejor evitarlos. Al fondo de este valle, hay dos refugios a modo de cuevas, incluso hay algo que parece una cueva profunda, con entrada a ras de tierra.

San Miguel de Lillo
Las cuevas están pegadas por la parte de atrás de San Miguel de Lillo. Desde San Miguel de Lillo se continúa hasta Santa María del Naranco por un camino más o menos en llano. Suele haber turistas en los dos monumentos del prerromanico asturiano, también hay un centro de interpretación para los que tengan interés en conocer más detalles de ambos edificios, uno Iglesia y el otro pabellón de caza de Ramiro I.

Santa María del Naranco
El siguiente paso consiste en enlazar con la pista finlandesa, para ello hay que bajar por la carretera que sube a los monumentos un buen tramo. Desde la carretera se ve la pista bastante abajo, y parece que no tiene acceso hasta que se llega a su altura y rodeando una casa, por fin se alcanza.

Vista atrás del Naranco

La pista finlandesa al fondo a media ladera
La pista finlandesa es llana y recorre toda la falda del Naranco, hay montones de gente andando, corriendo y en bicicleta. El entorno la verdad es que invita a ello, no la conocía y me ha gustado.

Los restos del spa del Naranco, otro fiasco de gasto de dinero y detrás el colegio Loyola
Se continúa por la pista finlandesa hasta que acaba, y más allá siempre en llano hasta enlazar con la pista de antes hacia el Puente Viejo y Lugones. No hay pérdida, basta con seguir a la gente que anda, corre o va en bicicleta.

El Hospitalón y detrás la Sierra de Peñamayor entre la bruma

Una de las fuentes en la pista
Cuidado al finalizar la pista finlandesa, porque el siguiente tramo es compartido con los coches, sigue siendo llana y sin problemas, pero pasan coches.

El Aramo con algo de nieve en las cumbres
Construcción de los enlaces al Hospitalón en la Corredoria
Tras pasar el depósito de agua se enlaza con la pista por la que habíamos venido dese Lugones, y sólo queda ir deshaciendo el camino. Tanto asfalto se hace duro para los pies, pero es lo que hay. Debajo los datos de la ruta realizada.