lunes, 2 de enero de 2017

Senda Costera Bañuges-Cabo Peñas

Nuevo tramo de senda costera entre Bañugues y el Cabo Peñas, con un tramo que sólo se puede hacer en marea baja por la playa entre Llumeres y la de Arnielles.  Con este nuevo tramo se completa la etapa entre Luanco y el Cabo Peñas, que se podría hacer de una vez, aunque habría que buscar algún medio para volver, porque sino sale bastante larga la etapa.
Este tramo esta bastante señalizado, tanto la ida como la vuelta, aunque en puntos claves faltan carteles, y hay que darse la vuelta de vez en cuando. También hay un tramo por carretera que no se puede evitar para bajar hasta la playa de Llumeres. Fuentes no hay, pero hay bares, así que no se echan de menos.

Mapa del recorrido
Este tramo comienza en Bañugues, así que aparcamos en la iglesia, y atravesando el barrio del Llugar se enlaza con el tramo anterior entre Luanco y Bañugues, cerca de la Punta Sabugo. En la pista aparecen los millarios de piedra (marcan cada kilómetro, o cuando les apetece), y también hay postes para marcar la ruta. El día anterior había pasado para ver el tramo y había recorrido toda la costa por el borde, pero no merece mucho la pena, porque en la zona de la Fontica hay que atravesar un pequeño Cotoyal. Con el tiempo igual habilitan algún camino por aquí, y rodeando por el acantilado la Playa de la Isla se podría bajar por la punta Narvata a la playa de Llumeres, pero para esto todavía falta mucho trabajo en la senda costera.

Al fondo punta Sabugo
La playa de la Isla y la punta Narvata


El día anterior comprobé que no había bajada a la playa de Llumeres recorriendo todo el borde de la costa por los prados, así que en la ruta de hoy me ahorro este tramo y voy directamente por el camino de la senda que pasa por el otro barrio de Bañugues, el del Monte, donde al final del pueblo, hay un pequeño altar y parquecito mirador sobre la costa.

La ensenada de Llumeres y el puerto de la mina

La ensenada desde el parque mirador
El parque-mirador que tiene el altar dedicado a la Virgen del Carmen y un par de bancos, parece que es parte de la senda ya que hay un sendero que parece que baja, pero a los pocos metros se cierra completamente. Este camino si que lo podrían abrir para bajar hasta la playa y evitar tener que ir por la carretera. Porque la carretera es estrecha, y no tiene arcén, así que para ir protegido hay que ir por detrás del guardarrail, no es mucha distancia pero tiene varias curvas sin visibilidad.

Los restos de las instalaciones de la Mina de Llumeres
En la carretera hay un área recreativa justo en el desvío hacia Llumeres, por el que hay que ir. El acceso a las instalaciones de las minas no es posible porque está vallado, y con razón porque tiene por lo visto un pozo vertical y podría ser peligroso. En la zona de la playa abajo, ya se ve una entrada de bocamina, pero que está cegada a los pocos metros, aunque ahora está llena de basura.

Bocamina
La mina era de mineral de hierro, y la playa tiene arenas rojizas, por lo menos desde arriba el agua se ve algo rojiza. El mineral por lo visto lo extraía Duro Felguera, y lo llevaban en barco hasta Gijón. Para ello hay un pequeño espigón con unas tolvas donde harían la carga. El espigón ahora esta bastante deteriorado, hay un cacho desgajado, otra parte que debía de ser maciza, ahora está completamente vaciada y sólo quedan las paredes exteriores en parte, y  otro de los muros está incluso socavado, así que pronto puede desaparecer.

El cargadero con las tres tolvas


El puerto desde las Tolvas, el muro roto que se ve era parte del Espigón, y falta todo ese tramo.
Desde aquí la senda costera vuelve un cacho hacia atrás y coge una senda que sube pasando por las casas de Llumeres hacia Viodo, con una cuesta bastante larga. Así que aprovechando la bajamar, por detrás del espigón se puede llegar hasta la playa de Arnelles, dónde se enlaza de nuevo con la senda costera.

Desde el Espigón la playa pedregosa y al fondo la zona del cabo Peñas
El primer tramo de playa es de pizarra, así que no hay arena sino pequeñas lascas redondeadas de pizarra, y al llegar al extremo hay que atravesar un pedrero con piedras grandes de pizarra. Tener cuidado con las algas que resbalan, pero con cuidado se pasa fácilmente hasta el siguiente tramo de playa, este sí ya con arena.

Subiendo de la playa de Arnelles 
En esta playa de Arnelles había un pescador el día anterior, y hay un ancho camino para darle acceso, aunque en la parte baja está bastante erosionado, incluso hay un cacho de muro de piedra.

