lunes, 24 de agosto de 2015

Montes Aquilanos desde Peñalba de Santiago [Ponferrada]

Ruta de montaña por la zona sur del Bierzo, en la comarca de la Valdueza. El año pasado había venido a hacer la ruta de la Tebaida Berciana, y me gustó la zona y quería hacer alguna de las cumbres de la zona. Así que buscando por internet y wikiloc encontré la descripción de esta ruta, que es bastante dura por el desnivel, pero que si ellos podían hacerlo casi sin botas pues tendría que ser asequible para mi nivel. Aunque tiene una zona con bastante riesgo de enriscarse, y en caso de tener vértigo quedar bloqueados y paralizados.


El link: http://aventurasdeundominguero.blogspot.com.es/2013/11/silla-de-la-yegua-2142-metros.html

La ruta esta señalizada hasta la zona del pico Tuerto, pero después hay que desviarse de las marcas para bajar, y hay que estar atentos, aunque la dirección es bastante evidente. La única complicación es que en la bajada te puedes enriscar en una zona, y hay que buscar bien por donde bajar sin meterse en berenjenales. No hay fuentes en el recorrido salvo en la salida en Peñalba.

En Peñalba de Santiago hay varias zonas de aparcamiento reguladas a la entrada del pueblo, porque en el pueblo no se puede aparcar. La carretera para llegar al pueblo es extremadamente estrecha, y cuando te cruzas con otro coche es probable que haya que dar marcha atrás un cacho, así que hay que  ir con cuidado hasta llegar allí.

Aqui esta el mapa de la zona con el recorrido realizado:
Mapa de la ruta
Fuente en Peñalba de Santiago
Desde Peñalba hay que atravesar el pueblo hasta la fuente, y allí seguir los carteles que indican hacia la Cueva de San Genancio y del sendero circular de la Tebaida Berciana. El camino empieza bajando, se pasa al lado del cementerio del pueblo y después se interna en la cabecera del valle del Silencio. El día estaba nublado, pero las previsiones eran de que abriese por la tarde.

Saliendo de Peñalba por el camino hacia la Cueva, la niebla cubría la zona del Alto de las Berdinas
En el valle y en el camino que va hacia la Cueva de San Genancio, aparece un cartel tirado en el suelo que indica hacia los montes Aquilanos. La señalización de la ruta es con pintura roja, la de la Tebaida creo recordar que es con pintura azul, así que hay que desviarse empezando un largo tramo de dura subida.
Desvío de la ruta hacia la cueva de San Genadio
La subida es tremenda, menos mal que estaba fresco y no calentaba el sol, sino se hubiese hecho muchisimo más dura. En la parte de arriba tuve que poner un polar para protegerme un poco del frío, y después el chubasquero incluso, pero al principio con poco viento  y frío habia unas condiciones estupendas. La subida no tiene descanso y se suben 400 metros en algo menos de 1 km de distancia, así que la pendiente media es del 40%. El sendero esta bastante marcado, y para subir no hay dudas, si se bajase por aquí se verían más trazas de sendero y puede llevar a confusión.

Tramo de ascenso
Esta parte hay que tomársela con calma para no gastar toda la energía. Después de superar una zona de árboles, se ve la arista blanca que baja del alto de Peñalba a la izquierda, y se empieza a ver al fondo la collada que hay que alcanzar, donde acaba esta subida tan brutal.
Tramo de Ascenso
Una vez alcanzada la collada se ve abajo el valle de la cueva, y la zona paralela a la blanca arista por la que se sube. En la collada subí hasta la cumbre de Peñalba, encima del pueblo, aunque el gps del móvil por la niebla, perdió un poco la cobertura.

Vaguada por la que se ha realizado el ascenso


Desde la collada, se ve lo que queda por subir, ahora con una pendiente menor y siguiendo un estrecho sendero. En esta zona hay estacas con marcas rojas que son las que hay que seguir para llegar hasta el pico de Cabeza de la Yegua, que no se ve por estar tapado por los distintos repechos que hay por la cresta.

