domingo, 24 de julio de 2016

PR.AS.-300: Via del Ferrocarril del Eo [San Tirso de Abres]


Ruta de senderismo en el concejo de San Tirso de Abres y pasando a Galicia hasta Pontenova, siguiendo el recorrido de un antiguo ferrocarril para mineral de hierro. La ruta no tiene mucha dificultad salvo la longitud (haciendo ida y vuelta son 25 km).. Fuentes con garantía sanitaria, sólo en los extremos de la ruta o en San Tirso, o en la Pontenova donde las instalaciones deportivas, por el camino las fuentes no tienen buena pinta. El tramo asturiano es de tierra, mientras que el tramo gallego esta asfaltado, es prácticamente llana, hay bastante sombra y se va al lado del rió Eo, se atraviesan varios túneles en la parte asturiana en los que hay que usar linterna porque las placas solares que hay ya no funcionan. En la zona gallega hay dos áreas recreativas con mesas de piedra donde se puede comer, en la asturiana no hay más que dos mesas casi al principio.Nosotros no llegamos al final final donde los Hornos porque no los vimos, así que habría que alargar un poco más para hacerla completa hasta Vilaoudriz.
 En la parte gallega no nos gustó demasiado por el asfalto, así que con llegar al primer área recreativa sería suficiente. De hecho el tramo gallego se puede hacer en coche, es un tramo compartido entre la senda y los automóviles. 
Mapa del recorrido

La ruta comienza a la entrada desde la carretera Nacional a San Tirso de Abres, así que para aparcar mejor en esta zona, nosotros lo hicimos en el pueblo para conocerlo un poco. En San Tirso hay dos iglesias, y un parque con kiosco para música bastante coquetos. Hay un camping y varios alojamientos turísticos.

Parque de San Tirso de Abres


Extraña estatua
Desde el parque volvimos por la carretera hasta el inicio de la ruta, pasando por encima del puente sobre el río Eo. Al inicio de la ruta hay un cartel donde dice que son 7,5 km, pero este sólo es el tramo asturiano, no incluye el tramo gallego. Al inicio hay dos construcciones circulares en forma de silo de piedra al lado de la vieja estación. No se para que son, pero creo que era para el carbón o el agua de los trenes.

Silo al lado de la vía y detrás la antigua estación
Vista de San Tirso de Abres
El primer tramo  pasa al lado de una casa, y utilizan la senda para entrar y salir en coche así que nos podemos encontrar con algún coche, el siguiente tramo ya no hay problemas.

Primer tunel
El primer tunel no es muy largo pero ya se necesita la linterna porque es en curva, además pinga el agua y el suelo es irregular con posibilidad de charcos.


Después del tunel
Tras atravesar el tunel se llega a una recta al lado del río, con bastante vegetación, sobre todo hay eucaliptos en esta zona. Se nota la influencia de la planta papelera del Navia, y cada vez que tiran los árboles vuelven a repoblar con más eucaliptos. Aunque también hay algunos castaños.

Mini rana, del tamaño de un pulgar
En el camino nos encontramos una mini rana, del tamaño de un pulgar. Después de la recta hay que cruzar la carretera nacional, y no hay demasiada visibilidad es una zona con dos curvas cerradas y hay tres carriles así que hay que asegurarse bien para cruzar.


Tras cruzar la carretera, la via llega hasta el único área recreativa de este tramo en Asturias, que tiene dos mesas. Está justo antes del tunel Da Volta y de la Central Hidro-eléctrica del Louredal.  La Central está debajo del camino y se llega por un sendero medio tomado por la vegetación. La central esta cerrada, y sólo hay un agujero vandálico en la puerta que permite ver el interior. Podía estar un poco mejor cuidado, e incluso podrían volver a ponerla a funcionar, tienen hecha la presa y la caseta, 
Central Hidroeléctrica del Louredal

Tunel Da Volta
El túnel da volta es muy largo y en curva, aquí dentro no se ve nada. Nosotros íbamos con las luces de la bicicleta y no eran demasiado efectivas, sólo iluminan alrededor de los pies. Tras atravesar el túnel se intuye a través de los árboles la presa de la central hidroeléctrica y una escala de salmones, pero están bastante lejos y al otro lado del río.
Prosiguiendo la ruta se pasa al lado de otra central hidráulica, esta si que está en funcionamiento, pero que no permiten el paso. Nosotros no nos acercamos. Se pasa un puente metálico sobre el río, y al pasar al otro lado hay un camino que por lo visto permite ver el aliviadero de la central. 