La playa de Arnelles y el pedrero de Pizarra que hay que atravesar
Tras subir y enlazar con la pista hormigonada justo en el final de la misma, donde hay un sitio para que los coches den la vuelta. La senda costera sigue bajando a la siguiente playa, aunque aquí no hay señal y debería. Se baja a la playa de la Cueva o de Viodo, dónde por lo visto hay una cueva, pero yo no baje.

La playa de la Cueva o de Viodo
Desde la playa de la Cueva la senda va por el fondo de un valle al lado de un arroyo, zona húmeda y algo embarrada, pero sin problemas. Es un tramo recto bastante largo, y que no aparece en los mapas, al final del cual se enlaza con otra pista transversal que viene de Viodo. Aquí se coge hacia la pista hacia la derecha, y después esta pista enlaza con otra y hay que tomar a la izquierda, y después esta vuelve a enlazar con otro y hay que ir otra vez a la izquierda. En todos estos cruces no hay ni poste indicador ni nada. Como referencia hay que ir hacia el montículo de toxos más alto que se ve, es el Monte Coneo y que está rodeado de prados y bolas de hierba. Cerca del montículo si que hay un cartel que indica la pista a tomar, que va de frente hacia el Faro.

El faro de Peñas
Después abandona la rectitud y empieza a dar vueltas, bajando y subiendo. Zona bastante encharcada. No hay cruces así que no hay problemas, incluso hay un millario de piedra. Después si que hay algún cruce y no hay señalización de ningún tipo, por eso acabé pasando de largo del desvío que baja para cruzar el Arroyo Gaviero. Hay un tramo en que la pista de tractor va bordeando fincas, al lado de los ocalitos,  abajo al otro lado del arroyo se ve un tramo de pista y hay que buscar el enlace. Entre estos ocalitos aparece un sendero más estrecho no apto para tractores, pero me lo salté y seguí por el prado buscando un camino más ancho, así que tuve que dar la vuelta. El sendero estrecho después ya se ensancha para ser pista para tractores, y se llega hasta las casas y cuadras debajo del faro. Desde allí ya sólo queda ir a coger la carretera. La pista sale enfrente del monumento en acero de difícil interpretación

El monumento en Acero
Desde aquí por la senda se llega hasta el Faro y el Bar, y por debajo del bar hasta el Cabo Peñas donde hay una cruz y un buzón de cumbres.

El Faro de Peñas (Enero de 2015)

La Gaviera


La cuz y los buzones de cumbres

La isla erbosa

Vistas hacia el Este con el Castro o la Pinfanera
Foto esférica desde la Gaviera





Tras tomar algo toca volver, que hay que comer en casa, y en este caso seguimos la variante interior de la senda Costera, para ello hay que ir hasta Ferreiro por la senda costera. Con tiempo es aconsejable ir bordeando los acantilados de peñas, y después enlazar con la senda.

Senda costera camino de Ferrero o Ferriru
Toda la zona se llama Ferrero, así que hay que pasar un cacho del Ferriru, hasta el barrio de las Talayas y la Iglesia que hay, para tomar el desvío. La senda costera pasa al lado de un hotel Las Maravillas, y desde ahí ya estamos cerca de la iglesia, la cual hay que pasar unos metros y coger la carretera que tira hacia el este.

Cartel al lado del sendero

En el centro la Iglesia desde la carretera que hay que tomar
La estrecha carretera acaba al lado de una granja, y se convierte en pista ancha que mantiene la dirección. Este tramo tiene algún cartel. Pero justo en el cruce importante no lo tiene. En la pista al poco de pasar un millario de piedra hay otra pista que sale hacia la izquierda y el Alto de Ferrero, en el cruce no hay ningún tipo de señal, y me confundí así que anduve un kilómetro de más hasta que se acabó la pista y di la vuelta para volver a coger la buena.

Otro tramo de la pista
La pista no tiene señales en ningún cruce, pero si que tiene millarios y postes cada medio kilómetro. Es curioso. Después ya llegando a los pueblos si empieza a aparecer carterlería en condiciones. Es extraño porque la ruta esta homologada, tiene el número 257 que es relativamente nueva, pero ya faltan todas las señales de los cruces.

Un cartel
La pista pasa al lado de dos antenas repetidoras, y ya pasa a ser pista asfaltada, sigue siendo estrecha pero no tiene coches, porque son caminos para los distintos chalets de la zona. Un poco más adelante perdí la señalización de nuevo, pero como tenía que ir a la iglesia, y su campanario se ve de lejos, pues no hubo mucho problema para orientarse.

La zona de Bañugues y el edificio que se ve era de la Duro Felguera para los mineros de Llumeres

La iglesia de Bañugues y su aparcamiento
Otro tramo más completado de la senda costera, en este caso media etapa, pero cundente en cuanto a vistas y sitios visitados. El tiempo no incluye paradas, porque apenas paré en todo el recorrido, así que habría que añadir algo para comer.