sábado, 20 de julio de 2019

Pico Tres Concejos y Estorbín [La Tercia]


Ruta de montaña recorriendo la frontera entre Asturias y León, partiendo de Pendilla de Arbas, y pasando por el Pico Tres Concejos, el Pisones o Camparón, el Robequeras y el Cueto de los Barriales, y por último el Estorbín de Valverde. Para subir al Estorbín ya lo había hecho desde Aller, por los picos de la Liebre, y bajando por las Mestas, así que buscando alternativas en Wikiloc, decidí unir el Estorbin con el Tres Concejos, que hacía muchos años que no subía. Ruta larga y con bastante desnivel acumulado, la vuelta también es larga por pista y carretera. Se podría hacer de otra manera por el Pico del Cuadro y toda la sierra, pero por lo que he leído hay que acabar peleando contra las escobas, y no tenía ganas. No hay fuentes en el recorrido, así que toca llevar agua, y bastante en verano, que en estos valles no hay sombra. La ruta tampoco está señalizada, sólo en parte hasta la Collada Propinde, ya que coincide con la Vía de la Carisa y la Vía de la Plata. En la parte alta con niebla puede ser fácil perderse, así que mejor no subir en caso de malas previsiones.
El día de la ruta coincidió con la carrera de montaña de Resistencia Astur, que partía del pueblo de Niembra en Aller y recorría también entre el Tres Concejos y el Estorbín, más de 43 km de distancia. Así que este tramo estaba señalizado con banderitas, que iban a quitar después de la prueba.

Mapa del recorrido

La ruta comienza en el pueblo de Pendilla de Arbás, a la entrada del pueblo hay un aparcamiento donde dejar el coche, y ahora también hay un bar en el centro del pueblo. El tramo inicial coincide con la Vía de la Carisa, hasta la collada Propinde así que está señalizada. Hay también postes de la Vía de la Plata.


El puente y el comienzo de la pista

Nada más entrar en el pueblo y pasar las primeras casas, hay que coger la pista que sala a la izquierda y cruza el arroyo por un puente. Hay una portilla que hay que abrir y cerrar para pasar, con un sistema de cierre curioso. Esta pista va recorriendo el valle y no tiene pérdida.

La pista por el Valle al fondo la Sierra donde está el Tresconcejos
El comienzo es en llano prácticamente, hasta que se llega a una primera cuadra, de nuevo con portilla y pastor eléctrico que hay que abrir y cerrar. En el mapa del IGN lo denomina cómo Edificio Vacas. Es una cuadra de estas que hay por León, en forma de U con soportales. Hay pilón de agua para el ganado. A partir de aquí la pista ya empieza a subir un poco más sostenidamente. 

Edificio Vacas
La pista sigue recorriendo el valle Bustamores, pasando al lado de otra cabaña debajo de la pista. Bastante ganado, y la mayoría está subiendo para concentrarse en el centro del valle, algún ritual de las vacas.

Valle de Bustamores con el Tresconcejos al fondo
La pista tiene una bifurcación, el ramal derecho va hacia la pradera, mientras que el ramal izquierdo sube hacia la collada Propinde.

Desvío de la Pista
Desde el desvío la subida ya es continúa y con pendiente bastante fuerte, los que suben por aquí en bicicleta tienen que tener paciencia. Hay mucha piedra suelta y en algunos tramos profundas roderas del agua.

Valle de Bustamore con el Cantu los Barriales y el Cuadro al fondo
Vista atrás con el Cellón y la Pista de Subida
 Desde la collada Propinde se ve cómo Asturias está cubriéndose con las nubes, cuando llego apenas se ve la parte superior del Aramo, con el Gamoniteiro, y de las Ubiñas también sólo aparece la parte superior de las cumbres. 

Collada Propinde
En la collada Propinde se abandona la Vía de la Carisa, y hay que seguir la valla fronteriza entre Asturias y León, por el lado de León. En el tramo que hay valla hay sendero, pero después desaparece. Las escobas y el brezo está bastante crecido y fuerte ahora en verano, así que el sendero se diluye. De hecho hay un tramo que me voy hacia la derecha, y después a la izquierda, cuando debería de haber seguido de frente. En esos dos tramos casi horizontales iba siguiendo un senderin, creo que en esta zona debe de haber algún resto de la época de los romanos, porque hay como terrazas.

Siguiendo la valla hacia el Tres Concejos
Tras volver más o menos a la zona de la frontera, ya que por aquí no hay valla, sigo de frente subiendo por donde mejor puedo, y la vegetación deja. A veces aparece algún jito, pero es en la zona donde no hay mucha vegetación. El primer repecho termina en un crestón rocoso, a partir de aquí ya aparecen senderos y la vegetación disminuye mucho, así que se avanza mejor.

Al fondo el Tres concejos
Aunque se avanza mejor, hay varios cerros que pasar y la pendiente va pesando, el último tramo es más pendiente, pero no tiene complicaciones ahora, la última vez con nieve si que resbalaba más.

La Cima del Tres Concejos
La niebla cubre casi toda Asturias, así que las cimas en esta dirección no se ven, pero hacia León si que está despejado. Al poco de llegar, empiezan a pasar los primeros correderos (o eso creo). Corren en los tramos llanos y cuesta abajo, para arriba no tanto. Debajo la foto-esférica de cumbre:






Tras un rato en la cumbre sacando fotos, y de que pasen algunos corredores más, tiro hacia el Camparones, una cómoda bajada, y después una subida por sendero, con un tramo rocoso justo en la cima. 

