sábado, 10 de julio de 2021

Peña Chana, la Fana y Fariñento [Ubiñas]

Ruta de montaña por las Ubiñas, partiendo de Tuiza de Arriba para ascender a Peña Chana, la Fana y al Fariñentu,  subiendo y bajando por el Bocarón. Esta zona de las Ubiñas no la conocía, habíamos subido a Peña Ubiña, los Fontanes y el Tapinón varias veces, pero para esta zona no había venido nunca. Tiene una subida dura, cómo casi todas las cumbres de Ubiñas, senderos por zonas muy inclinadas, pero que se suben bien. Las cumbres del día no son complicadas, no tienen pasos aéreos ni nada por el estilo, aunque desde la cumbre si que hay caídas importantes, casi verticales hacia el otro lado. Buenas vistas, hoy con nubes bajas, no mucho hacia el interior de Asturias, pero con las montañas del entorno suficiente. Algo de ganado, aunque no demasiado, y también fauna, sobre todo hoy buitres. La fuente a mitad de subida ayuda a llevar el esfuerzo, pero si hace calor hay que llevar bastante agua porque apenas hay sombra donde cobijarse.
Los que están fuertes, suelen encadenar estas cumbres con el Práu del Albo, camisos.... o dan la vuelta por detrás por Valseco para retornar hasta Tuiza. Hay opciones para alargar la ruta. 

Datos de la ruta:

Distancia: 9,6 km
Duración: 6h 38 min
Cota mínima: 1232 m
Cota Máxima: 2176 m
Desnivel Acumulado: 1150 m
IBP: 130 Hiking

Mapa del recorrido
La ruta comienza en Tuiza de Arriba, donde este año hay que madrugar para tener sitio en el aparcamiento, yo llegué algo tarde, y me tocó dejarlo casi en la carretera. En otras épocas no hay tanto problema. Además conviene madrugar para reducir un poco el calor.
 
El parking lleno y el Siegalavá con algo de nubes
Hay que coger el camino de verano hacia el refugio del Meicin, y al poco de empezar la subida, nada más pasar el depósito de aguas de Tuiza, tomar el sendero que sale hacia la derecha.

En primer término el depósito de aguas de Tuiza
Ahora hay que seguir este sendero hasta el Bocarón, y cómo todavía no ha subido el ganado por esta zona hay demasiada hierba. Yo en uno de los tramos perdí un poco la dirección, y subí más por un regato que por el sendero, pero al final lo recuperé un poco más adelante. En la bajada se ve mejor por donde va, pero también hay algunas zonas en las que se puede dudar un poco.

Las nubes enganchadas en Siegalavá

La ladera que hay que remontar
Una vez pasado el primer tramo más confuso, después ya sólo queda un sendero muy evidente entre la alta hierba, y que sube sin dar descanso. Hay que remontar muchos metros por esta ladera y mejor tomárselo con paciencia y sin apurar demasiado.

Vista atrás al tramo recorrido y el cordal de la Tesa, la Mesa y la Almagrera

Parece que no se avanza
Hay un pequeño rellano con una ligera bajada antes de meterse otra vez a la subida donde se aprecia bien todo lo que hay que subir. Después de este rellano hay un tramo duro hasta la fuente, que sube por el centro de una vallina. A partir de la fuente la pendiente se relaja, porque la senda describe amplias zetas.

Uno al que no le cuesta subir por aquí

La fuente de las Planas
La fuente de las Planas tiene un agua fresca que se agradece, último punto de repostaje antes de entrar en la zona alta. Menos mal que a partir de aquí baja algo la pendiente.

Vistas hacia la Peña Cerreos

Continuando la subida por las amplias zetas
Aquí en esta zona las sensaciones mejoran, la pendiente es menor y se avanza bien, aunque todavía queda bastante desnivel a superar. Se ve el crestón rocoso que hay que atravesar para pasar al Bocarón, y con paciencia se llega bien. En esta zona también habría la opción de tomar un desvío y subir por el valle de los Corrales más directos hacia el Fariñento. Aunque con la alta hierba, apenas se percibe este desvío. Muchas flores por cierto.

El crestón rocoso que baja y que hay que cruzar

El primero de los buitres del día
En uno de los picachos del crestón rocoso estaba el primer buitre del día, esperando para remontar el vuelo, por ahí nadie lo debe de molestar. La senda tras varias zetas franquea un paso tallado en la roca, y cambia de valle, ahora la vallina ya da hacia el Siegalavá. Faltan todavía unos tramos hasta alcanzar el Bocarón, el paso a los puertos donde pastan las vacas.

Flanqueando el crestón, aparece al fondo Siegalavá

Peña Rueda, Peña la Fana y el Chegu Turbio desde el Bocarón
Bastante esfuerzo alcanzar el Bocarón, pero merece la pena, se abre una gran zona de pastos donde el ganado pasa estos meses de verano. El Chegu Turbio esta medio seco, y bastante embarrado, las vacas y caballos se meten dentro.

Peña Chana
Tras un descanso para reponer fuerzas toca empezar la subida a Peña Chana, que hay que ir rodeando por la izquierda. Desde aquí no parece llana precisamente, tiene grandes paredones, pero la ladera Norte es herbosa y se sube bien. Así que hay que ir rodeando buscando las canales que suben por la parte izquierda-Norte.

Vistas hacia el Fariñento, Ubiña la Grande...

Voy rodeando por donde mejor se puede hasta entrar por la ladera herbosa y alcanzar la cima. Rodeando lo suficiente no tiene dificultad, si se intenta atajar ya hay que usar algo las manos, porque la pendiente es grande.

