domingo, 19 de febrero de 2017

La Iglesiona Cabo Vidio

Faro de Cabo Vidio
Después de haber venido al Cabo Vidio para hacer un tramo de la Senda Costera, pero no poder encontrar la entrada a la cueva de la Iglesiona, que está justo debajo del Cabo, pues volvimos pero ya informados de por donde se entraba y más preparados. La bajada es complicada, muy complicada. La parte hasta la plataforma de piedra es compleja, hay que tener algo de experiencia y extremar las precauciones, porque esta muy inclinado y hay piedra suelta, así que no todo el mundo va a poder bajar. Después hay que cogerse a la cuerda y todavía se complica mucho, salvo cuando van los del bar con la escalera que se facilita la bajada, pero tampoco es baladí. Para entra a la cueva hay que ir siempre en Marea Baja, sino puede estar inundada completamente.
La bajada comienza junto a la entrada del faro, y la senda que rodea el faro, es un estrecho sendero que baja hacia el pedrero, y que deben de usar pescadores y mariscadores. El sendero es muy claro y marcado, y tiene algo de piedra suelta, también tiene zonas donde parar, pero con la inclinación que tiene impone respeto, parece que como resbales no paras hasta abajo.

Tramo de bajada
Al final del tramo de bajada se llega a una repisa de pizarra con un resalte de unos dos metros de alto sobre otra plataforma de pizarra más abajo. Para bajar hay un par de cuerdas para ayudarse. Las cuerdas están ancladas en una fisura de la roca, y parecen estables, así que hay que cogerse a ellas e ir viendo donde poner los pies, en las distintas grietas de la pizarra, si está seca da más confianza, pero mojada la roca las cosas cambian. Son dos metros nada más, pero son suficientes para hacerse pensar la bajada.

El tramo de cuerda
Una vez en la plataforma hay que evitar a toda costa las zonas de color marrón, donde crece un alga o musgo muy muy resbaloso, pisarlo y poner culo en suelo es todo uno. Por la plataforma hay que ir hacia la izquierda hasta dos de las entradas de la cueva, la primera es una estrecha grieta y la segunda ya es una cueva más grande, también hay otra entrada a la derecha por una cavidad bastante grande. El problema de todas estas entradas es que siempre tienen agua, con pozas más o menos profundas, y algo de olas en las entradas grandes. La entrada por la grieta es más estrecha y permite ir poniendo un pie a cada lado justo sobre el agua, con lo que apenas te mojas, así que haciendo el hombre araña, abiertos de patas y ayudándonos de las manos entramos hasta la cueva. El último paso hay que subir un resalte ayudados con las manos.

La entrada por la grieta y los charcos de agua

Mirando atrás por la grieta de entrada el agua hace de espejo
Se puede optar también por ir por el medio de las pozas pero mojándose, más seguro pero más incómodo, aunque puedes cambiar el calzado rápido si el coche esta en el faro.
Vista atrás del final de la grieta



La entrada a la iglesiona
La entrada, ya en seco es por un pedrero con rocas de todos los tamaños, y toda la base de la cueva es un pedrero. Hay que tener cuidado de no resbalar y asegurar los pasos. Las olas también hay que tenerlas en cuenta, hay luz pero mejor llevar algo para alumbrar el suelo. La entrada es bonita, es por una zona con techo plano, y dentro ya aparece una enorme cúpula natural, bastante esférica. La mayoría de la luz entra por la entrada principal, por donde las olas ha ido excavando esta cueva, una entrada enorme y muy alta.

La entrada principal

La cúpula natural casi esférica
Esta cueva tiene una forma muy teatral, tiene la entrada principal que sería como el escenario, delante esta la cúpula y después hacia el fondo tiene otra entrada/salida más pequeña, y dos entradas/salidas pequeñas en el lateral, que es por donde hemos entrado. El techo en estas salidas ya es completamente plano. Y las dimensiones impresionan, tanto por la altura como por la anchura. Cómo se puede ver en las fotos es increíble cómo ha ido excavando el agua esta cueva, y cómo ha podido hacer una cúpula natural tan perfecta.
La zona de techo plano con la salida detrás
A la izquerda la salida trasera y a la derecha las salidas laterales

Bajo la cúpula

Panorámica de la Cúpula

La salida trasera con Cabo Busto al fondo

Aquí debajo estaría la entrada principal a la cueva
Después de un rato dentro de la cueva la vuelta es más sencilla, hacia arriba yo por lo menos tengo más confianza, trepar por la cuerda es más fácil y la subida hasta la puerta del faro también es más sencillo.