domingo, 6 de abril de 2014

Burra Blanca y Tres Concejos [Mieres]

Intento de repetir la ruta de Cienfuegos, pero nos quedamos a medias, y solo llegamos al Burra Blanca.

http://pelescaleyes.blogspot.com.es/2014/03/cuetu-ventosu-burra-blanca-y.html


El no llegar al Cueto Ventoso, hace que tengamos que repetir la ruta, porque las vistas que tiene esta zona lo merecen, aunque solo sea pasear por las pistas que recorren el cordal de Urbies, las sierras de Navaliego y de San Mamés, y la zona del cordal de Longalendo.

Mapa del recorrido
La circulación por las pistas no tiene problemas, hay carteles en cada cruce, pero en las zonas de bosque y cotollas las marcas ya empiezan a desaparecer. Hay postes del anillo ciclista como indica Cienfuegos, pero son zonas de escoba que no se puede pasar, es imposible sin cargar la bicicleta al hombro. También hay unos puntos azules en algunas piedras y árboles que conducen hacia el pico Burra Blanca. No obstante nosotros nos despistamos un par de veces, y fuimos por donde no era, pero así exploramos caminos y vemos zonas poco transitadas.

El inicio de la ruta lo hicimos desde la Colladiella, a la que accedimos después de dar unas cuentas vueltas por distintos valles mineros. Nos equivocamos de carretera de subida, y nos metimos por un valle sin salida "asfaltada", aunque la señorita del navegador de Google nos incitaba a ir por una zona hormigonada. En esa peripecia llegamos a una "ermita" tipo mina de homenaje a los mineros fallecidos en la mina.



Después de dar la vuelta, y llegar a Sotrondio, encontramos la carretera buena de subida a la colladiella, pero perdimos media hora dando vueltas.

Salimos por la pista, pasamos el monumento a los soldados republicanos, el repetidor de la televisión, y llegamos al balcón de Paradiella, donde hay unas buenas vistas de toda la ruta del día, y del valle de Turón.


Desde aquí seguimos por pista hasta la Campa Cimera, donde hay dos paneles informativos con las cumbres que se pueden ver hacia el Este y el Oeste, el Gps perdía la señal con facilidad y lo recuperaba al rato, por eso esta zona sale raro en el track. El resto del día no dió problemas.
Seguimos por pista hasta la Campa Espinera, donde empezamos a tomar sendas para subir al Burra Blanca. Tomamos una pista al inicio ancha, y nos saltamos el poste que indica el anillo ciclista por lo que nos salimos del recorrido de Cienfuegos, pero el camino era ancho e iba en la dirección adecuada, además era ancho y limpio. Por aquí seguimos y pasamos por una zona con mucha agua, y unos pequeños saltos de agua. 

A continuación nos introducimos en el hayedo, y llegamos a una cabaña con suelo de llosa, donde enlazamos con otro camino

El camino poco después empieza a bajar en zetas, y nos damos cuenta de que vamos mal, por lo que retornamos y damos la vuelta, un buen trozo. Enlazamos con el camino en una zona que se encuentra justo en el borde de las cotollas quemadas, donde subimos en una serie de revueltas hasta otro poste del anillo ciclista. El camino original esta completamente cerrado, debía de ser un camino típico por el que baja el agua, y se encuentra encajonado entre dos paredes de tierra, y como esta tan cerrado, se va por uno de los laterales, peleando con las escobas, cotollas y matos, hasta llegar al cordal y cambiar de vertiente. En la otra vertiente está más limpio y se progresa mejor.

Llegado a un punto, la senda que va por la divisoria del cordal desaparece y hay que meterse al bosque de hayas de la izquierda, en esta zona hay jitos y marcas de pintura azul en los árboles, para guiarte.


El bosque está limpio por las hayas, que apenas dejan pasar la luz en verano, pero ahora aún no tienen hojas, por lo que pierde parte de la magia. Se remonta por el bosque siguiendo los jitos y las flechas, y se sale, tras pasar una zona bastante resbaladiza, hasta la cumbre de la Burra Blanca.


El buzón esta muy trabajado. con detalles muy cuidados como el borde, y la forma que tiene para favorecer el cierre, y evitar que entre el agua.

Las vistas son increibles, estuvimos más de una hora en la cima, comiendo y disfrutando de todo lo que se ve desde esta cumbre.



Estuve peleando con el teléfono para hacer la foto esférica también bastante, ya que se colgaba continuamente. Al final desistí de hacer la parte inferior de las fotos, para evitar estos cuelgues. En el blog de Cienfuegos, citado anteriormente se pueden ver fotos panorámicas de mucha más calidad. Las fotos esféricas dan una idea de lo que se puede ver, pero es mejor estar allí, además si se tiene un buen día claro, mejor.

Desde aquí dimos la vuelta y volvimos por el mismo camino hasta el collado Fonticos donde está la cabaña, y para evitar las cotollas, fuimos rodeando por la izquierda hasta la Campa Espinera. En el collado hay una pista que tira hacia abajo, y una senda que sale en horizontal, a parte de la que hay a la izquierda que es la marcada por el anillo ciclista. Nosotros tiramos por la senda del medio, y rodeamos a media altura, paso es bastante bueno, pero se pierde varias veces, y hay que atravesar escobas, y un bosquete de hayas, muchas tiradas por el viento. El terreno es bastante pendiente y resbaloso, incomodo a veces pero te libras de las cotollas y los matos, opción para el que quiera probar. Acabamos enlazando con el camino de subida un poco más adelante, y entramos en la zona quemada.

Después seguimos por la pista, hasta llegar a la zona debajo de la revoltona, donde subimos hasta la cumbrera del cordal.



Seguimos por la cumbrera hasta cerca de la Campa Cimera. En el mapa hay una zona que se llama la Quemaona, lo que indica que en esta zona los pastos se generan con quemas cada cierto tiempo. 
Desde la Campa Cimera subimos de frente hasta el Tres Concejos, aunque ahora las vistas ya eran peores, se ha levantado la bruma en el valle de Turón, y las nubes empiezan a cubrir la zona de Peña Mayor.