sábado, 11 de marzo de 2017

PR.AS.-177: Torrexón de Villamorey [Redes]

Ruta de senderismo entre Villamorey y el Torrexón de Villamorey, restos del castillo de los Aceales. La ruta en sí no es larga, son apenas 2,5 km, por un camino bueno, con vistas al embalse, bancos y mesas para parar a apreciar las vistas, pero la parte final para subir al torrexón es bastante complicada y tiene pasos peligrosos. Así que mejor parar antes de subir. Esta ruta es un complemento para otras rutas más cortas, o para después de comer en la zona. La ruta está señalizada, antiguamente era la PR.AS.177, pero ahora es un Sendero Local. Hay algún tramo que coincide con el PR de la senda del Crespón, quizás por eso han cambiado el tipo de sendero, de todos modos atentos en los cruces.
Mapa del recorrido
La ruta comienza en Villamorey, dónde se puede dejar un par de coches en el parque que hay a la entrada, delante de la Ermita. Justo ahí esta el cartel de la ruta con las indicaciones y explicaciones sobre el Torreón y su historia. También avisa de que la subida al torreón no esta recomendada y cada uno asume sus riesgos.
La Ermita de San Roque y Santo Angel en Villamorey 


Hay que atravesar el pueblo intentando encontrar las marcas, cuidado a la salida porque hay dos caminos, uno bordeando el pantano, y otro más al interior y en ligera subida que es el adecuado. Aquí coinciden el PR y el SL.

Horreo con distintos tipos de arados y gras
Rioseco debajo de la Peña Gamonal
El primer tramo es en ligera subida por una pista hormigonada bastante cómoda. Al final de la cual se llega a un bosque de castaños centenarios, algunos huecos por dentro y que aquí los llaman Cabornos.

Un caborno de castaño
Siguiendo por camino y obviando el desvío a la izquierda del PR de la Sierra del Crespón que sube monte arriba, se llega por fin al borde del embalse, con vistas de toda la zona. Aquí estamos en un sendero más estrecho en piedra, y con una barandilla de madera y algunos bancos. Las vistas de Rioseco, Campiellos, y después todas las montañas del entorno.
Panorámica del Embalse de Rioseco 
Un poco más adelante se llega a un área recreativa, con tres mesas y bancos en el mirador de Cuyacerra. Este punto es el que mejores vistas tiene de toda la ruta, y apetece quedarse tomando el sol, que por fin calienta.

Otra Panorámica desde el Mirador con la Peña Blanca, La Xamoca y la Peña Gamonal
Desde el mirador ya queda poco para llegar hasta el torreón, hay que atravesar un bosque de castaños de nuevo por un estrecho sendero a media ladera, ahora sin barandilla, cuidado si se va con niños porque un resbalón pueden ser unos cuantos metros de bajada.

El sendero hasta el Turruxón
El último tramo es una bajada por el bosque, siguiendo un sendero que describe una serie de zetas, así se llega hasta la base del Torreón donde quedan los restos de una cabaña, que debía de ser donde vivían los del castillo cuando no estaban de guardia.
Bajando entre los castaños

Restos de una cabaña a los pies del Torrexón
Desde esta cabaña el camino se complica bastante y aumentan considerablemente los riesgos. El primer tramo consiste en bordear por la izquierda el torreón hasta llegar sobre la cabecera del embalse, justo encima del mismo.
El Embalse y la Estación Depuradora de Comiyera
Desde aquí un paso un poco complicado por unos escalones para subir hasta la meseta que está delante del torreón. Para acceder a la parte de atrás, si no se tiene vértigo (ni sentido común), hay que agarrarse a las grietas del torreón y pasar por un paso muy muy estrecho al lado del foco que se ve en la foto inferior.
El Turruxón
Hay otra opción que es bajar, y coger un sendero que continúa rodeando el torreón, y después asciende por una zona herbosa, es un poco más cómodo para subir y más seguro, pero para la bajada hay que echar culo a tierra para aumentar la seguridad. La pendiente es grande y puedes deslizar hasta casi el pantano.
El interior del Turruxón
Según pone en los distintos carteles, el Torreón es de origen romano y controlaba el paso de un antiguo camino Real que pasaba por aquí, el camín del Aceu. Ahora está debajo de las aguas del pantano, así que hay que echarle imaginació, parece que controlaba mejor hacia el Sur que hacia el Norte donde hay un desfiladero. Este castillo después ya lo emplearón los reyes astures de Alfonso I, y posteriormente lo cedieron a los de la orden de Santiago. 
El territorio que dominaba desde el Turruxón
Los datos de la excursión.