domingo, 7 de mayo de 2017

Cueto Cerralosa desde Tresviso [Picos de Europa]

Ruta de montaña por Tresviso, recorriendo la Sierra de Cocón desde el Cueto Cerralosa hasta el Pico Jajao. El Cueto Cerralosa con 1562 m es el techo del concejo de Peñamellera Baja, mientras que el Jajao con 1425 m es el techo de Peñamellera Alta. La ruta es complicada, tiene tramos de bajada por zonas herbosas y muy inclinadas, hay tramos de subida que también hay que usar las manos, y también hay zonas de arista con importante caída, así que está ruta no es nada sencilla, tiene bastante miga. Con vértigo no se puede recorrer la sierra completa. La subida hasta el Cueto Cerralosa es normal, no tiene mucha dificultad, pero recorrer la sierra es complicado. No está señalizada, hay algunas trazas entre las hierbas, pero no hay marcas. En cuanto a fuentes tampoco vi ninguna por el recorrido, aunque en alguna de las canales por lo visto las hay, y también en la carretera hay una fuente con agua, a la que se puede bajar en caso de necesidad.


Mapa del recorrido en rojo las cuestas arriba y en azul las cuestas abajo
La ruta comienza en Tresviso, donde hay un par de aparcamientos en el centro del pueblo, en una curva de la carretera hay marcado varias plazas, y sino a la entrada también hay un par de sitios, al lado de la parada del autobus.

Tresviso
Hay que atravesar el pueblo buscando una pista hormigonada que sale por la parte de arriba del pueblo, desde la entrada ya se ve la pista, así que no hay perdida.

La pista de hormigón
La pista sube hasta una zona de cabañas y pradera, que en el mapa aparece como La Mesa, una zona muy bonita, y que con un día cómo este, de tanta luz y claridad esta para quedarse.

Llegando a la majada de la Mesa
En la foto esférica se aprecia el magnífico día y las camperas que hay por esta zona. Enfrente está el macizo de Ándara, un poco a la izquierda el macizo de los Urrieles, con algo más de nubes, un paisaje excepcional.



Detalle de los Urrieles entre las nieblas y del Urriello
El macizo de Andara
 Son poco más de las 10:30 y los picos están sin nubes, poco después empiezan a meterse las nubes y a tapar todas las cumbres, sobre todo de la zona de Peña Castil y el Urriello.
El Cueto Cerralosa
El camino continua por la falda del Cueto Cerralosa, hay un cierre de valla y sólo una portilla, así que tampoco hay pérdida. Tras pasar la portilla a la izquierda se puede ir hasta una Cueva que viene en el mapa, y que he visto también en la página de J.F.Camina. La pista da un par de zetas por la falda de la montaña y se va hacia la izquierda completamente, hasta pasar encima de Tresviso.

Subiendo por la pista con Tresviso debajo
La pista después de las zetas tiene un tramo en llano, e incluso cuesta bajo hasta llegar a una cuadra bastante grande y un prado que no es prado. En la foto se ve de un color pardo, y no es hierba seca, sino toxo seco, todo el prao esta cubierto por toxo segado y seco. Desde la cuadra hay que ir subiendo por el fondo del valle, siguiendo por el prao hasta la zona alta.
La subida por el valle arriba

Tras acabar el prao de los toxos, hay un sendero que se va encajonando y que va subiendo pasando por distintas terrazas. La pendiente es grande en algunos tramos, pero no hay pérdida, hay algunos jitos y el sendero aparece marcado a tramos. Algunas rutas suben por la arista de la izquierda del valle, pero por la derecha vienen las crestas de la Sierra de Cocón con una importante caída hacia San Esteban de Cuñaba, y se pierden estas vistas.

Mirando atrás por el final del valle
Acercandose a cualquiera de los picos de la cresta del Cocón se aprecian unas caídas importantes hacia San Esteban de Cuñaba, que es otro sitio desde donde se puede subir hasta el Cueto Cerralosa por la Pasada del Picayo.

