domingo, 14 de mayo de 2017

Cueva de Pando [Ribadesella]


Ruta de Espeleología por la Cueva de Pando en Ribadesella. La Cueva de Pando es una cavidad que tiene unos 400 metros de desarrollo según indican en la publicidad de las empresas de turismo activo que la ofrecen en sus paquetes. Es una cueva fácil, sin grandes dificultades y que tiene libre acceso, no hace falta contratar nada para acceder, como pasa en el Soplao, Valporquero o el Pindal. Hay gateras y sitios por los que arrastrarse si se quiere, aunque nosotros ni lo intentamos por si quedábamos atorados, además hay que saber que agujeros tienen salidas y cuales no. 
A las cuevas hay que ir equipado adecuadamente, varias luces (frontales y linternas y pilas),  hay que ir abrigado porque está fresco, hay que llevar casco porque sin querer acabas siempre pegando contra algo, botas con buen piso y también recomendable guantes para no embarrarse. Mochila molesta porque hay pasos estrechos y se va a ensuciar mucho, así que mejor no llevar. 
Entrada a la primera cueva
La cueva está debajo de un pequeño cerro, y parece mentira que debajo haya tantas galerías y cámaras, pero la caliza es lo que tiene, que está toda hueca por debajo. De hecho antes de llegar a la cueva principal hay una cueva más pequeña en longitud, pero con entrada mucho más ancha, desde el camino se ve con claridad el agujero entre la vegetación.

La primera cueva
Coladas ocres

El techo de esta primera cueva con las raíces colándose entre las estalactitas
La ancha entrada

La otra entrada a un nivel seuperior
La primera cueva tiene varias entradas, en concreto tres, dos juntas y una un poco por encima. En principio creemos que esta cueva no comunica con la otra, es corta y fácil de andar, no tiene dificultad. Hay muchos huesos a la entrada, y algunos los han puesto en una especie de altar, hay gente para todo.

La segunda cueva está un poco más adelante, en el borde de un prado, y tiene una entrada mucho más estrecha, incluso puede ser un poco complicada, hay que ir despacio y viendo donde poner los pies para no resbalar

Entrada a la cueva
La primera cámara la de las pinturas
 Tras pasar el primer tramo estrecho se llega a la primera, cámara, la de las pinturas, por las pinturas negras que han hecho los neanderthales con el mechero. Se parece al alfabeto moderno, pero se nota que no son muy avanzados.

La cueva tiene flechas negras y rojas para indicar donde está la salida, que es lo importante por seguridad, aunque esta cueva es pequeña y no resulta necesario. Desde esta cámara de las pinturas hay un ramal más o menos de frente, y después otro hacia la derecha. Lo bueno de ir sin guía es que tienes dudas y tardas bastante en explorar y orientarte, pero no hay mucho peligro de quedarse encerrado.
Debajo pongo fotos de algunos de los elementos de la cueva.
Una columna


Una colada

La cámara grande

Otra de las cámaras


Una gran columa


Otra de las columnas


Un tunel con el techo liso, y por el borde coladas de material


Otra de las columnas
Una presencia
Dentro de la cueva por la temperatura que hay, se produce vaho al respirar, y de vez en cuando este vaho se cuela en las fotos en forma de presencias.

En el blog de Pon, podeis ver más fotos de esta cueva.