Cumbre de Peña Chana, detrás Siegalavá
Las vistas desde esta modesta cumbre muy buenas, día despejado, con nubes dispersas. Al fondo si que había nubes más compactas y algo de calima. Debajo la foto esférica, y algunas panorámicas.


Hacia el Sur

Hacia el Sur-Oeste

Hacia el Norte
El año pasado habíamos venido hasta Peña Arpin, y la Carba de Valseco, y desde aquí se aprecian bien las dos cimas modestas pero agradecidas. 

Hacia el Siegalavá
En la cumbre cómo y bebo algo para reponer fuerzas, ahora toca bajar, para subir hacia la siguiente cima, La Fana. Lo hago buscando una canal que sea fácil de bajar, después ya paso por el Chegu y sigo avanzando más o menos en línea recta.

Vista atrás hacia Peña Chana
Bajo y voy rodeando Cheturbio, para pasar cerca de su cabaña, debajo de una peña que la debe de proteger de los vientos del Nordeste. El ganado está concentrado a estas horas en esta zona, tanto las vacas como las yeguas.

Ganado sobre el Chegu Turbio

El Chegu Turbio
Al Chegu Turbio no le queda mucho tiempo para colmatarse, como el Chegu que hay en los puertos más abajo. Deberían de permitir impermeabilizarlo algo, y extraer algo del barro para que siga cumpliendo su función de almacenar agua y permitir al ganado seguir manteniendo la zona, y que no se eche a perder.

Más ganado con la Peña Rueda
La subida a La Fana, la hago por una vallina herbosa, aquí ya voy un poco tocado, así que subo despacio, primero hasta un collado y después ya buscando la cima más a la derecha. No sé cual es la cima exacta. Subí primero a la que estaba más a la derecha, y que era un poco más cómoda. Y después de comer a la cima de la izquierda, que tiene un jito de piedras en la cima. La foto esférica es de la primera.

Vallina de subida hacia la Fana

Refugio bajo la Peña Fana, un poco de sombra para comer

La foto esférica desde una de las posibles cimas de la Fana, y debajo alguna panorámica más.

Vistas hacia los Puertos de Agüeria

Continuación

Chegu Turbio, Siegalava...
Para comer me refugio en una pequeña oquedad donde hay algo de sombra, y poder reducir un poco el calor del día. Mientras estoy aquí, el segundo buitre del día, se posa unos metros por encima, en cumbre de la Fana que tiene jito. Estaba a pocos metros y apenas se fija en mi, vaya bicho.

La cumbre que creo que es la Fana, desde la de los jitos

La subida hasta el Fariñento después del bocata se hace durilla, la pendiente es fuerte, no hay sendero pero no hay mucha perdida. En el tramo final se alcanzan restos de las trincheras de la guerra civil, con muros de piedra.

Allí arriba la cumbre del Fariñento

Alcanzando la zona de trincheras

Caídas a partir de las trincheras
En la parte alta ya hay unas caídas bastante fuertes hacia la zona de los Joyos de Cueva Palacios, buenas paredes. Casí que algunas trincheras parecen más protecciones para el ganado que el uso original. Recorriendo la cresta en poco tiempo se alcanza la cima, con el mítico buzón y el belén de cumbres.

Cumbre del Fariñentu
El día ha ido cambiando, y las nubes comienzan a engancharse en Peña Ubiña y los Fontanes, así que la foto esférica queda un poco entrapazada. 


Buzón y detrás los Huertos del Diablo


Hacia los Fontanes y los Huertos del Diablo

Los Puertos de Agüeria

Hacia Cheturbio

La idea era seguir hacia el Prau del Albo, pero con el cambio de tiempo, y tener que pelearse en la cresta o perder mucha cota para coger los senderos, me desanima un poco, y decido volver tranquilamente. Quedan muchos días para seguir recorriendo estas montañas, y seguir subiendo cuando esté más despejado.

Así que bajo, pero esta zona de bajada no me ha gustado, es demasiado pendiente y no hay ningún sendero, igual hubiese sido mejor bajar por donde las trincheras. De hecho, los tramos que aparecen de senda, coinciden con regueras del agua y hay mucha piedra suelta que resbala bastante.

El valle de Bajada, que enlaza con el valle de los Corrales, los Pioyos

A media bajada, me asomo a ver la posibilidad de seguir hacia el Prau Albo, pero no lo veo factible, hay que seguir bajando otro tramo más.

A media bajada la cresta entre el Fariñento y Pie Ferrero

Una vez en la parte baja, al fondo el Prau del Albo
Una vez abajo, a la altura de los pastos, ver lo que quedaría por subir hata el Prao del Albo, confirma mi idea de seguir bajando. Habría dos opciones, por el valle de los Corrales y el Huerto de los Pioyos, o por dónde había subido retornando al Bocarón. Así que vuelvo por le Bocarón, para ir bajando más despacio.

Camino del Bocarón

Llegando al Bocarón, Peña Chana y el Siegalavá

Ganado, con la Tesa, la Mesa y la Almagrera

Iniciando la bajada
La bajada por este camino se hace cómoda, no tiene un porcentaje muy grande, cómo comprobaré una semana después al bajar por el Huerto de los Pioyos, por aquí se baja bien, así que poco a poco llego hasta el crestón rocoso, las zetas entre las praderas, la fuente....

La Peña el Castiecho, y al otro lado del valle, la Tesa, la Mesa...

Llegando a Tuiza

Y termino la ruta en Tuiza, llegando de nuevo hasta el depósito de agua del pueblo.