San Esteban de Cuñaba al fondo del valle
Subida hasta la Peña San Esteban y detrás el Cueto Cerralosa
La ruta continua ascendiendo hasta la Peña de San Esteban, hay un sendero entre la hierba que sube por la ladera, esta inclinada pero no tiene mucha dificultad, en la bajada igual un poco más. Esta cumbre está sobre el peñón de la derecha de la imagen, y para subir hay que ayudarse un poco de las manos para superar unos bloques de roca. 
Las vistas desde esta Peña también son bastante impresionantes, por las caídas, y por las vistas hacia el Cuera que hay, e incluso hacia las playas de Cantabria. Se distinguen Peña Blanca, Cabeza Ubena, el Turbina, el Liño, el Pico Paisano...



Panorámcia de la Sierra del Cuera completa y delante Peña Vigueras  y la sierra de Juan Robre
Panorámica hacia el Oeste con el Sueve al fondo y el valle de Cabrales
Desde la Peña San Esteban ya queda poco para llegar hasta el Cueto Cerralosa, son unos pocos metros por prado y con un sendero claro que seguir.
El Cueto Cerralosa
Desde esta cumbre se tienen muy buenas vistas de los Picos, y de los macizos de Ándara y los Urrieles, pero se ha metido las nubes, y cortan las cumbres, como se puede ver en la foto esférica.

Buzón de cumbres del Cuerto Cerralosa

Vistas hacia el Este con Tresviso a la izquierda
Macizo de Ándara
Vistas hacia los Urrieles y tramo por donde sigue la Ruta por la Cresta de los Picos de Cerralosa.
Es complicado abandonar una cumbre como esta en un día tan despejado, menos para picos, pero el resto de zonas está muy limpio, y permite recordar por donde se sube a cada montaña y ver las pistas marcadas, identificar los pueblos por la zona,... 
Pero al final hay que seguir, el track que traía seguía por toda la cresta hacia el pico Jajao, que está al final de la misma. En línea recta no llegan a 2 km, pero esta cresta se las trae. En el blog de Cienfuegos, aparece este tramo de ruta y si lo llego a leer antes no lo hubiera ni intentado.
El primer tramo es fácil, sólo tiene un paso estrecho en el que se descienden tres metros más o menos por un mini sedo, pero no es nada comparado con el resto.Tras este paso, hay que subir un poco para alcanzar el cresterio de los Picos de Cerralosa

Cresterio de los Picos de Cerralosa
Vista atrás al Cueto Cerralosa
El primer tramo de cresta no tiene mucha complicación, es expuesta y hay que tener cuidado pero se pasa bien. Las caídas son bastante fuertes hacia el Norte, así que mejor no mirar mucho si se va con vértigo. Hay mucha hierba argana, como la llama Cienfuegos, y una senda algo marcada que la atraviesa. Lo peligroso empieza en la bajada hasta el collado Pandecova, donde el terreno está muy muy inclinado y la hierba no ayuda, así que lo más seguro es sentarse y bajar con 5 puntos de apoyo, los pies y las manos agarrandose a las hierbas para ir poco a poco bajando. Es una posición no muy ortodoxa pero bastante segura.

Bajando al collado Pandecova por aquí sentado
Paredes del Cueto los Tombos hacia el valle de Sobra
Tras llegar hasta el Collado Pandecova hay un tramo de 50 metros cómodo, pero después toca una subida muy fuerte, donde hay que ayudarse de las manos para progresar. Para bajar sería bastante complicado también. El sendero es marcado, y lo de usar las manos es precisamente porque es tierra  y piedra suelta, con lo que puede resbalar, pero tiene buenos apoyos. Una vez superada esta subida se está de nuevo en una cresta con grandes caídas hacia el Norte.
Vista atrás del collado Pandecova y la bajada desde los Picos de Cerralosa

Tramo de Cresta de los Tombos
El Tramo de cresta de los Tombos también está cubierto por hierba argana, hierba muy alta que cubre todo y hay una traza de sendero, pero que hay que fijarse donde se ponen los pies a cada paso para evitar traspies, pues el barranco hasta al otro lado. En la foto esférica de abajo se aprecian estas caídas tan bruscas.




