sábado, 8 de agosto de 2015

PRC.LE.-1 Lago de la Baña [León]

Ruta de Senderismo por la Cabrera Baja al Lago de la Baña. Esta zona esta bastante destrozada por el efecto de las canteras de pizarra, y el comienzo y acceso a la ruta se ve afectado por estas inmensas canteras y los residuos de hacer las losas.

La ruta en teoría empieza en medio del pueblo de la Baña, donde hay un cartel y todo, pero te obliga a subir por la carretera un par de kilómetros así que no compensa. Es mejor ir en coche por carretera hasta donde está el silo de sal que se emplea en invierno para evitar que se forme hielo en la carretera. La carretera en esta zona es doble, esta la zona para coches y al lado, separada una pista para camiones y dumpers de obra. En la zona del silo se puede aparcar y habría que tomar la pista para los camiones de las canteras, pero esta zona es fea y esta llena de polvo así que casi es mejor seguir con el coche hasta el final, donde buscar una zona con sombrar donde aparcar, si es día laboral igual os dicen algo y tendréis que tener cuidado con los enormes camiones, en fin de semana no hay problema para pasar.

Yo acabé aparcando en la pista, al lado de una cantera a la sombra de los arboles y sólo tuve que sufrir el polvo algo menos de un kilómetro.

Mapa de la zona y del recorrido

A esta zona le tenía ganas después de leer el libro de Ramiro Pinilla Antonio B. el Ruso, cuyo protagonista es de la Baña y anda en teoría por estos lares, pero lo que hay ahora no tiene nada que ver con lo que había entonces, la pizarra ha hecho que esta comarca se haya desarrollado mucho y haya cambiado totalmente el paisaje.

Así que visite algo el pueblo, aunque me quedo un cazario que hay donde por lo visto explican las piezas que se pueden cazar en esta zona, y como no soy cazador pues no fuí. Y después fuí hasta la ruta, donde me desilusionó el destrozo de las canteras.

La pista de las canteras
No es sólo que hayan quitado la mitad de la montaña, sino que además los restos los están tirando en la zona recubriendo las montañas que quedan, pero es ley de vida, sino aquí no habría nadie viviendo.

Una de las canteras

Tramo final de la pista
En coche se puede llegar sin problemas hasta el comienzo de la pista natural, a falta de 2 km al lago, el resto no merece la pena caminarlo.

Aquí comienza la zona natural de la ruta
Desde aquí se puede comparar el paisaje natural a un lado, con el paisaje de las canteras al otro.
Zona degradada y zona natural
El primer tramo va por una pista apta para todoterrenos, más o menos en llano, y después se empina un poco y se convierte en un sendero.

Tramo inicial de la pista hacia el lago
Después del primer repecho se alcanzan los restos de un lago seco, que igual en invierno se llena, pero en Agosto está vacío.

Primer lago seco
Otro ligero tramo de subida, pasando al lado de una fuente y se llega al lago efectivo, que también está bastante seco. De toda la explanada que se supone es lago, sólo una pequeña parte tiene agua, el resto esta encharcado, y puedes quedar atrapado en el barro. Yo estuve dando vueltas y viendo si se podía subir alguna de las paredes de este circo glaciar, pero no parecía posible. La idea era subir al Surbia, o Trevinca que está aquí al lado, pero no hay sendero, ni marca ni nada, ya no quedan animales por la zona que mantengan los antiguos senderos.

Lago de la Baña Medio Seco

El Lago y la morrena
La Morrena es curiosa, porque la piedra es toda de pizarra, y esta toma la apariencia de viejos troncos secos al solo, cuando en realidad son piedras.  También se ve un trozo de lona de plástico con la que han debido de intentar evitar filtraciones de agua y que el nivel se mantenga más alto.  La cantidad de agua que queda es muy poca, aún siendo Agosto, el lago truchillas tiene mucha más agua y los de Sanabria también y están en la misma zona.

Zona del Lago



Rodeando el lago por la parte de la morrena no hay manera de atravesar la masa de bosque, no hay casi ni marcas de haber pasado animales salvajes. La única ladera que parecía podía tener posibilidades para acceder a la parte alta y tirar hacia Peña Surbia, era la ladera Oeste, siguiendo los restos de las enormes rocas de pizarra arrancadas por el glacial, así que por ahí intenté progresar, pero al llegar a las zonas de vegetación esta se volvía impenetrable, escobas de gran tamaño y nada de senderos, así que desistí y volví hacia el lago, y retorné al coche.

La Morrena de Pizarra

Pizarra o Troncos de madera seca
Los datos del recorrido que hice, aunque hay varios tramos que fueron de exploración y no merecen la pena, casi que la ruta tampoco merece la pena por lo degradado del entorno. En invierno con nieve y más agua igual mejora el paisaje, pero ahora en Agosto hay mejores opciones por la zona.