lunes, 29 de junio de 2015

La Mota Cetin desde Llerandi [Parres]

Ruta de Montaña desde Llerandi hasta la Cima de la Mota Cetín, que pertenece a los concejos de Parres y Amieva. La ruta tiene algunas dificultades, hay una zona de barro en medio del bosque antes de llegar a la collada Berroña, después en la propia ascensión a la cumbre también tiene una subida complicada, hay que ir siguiendo los jitos, para ir superando los diferentes puntos de paso: hay una canal con hierba alta, que con lluvia puede resbalar bastante, después el último tramo es por zona caliza y bastante inclinada, así que también hay que tomar precauciones, no es fácil. No hay zonas con gran patio, pero si bastante inclinadas. También la hierba alta esta llena de garrapatas, hay que revisarse después, nosotros teníamos varios huéspedes subiendo por las piernas y las manos.


Mapa de la Ruta
La ruta es una continuación de la realizada el día anterior que por la niebla no se podía subir a la Mota, y tampoco tenía sentido subir porque no ibamos a ver nada, así que repetimos zona y lugar de aparcamiento y partida en Llerandi. Aparcamos de nuevo a la entrada del PR-AS-274 y 275. Hoy por fín había poca niebla, y acabó abriendo el día para poder tener vistas y poder subir.

Así que comenzamos a seguir la pista, pasando la Campera de Laxe, donde hay un abrevadero por el que cae un hilo de agua (esta en la parte baja del camino bastante apartado y escondido), con niebla no lo vimos hasta la vuelta por la tarde.
Después de la campera se entra en una zona hormigonada donde el camino desciende un poco y vuelve a subir internandose en un bosque de abetos, un tipo de abeto especial denominado douglas, que viene de Norteamerica (debieron ser plantados en tiempos de la forestal). Tienen una altura considerable y apenas dejan pasar la luz, por lo que el suelo esta bastante limpio.

Bosque
Tras atravesar el bosque se llega a las camperas de Fontecha, con algunas cabañas y muchos prados, desde donde ya se empezaba a ver la cumbre del día. Aunque la niebla se resistía y estaba tapandola en algunos momentos, pero acabó abriendo. También se ve el collado Berroña por el que hay que pasar y el espeso bosque de hayas que hay que atravesar, más o menos en horizontal.

La niebla cubriendo la Mota Cetín
Una vez acabada la pista se entra en un sube y baja por praderías, han puesto piedras con marcas del PR que llevan hasta la collada berroña. Desde las praderías se ven los valles de Amieva y Ponga, con el Tiatordos y la Llambría y Peña Taranes.

El Tiatordos y Peña Taranes
Una vez acabados los prados el camino se interna en un espeso bosque que suele estar bastante embarrado, nosotros tuvimos suerte y estaba bastante seco por lo que nos dijo un pastor que venía de ver el ganado. El iba preparado con katiuskas para no quedar enganchado en la zona. En la mayoría de los blogs hablan del barro que hay en este tramo, nosotros encontramos poco y apenas tuvimos problemas con él, pero había zonas con piedras bastante resbalosas y tramos en los que el camino se dividía en varios a cuál más embarrado.También hay algún tronco tirado contribuyendo a cerrar el camino. Pero el bosque tiene mezcla de árboles nuevos y viejos, y es bastante bonito.

El bosque de Hayas y el barro
Tras atravesar el bosque más o menos en llano, hay que subir un tramo por el prado hasta la collada berroña, hay que rodear una zona encharcada que da origen a un arroyo y que esta excavando la zona, se puede hacer por cualquiera de los dos lados, bien por el de la Mota o bien por el lado de Cuadrazales.

La Mota desde la collada Berroña
Desde la collada no se ve con claridad por donde es la subida, ya que esta bastante encajonada, hay que buscar la cara norte y escoger alguno de los caminos que ascienden por ella hasta alcanzar los jitos.

Picos al fondo desde Berroña
Nosotros tardamos un cacho en empezar a ver los jitos, hasta que no entramos en una especie de canal con varios árboles en la parte superior no empezamos a verlos. Este primer tramo no tiene complicaciones, simplemente seguir alguno de los senderos y superar el desnivel por la herbosa canal.

Zona de subida
En la parte superior se rodea el indio (una roca que vimos al bajar) y se llega a un nuevo trozo de canal herbosa. Al final de la cual se llega a una zona nueva, que es más o menos horizontal y se dirige a la cara norte de la Mota. Este tramo horizontal tampoco tiene complicación, no hay patio, pese a la altitud y lo único malo es la hierba alta que no deja ver donde pones los pies, pero hay un sendero bastante evidente.

Siguiente tramo
Tras este tramo más horizontal empieza el tramo más complicado, en el que se asciende hasta la cumbre por una zona más complicada, donde hay que usar las manos tanto para subir como para bajar. De esta zona no hay fotos, pero en otros blogs si las hay. La referencia es un árbol que hay apegado a las peñas de caliza por el que hay que pasar. El último tramo es por piedra caliza bastante inclinada hasta la cumbre.




Las vistas desde la cumbre como veis son un poco a medias, en la parte de atrás hay unos árboles que impiden ver bien hacia Amieva y la zona del Priniello, pero el resto de zonas si se pueden ver bien. La cumbre es bastante estrecha y mala de caminar, tampoco hay zonas cómodas para parar.

Como estaba calentando bastante el sol empezamos la bajada con prontitud, fijandonos en los distintos pasos de referencia, y por fín vimos la zona del indio que no nos habíamos fijado en la subida.

El Indio
Paramos a comer en la canal herbosa, debajo de una de las hayas disfrutando del paisaje hacia la zona del Sueve, y lo que habíamos recorrido la jornada anterior haciendo la ruta circular. Aunque estábamos recorriendo los mismos caminos del día anterior, las vistas eran nuevas pues no había nada de niebla.

La niebla rodeando la sierra del Sueve
Después desihicimos el camino hasta volver al coche. Desde Fontecha se veía la Mota Cetín y más o menos intuíamos la canal herbosa por la que subimos, pero empezamos a ver que por la parte trasera, yendo más hacia el oriente y por la cara Norte igual había una subida más cómodo hasta la cumbre. Veíamos unas vacas en la ladera, y árboles hasta la cresta, indicios de que puede ser una zona mejor para subir. Así que habrá que volver a comprobarlo.

Vistas de la Mota desde las camperas de Fontecha