Bajando del Cueto los Tombos
Tras llegar al final de la cresta del Cueto de los Tombos, hay una zona otra vez complicada de orientación. Quedan unos crestones calcareos, que parecen infranqueables, y hay una bajada jodida también. Toca bajar otra vez con el culo apoyado por culpa de la hierba argana, y se acaba llegando a una horcadina donde el camino parece desaparecer. Las cabras y demás fauna que hicieron el camino se han cansado y no se ve forma de progresar.  Aquí el gps no ayuda, de hecho puso un tramo recto, y lo único que queda factible sin enriscarse es bajar por una canal hacia el lado Norte, de nuevo por hierba argana, sentado no da sensación, aunque hasta el fondo del valle debe de haber como 500 metros, así que por lo menos no se tiene sensación de poder enriscarse, como ocurriría por la vertiente Sur. Por la canal hay que bajar un tramo no muy largo, y después seguir en horizontal, para sortear otro espolón, pero no bajar tanto como para pasar los dos espolones que quedan por debajo. Hay que bajar lo justo para alcanzar el collado entre los dos espolones y pasar al lado Sur, donde ya hay sendero, que va hacia el Jajao.

Vista atrás de la bajada desde el Cueto los Tombos
Una vez alcanzada la collada ya se acabó la parte complicada. Desde la collada, subir al Jajao no tiene dificultad ninguna. El Jajao es el techo del concejo de Peñamellera Alta, y tiene buenas vistas, aunque siguen las nubes por los Urrieles, y algo más despejado por Ándara, dónde se ve la pista que sube desde el Jito de Escarandi, y la otra que viene de Beges hacia el Macondiú. Mirando hacia el Sur también se ve todo el Cuera, la Sierra de Juan Robre, y destaca bastante, muy cerca una mole con una gran barriga, que es la peña Virotones.



Pico Jajao hacia el Sur
Pico Jajao hacia el Norte
Tras un rato de descanso y alivio en el Jajao toca dar la vuelta, primero hasta la collada y a coger el sendero que tomamos tras bajar desde el Cueto los Tombos. El sendero no es claro, de hecho hay varios, y hay que tratar de ir bajando y perdiendo altura. El sendero recorre varias canales en horizontal, la del primer valle no tiene nombre, pero como se ve en la foto inferior al canto llegan varios senderos, así que no hay pérdida.

La primera Canal a atravesar
 Tras pasar esta primer canal, en el canto justamente desaparece el sendero, entramos en la canal de Tresvía y hay una zona como de llambrias negras y ahí se pierde. En el track que traía marcan una fuente, pero yo no veía sendero, así que seguí bajando por el canto de la canal hasta que encontré uno que cruza bastante en horizontal. También valoré bajar hasta la carretera, ya que en este valle hay un área recreativa con fuente. Pero al final distingue que era un camino importante porque al final en el siguiente canto que cierra el valle, se ve un poste indicador del PR que rodea la sierra.

Mirando atrás la canal de Tresvia y los cortados por encima
 Alcanzando el siguiente canto aparece el poste indicador del sendero, y de nuevo hay otro valle, en este caso el de las Llosas de Tresuva, al final del cual hay una cabaña con finca cerrada con muro de piedra por el que hay que pasar.

El poste del PR y la siguiente canal la de las Llosas de Tresuva
Las Llosas de Tresuva
Desde la cabaña el sendero ya es más ancho, apto para carros y pasa al valle de Entrambos collados, de nuevo con restos de cabañas, y una finca cerrada con postes y valla. Aquí hay dos opciones, seguir de frente y subir hasta la Mesa por donde pasamos por la mañana, o bajar por un camino que hay por el fondo del valle hacia la carretera pasando por las cabañas de Cotero Mordal.

Entrambos Collados al fondo la Mesa

Cabañas del Cotero Mordal
 Desde el Cotero Mordal por carretera queda como un kilómetro hasta la entrada de Tresviso donde esta el coche. La opción de subir a la Mesa para bajar por la pista hormigonada no me pareció mejor que haber bajado hasta la carretera, al final para los pies es más o menos la misma distancia por pista dura, pero en carretera al menos es llano.

Llegando a Tresviso

Los datos de la ruta recogidos por el GPS, con un tramo en recto en la bajada desde el Cueto los Tombos. Ruta complicada y no apta para todo el mundo, sobre todo aquellos con vértigo.