sábado, 20 de febrero de 2016

Pico Cogollu o San Justo [Langreo]



Paseo para pisar algo de nieve y disfrutar una tarde de Viernes libre. El Pico Cogollu o San Justo es el pico más alto del concejo de Langreo y tiene unas vistas estupendas de todo el centro de Asturias, pese a su modesta altitud, es una cumbre fácil a la que me gusta volver todos los años. La carretera suele estar bastante limpia, pero esta vez subiendo desde Ciaño las dos últimas curvas a la sombra estaban bastante heladas, tanto que subiendo patinaba el coche y preferí bajar por Urbiés y Turón. En el Alto de la Mozqueta o de la Faya se puede dejar el coche en una explanada que hay, aunque también tenía bastante nieve. Ahí empece a andar por la pista del PR.AS.-44, aunque el gps del móvil estaba un poco vago y no grabó toda la ruta.

Mapa del recorrido
El camino es todo pista, y había rodadas que abrían la nieve y zonas con charcos bastante grandes, como es por la tarde la nieve está blanda y la capa no es demasiado grande sobre 20 centímetros.

Alto de la Mozqueta y las Cruces en el centro

La pista y los charcos
La pista es cómoda porque es prácticamente llana, pero la nieve complica un poco el caminar porque cada vez que se pisa el pie resbala y se asienta en una dirección diferente, además de que hay que ir levantando los pies más de lo normal. Pero las vistas ya impresionan, con todo el entorno nevado.

Uno de los residentes
En la zona siempre hay ganado porque no está muy alto, yeguas y vacas, con las nieves que han caído tendrán que traerles algo de comida o recogerlos y bajarlos a Urbiés.

Urbiés y Peña Mea
En la pista en una de las revueltas hay un mirador, lo denominan la Campa de les Abeyes, desde donde se ve el recorrido hasta el pico Cogollu.

El cogollu desde la Campa de les Abeyes
En esta campa antes había un banco y una mesa, y ahora han puesto un par de carteles para identificar las cumbres de la zona. Las vistas desde aquí ya impresionan como se puede ver en la foto esférica.

Link a foto-esférica

Justo en esta campa de les Abeyes hay un cruce de pistas, y hay que coger la que va a una cota mayor, las otras bajan hacia Urbiés. Por la pista y tras avanzar un cacho un poste indicador de la PR, señaliza donde desviarse para subir al Cogollu. Al dejar la pista la nieve en estado polvo se hunde a cada pisada, así que paciencia para subir, pero no hace nada de frío porque el viento no sopla, y el sol calienta. Este tramo es el que tiene más pendiente pero tampoco es excesivo, el último tramo es un poco más comprometido en caso de resbalón, pero subiendo no suele haber problemas, tampoco hay grandes huecos escondidos, es más bien monte bajo ( y que en esta zona está quemado) y una capa uniforme de 30 cm de nieve. Había huellas previas de otro día que parecían de raquetas.

Tramo de subida al Cogollu
Una vez llegando arriba se puede disfrutar de la clara tarde y de todas las cumbres nevadas casi en cualquier dirección.

Camino por el que se sube y Peña Mea al fondo

En la cumbre han hecho una especie de bocamina donde han puesto una imagen de la Virgen del Carbayu que es la patrona de Langreo, también hay un libro de firmas.

Virgen del Carbayu
En la cumbre hay varios símbolos mineros más como un castillete y un casco minero, además del buzón de cumbres.


Las vistas merecen la pena, en la foto esférica se ven completas, y os pongo algún detalle más.



La Felguera y Gijón al fondo

Sierra de Peñamayor
Peña Mea y  el Torres a la derecha
Zona de Ubiñas

Pico Polio y el Aramo
Visto como estaba la carretera, y que el Sol se pone pronto desistí de seguir hasta el cercano Pico Polio, y volví hacia el coche con tranquilidad.

Estado de la nieve virgen
La bajada es más cómoda por la otra ladera porque enseguida hay una pista de la antigua mina a cielo abierto que había en esta zona. La pista baja hacia la zona de la Violar donde hay una gran cabaña, pero se puede coger cualquier otro camino de los que sale según bajamos y que nos retorna al coche.

Pista para la bajada hacia la Violar

Prados nevados

Cabaña en la Campa Barrera

El Toro de esta manada
La bajada por Urbiés estaba más limpia que hacia Ciaño, aunque hay agua que se puede congelar en varias curvas. Así que una tarde disfrutando de las vistas y de la nieve que este invierno parecía que no iba a aparecer.