Lo que resta por la Cresta hasta Cabeza de la Yegua
En este tramo también hay que regular el esfuerzo, y pega mucho el viento, así que tuve que poner gorro y chubasquero para cortar el viento y protegerme del frío, pese a estar en Agosto. Las cumbres desde la cumbre, que ya se estaba despejando el día son magníficas, de una zona en parte desconocida para mí.

Panorámica desde Cabeza de la Yegua
En las casetas que hay en la cumbre, aproveche para comer protegido del frío viento y esperando a que siguiese mejorando el día. Después de comer saqué algunas fotos.

La única cumbre que conozco es la del Teleno, y mirando hacia la Cabrera no se distinguir el Vizcodillo ni la zona de Peña Trevinca, tampoco ayuda la iluminación por estar el sol en esa zona.

La zona del Teleno
La estación del Morredero
Ponferrada desde la cima de Cabeza de la Yegua
En la cima de Cabeza de la Yegua, hay una serie de antenas y casetas, y lo único montañero que hay es un inmenso hito de piedras de pizarra de la zona. Al lado del hito hay una placa dedicada a un montañero y corredor de carreras de montaña, que se perdió aquí con la niebla y acabó muriendo, una pena, pero murió haciendo lo que le gustaba.

http://www.abc.es/hemeroteca/historico-05-03-2010/abc/CastillaLeon/encuentran-muerto-al-monta%C3%B1ero-que-desaparecio-el-pasado-sabado-en-pe%C3%B1alba_1134247266690.html

Esto recuerda que una actividad aparentemente sencilla, si las condiciones se complican y aparece la nieve y la niebla, pueden hacer que las cosas acaben mal, así que mejor asegurarse de las previsiones metereológicas e ir preparados y equipados.







Desde la cumbre de Cabeza de la Yegua, y ya con el día despejado se ve el resto del recorrido hasta el pico Tuerto, pasando por la zona de las Berdianas. Sólo hay que seguir los postes rojos, y marcas de pintura roja. Ahora ya no habrá tantos desniveles y es más cómodo el caminar, aunque siguen siendo senderos estrechos.

Hacia el Pico Tuerto y el Alto de las Berdainas
El valle de la Yegua
Desde el collado entre Cabeza de la Yegua y el Alto de las Berdianas, se ve en lo más profundo del valle el pueblo de Peñalba de Santiago. En estos valles también resulta curioso que no hay animales domésticos, sólo hay un rebaño de cabras, pero no hay apenas vacas en libertad como ocurre en Asturias en casi todas las montañas. Esto hace que no haya apenas senderos, y si alguna vez los hubo, esten perdidos. Por ejemplo bajar de frente por el valle puede ser imposible porque está cerrado por la vegetación, y si hubiese más animales seguro que habría una zona de paso, o varios senderos.

La Cima del Alto de las Berdiainas
La cima del Alto de las Berdianas, no está al lado del sendero, si no que hay que seguir un cacho hacia el interior, campo a través porque no hay sendero hasta llegar al hito que marca la redondeada cumbre. Desde esta cumbre se ve hacia el Sur la zona de la Cabrera, pero las fotos no me quedaron muy bien por la iluminación de la zona, lo que se ve es que es una zona totalmente solitaria, abandonada y salvaje completamente.

Tramo de las Berdianas al Pico Tuerto
Siguiendo el sendero y las marcas se sube hasta el Pico Tuerto. En este nuevo tramo, en el primer resalte que hay que salvar vi un jabalí por la zona, estaba haciendo un sonido bastante grande, un gorgojeo como de agua en tuberías, y cuando me estaba acercando salió escapando, no lo perseguí para no molestarlo y enfurecerlo.



Ponferrada desde la cima del Pico Tuerto
La cumbre del Pico Tuerto es de las más montañeras de la zona, porque tiene buzón de cumbres, en las otras dos que he visitado no había nada para dejar las tarjetas. Desde la cumbre se ve perfectamente al fondo la zona de Ponferrada, el embalse y la central térmica.

Descendiendo del Pico Tuerto con la Guiana a la izquierda y Ponferrada al fondo
El descenso, en el tramo inicial esta marcado por las marcas rojas que se dirigen hacia el pico Guiana, reconocible por tener en la cumbre una construcción que es una capilla. Hay que abandonarlo bajando por una de las crestas que suben hasta el pico Tuerto, al principio no hay sendero claro y marcado, pero después ya aparece.