Túnel de la Central
Las entradas a los túneles están muy cuidadas, todas con piedra tallada, en cambio las salidas no están tan trabajadas, sino que están en roca. Tras atravesar el túnel de la central, al poco tiempo hay un desvío hacia la derecha que pasa por un puente colgante para pescadores. Desde el puente se ve al fondo el banzao o presa de esta central que sigue funcionando.

El Eo desde el puente
Siguiendo por la vía verde, en la siguiente parada se llega a la zona de la presa y de la escala de salmones. Hay un par de casetas para laboratorio y cuenta de salmones, pero parecen totalmente abandonadas, por lo menos el acceso a las mismas.

La presa de la central hidroeléctrica
Escala de salmones
Esta parte de la ruta es interesante y muy relajante por el ruido del agua en la cascada, además hay una zona con bancos adosados a la pared, dentro de una marquesina donde se está muy agusto.

Continuando la ruta quedan por atravesar todavía varios túneles de la zona asturiana. En el camino aunque el río esta al lado, siempre está varios metros por debajo y apenas se percibe, la vegetación también lo oculta bastante. Los aficionados a los pájaros pueden intentar ver alguno porque van a estar relativamente escondidos.
El camino rodeado de bosque



Portada del tunel
Atravesando el tunel
Tras atravesar los últimos túneles se llega a otra construcción típica de la vía que eran los casetos, donde la gente esperaba al tren y también guardaban el carbón para el tren, por lo visto los construían los vecinos. Hay este en la zona asturiana, y otro metido en la maleza en la zona gallega.

Los Casetos

Poco después se llega a la frontera entre Asturias y Galicia, y la senda pasa a ser de asfalto. Aquí es donde se puede dar ya la vuelta hasta San Tirso de Abres. La zona se denomina del arroyo del Cairo o algo así.

Cartel de fin de ruta en Asturias
En la zona gallega el asfalto retiene más calor y las rectas del ferrocarril se hacen bastante largas y pesadas. No obstante a veces hay zonas curiosas, pasando por los pueblos semi-abandonados y viendo la arquitectura tradicional con los típicos horreos gallegos.

Saldoiriña
Tras pasar Ervelle, en el tramo recto hay la primera de las áreas recreativas, que es donde paramos a comer. Tienen mesas de piedra y parrillas, pero no tienen fuentes, es lo que les falta porque sombra si que tienen y ahora en verano se agradece. Un poco más adelante hay otra área recreativa igual.

Primer área recreativa
Después de comer hay otro largo tramo por carretera, y pasando algunos coches incluso hasta llegar a Pontenova. Este tramo se hace muy largo, y no aporta nada, mejor se hace en coche casi.


Llegando a Pontenova, antes están las piscinas y unas canchas para deportes (futbol, tenis, padel, bolos), y justo al lado hay los restos de unos altos hornos. Basicamente carteles explicativos y después una especie de tunel, donde se intuye que fundían el hierro. Ahora está todo caído y lo utilizan como baño para todo tipo de necesidades fisiológicas. Aquí también hay una fuente y una mesa donde se podría comer, pero suele estar ocupada.
Alto Horno
En las instalaciones deportivas me chocó ver una bolera de bolo celta, variedad muy similar a la que se juega en la zona de Tineo, Somiedo y Cangas del Narcea.

Bolera de Bolo Celta
Instrucciones del Bolo Celta
Tras pasar la piscina llegamos a Pontenova, donde paramos al lado de la antigua estación, nos faltaron unos doscientos metros para llegar a los hornos, pero no había señalización y todo parecía que acababa aquí. Después en casa, mirando mapas y fotos aparecía indicado los fornos un poco más adelante.

A Pontenova
Antigua estación en Pontenova


La vuelta la hicimos por el mismo camino, aunque antes intentamos buscar un bar en Pontenova sin demasiado éxito.
Los datos del recorrido realizado, incluyendo las paradas correspondientes en cada sitio. El desnivel obviamente esta mal, la ruta es prácticamente llana, pero el gps añade ruido y acaba saliendo más desnivel del que realmente hay.