Montes de la Valdueza y al fondo Ponferrada
Durante la bajada por la cresta, en el tramo inicial de hierba alta se ve al fondo el pueblo de Montes de la Valdueza, por el que pasa el sendero de la Tebaida Berciana y los restos del Monasterio que había. Al principio no hay sendero, pero tras pasar la zona de hierba se llega a una zona de escobas, y hay que buscar el claro sendero que las atraviesa, esta marcado porque es el único que hay, y va casi en línea recta por la cresta, con paciencia se va bajando hasta llegar a un espolón rocoso que da a la cueva de San Genancio, en la foto de abajo se ve esa zona de roca.

Tramo de descenso


El sendero por entre el brezo y la escoba tiene bastante pendiente a tramos, pero hay que ir con precaución y asegurando los pasos, hasta llegar a la cresta rocosa. En esta cresta empieza el tramo más peligroso, porque hay riesgo de enriscarse. Hay que seguir más o menos de frente para enlazar con el sendero de la Tebaida Berciana en el Chano Collado, pero esta cresta afilada que según bajamos se ve redondeada, por el otro lado es vertical y da lugar a una pared por la que no se puede bajar. En este tramo la pendiente, antes de llegar incluso a la pared vertical ya es muy grande y da impresión, a lo que ayuda que se pisan piedras sueltas, pero con precaución, experiencia para no meterse en una zona de la que no podamos salir subiendo se puede superar, lo mejor es tirar hacia la izquierda, hacia la zona del pueblo de Montes de la Valdueza.

Ultimo tramo más peligroso, donde hay que ir muy, muy hacia la izquierda para poder bajar
En la foto de arriba, se ve en la zona de prados el sendero de la Tebaida, y como el terreno es cóncavo parece que no hay bajada, así que hay que ir con mucho cuidado. En la foto de abajo se observa la pared que parece infranqueable si bajamos todo de frente, pero en el extremo izquierdo según la dirección con la que vamos bajando la pared ya desaparece y se hace más baja y se puede llegar a los prados sin dificultad. Como referencia, hay que ir todo lo que se pueda hacia la izquierda hasta llegar a una zona de escobas más altas, y bajar por ahí. En el blog de aventuras de un dominguero, aparece una imagen en la que bajan apegados a la pared, pero yo me fui más hacia la izquierda y baje por una zona mejor, sería más atrás de donde ellos están. Aquí sería bueno que alguien jitase la bajada, aunque igual dura poco por la nieve.

Tramo peligroso donde se ve que si se va de frente no hay bajada, sino una pared, a la derecha de la foto se puede bajar

Foto esférica

La imagen superior es una vista atrás de la pared que cierra el paso directo, y que visto desde aquí la bajada buena esta a la derecha, subida si se quiere hacer en sentido contrario la ruta. En la foto esférica se ve como este muro va disminuyendo de altura hacia la derecha.

Peñalba de Santiago
Una vez en la pradera ya se ve el Pueblo de Peñalba de Santiago, con el crestón por el que se subía por la mañana. Hasta el pueblo hay que seguir las señales del sendero circular de la Tebaida Berciana. Al principio por esta zona de hierbas, después por entre una zona de escobas, y después introducidos en bosques de robles y encinas.

Bajando hacia Peñalba por un bosque de robles-encinas
También hay una zona de castaños, ya que aquí las castañas son parte del sustento tradicional de los habitantes de la zona.

Viejo castaño en el sendero hacia Peñalba
De vuelta en el pueblo solo queda llegar hasta el coche y el aparcamiento. El pueblo esta muy conservado y restaurado, y si se visita el bar se pueden ver multiples objetos de la cultura tradicional de la zona.

Carro del país en Peñalba

Los datos de la ruta según el endomondo, con las distintas paradas para comer y sacar fotografías. Agua llevaba 3 litros y fueron adecuados para la temperatura que había, me sobró más de uno, pero como hubiese calentado podrían haber sido pocos.

En la carretera hacia el pueblo hay señalizada una cascada, y es bastante impresionante, para ser el mes de Agosto y no haber llovido en varios días.

Cascada en la carretera hacia Peñalba