Bajada del Tres Concejos al Camparón

Subida al Camparón
En el Camparones había dos mujeres de la organización, para dar ánimos y controlar un poco que subiesen hasta la cima y no se fuesen por el collado. Las vistas hacia Asturias de nuevo con nieblas, así que no paro demasiado, y continúo hacia el Reboqueras, que esta al lado del Cueto Barrial. En el collado intermedio estaba un punto para avituallamiento líquido de los corredores.

Bajando el Camparones y el Sendero hasta el Reboqueras
 El Reboqueras tiene un crestón que sube hasta la cumbre, hay que ir por la derecha del mismo, que se va más cómodo. Había una persona de la organización en el crestón para guiar a la gente, y después en la cumbre no había nadie, así que aproveche para parar algo más a sacar fotografías.

Cima del Reboqueras
En este Reboqueras la niebla hacia el valle de Aller era un poco menos densa, así que se veían los restos de las cabañas en la Mayá Cuaña, a los pies del Cuaña y el Estorbin. Las vistas son parecidas desde el cercano Cueto de los Barriales, pero se veía peor hacia Asturias, además había una persona de la organización, así que pongo la esférica desde el Reboqueras.



Las vistas son parecidas, así que las panorámicas están un poco mezcladas, llegar de una a otra no tiene dificultad, es un sendero claro y tampoco hay mucho desnivel, pero con el esfuerzo acumulado se tarda en llegar más de lo que parece.

El circo y las majadas bajo el Estorbin de Valverde, enfrente Cuaña
Hacia el Cuadro desde el Reboqueras
Zoom a las Tres Marías, El Cuito Negro y la estación de esquí de pajares
Hacia el valle de Bustamore
Hacia el Estorbin desde el Cueto los Barriales
El Tramo entre el Cueto de los Barriales y el Estorbín es por una arista, con algún tramo más estrecho, pero no tiene complicaciones se pasa bien, pero da algo de impresión. La subida es cómoda por sendero hasta la cumbre.

Cumbre del Estorbin
Las vistas solamente hacia la vertiente Leonesa, hacia Asturias esta ya la niebla cerrada, que no puede pasar la frontera. En la cumbre aprovecho para comer el bocadillo, no paran de pasar corredores, y aquí ha venido un grupo a animarlos.

Hacia el Brañacaballo
Hacia el Cuadro
Después de comer toca bajar, podía volver al collado entre el Cuadro y el Cueto los Barriales para bajar por el valle de Bustamore, otra opción es seguir por la sierra del Cuadro, pero hay que pelear un tramo contra las escobas, y la última opción es bajar por el valle hacia Tonín de Arbás, que es la opción elegida. Hay que ir por pista, y carretera, pero no hay que luchar contra las escobas.

Iniciando la bajada con el Cuadro enfrente
Así que lo primero ir bajando hacia la canal que viene del collado entre el Cuadro y el Cueto de los Barriales, por donde hay un sendero que baja al valle. Por la bajada van apareciendo jitos de vez en cuando. El terreno esta roto por la erosión, hay cárcavas excavadas por el agua, así que no hay un camino claro, hay que ir buscando por donde progresar.

Bajando ahora por sendero
 Hay un tramo en que el sendero por el que iba se metía entre escobas, menos mal que eran sólo 10 metros, pero estaban ya cerrando el estrecho sendero. Después ya ensanchó, y estaba más limpio, falta ganado por aquí.
Un poco más abajo hay una gran poza excavada por el arroyo, hay incluso una pequeña cascada porque esto está bastante seco. Este arroyo acompaña a la pista después hasta Tonín.

Pequeña Cascada en el valle
 Una vez alcanzada la parte baja hay que cruzar el arroyo en una especie de plataforma que hay, probablemente de origen minero, y después coger el sendero que sigue valle abajo.

Cruzando el arroyo
 El sendero sigue bajando hasta llegar a una pequeña braña que conserva una cabaña, y que tras cruzar de nuevo el arroyo es donde empieza la pista. Para llegar el sendero se va bifurcando, apareciendo algunos en paralelo, hay que ir negociando el que esté más limpio para avanzar.

Llegando a la braña
La braña
 La pista se hace larguísima, tiene tramos de subida y no hay nada de sombra, menos mal que soplaba algo de aire. Es eterna, parece que no se avanza por la pista, hay curvas, cambios de valle....

La eterna pista
Vista atrás hacia el Estorbín
 Lo peor de la pista es que hay una bifurcación, con una pista que pasa por otra braña con restos de cabañas y sube hacia uno de los cuetos de la zona, así que no cogí esa dirección, sino que seguí por la margen izquierda del arroyo, y este tramo es cuesta arriba. Unos metros más adelante se ve al otro lado del arroyo, en la ladera de enfrente, un sendero, que debía de ser el camino antiguo y que va en llano o cuesta abajo, mucho más recto y directo hacia Tonín. Así que se puede ir mejor por ese sendero, estando atentos, o conociendo la zona.

Bajando, y el sendero en la ladera de la derecha
Hay otro enlace en la pista, con otra pista que baja de la zona del Brañacaballo, y al enlazar de nuevo hay tramo de subida, parece que cuando la trazaron les daba igual que fuese subiendo y bajando. Se pasa también por otra enorme cuadra de piedra en U, y aquí la pista hace varias curvas para descender los metros extra que acabamos de subir.

La Cuadra
 Desde la cuadra ya queda poco hasta llegar al alargado pueblo de Tonín, pero todavía se hace largo, parece que nunca se acaba este valle. El pueblo tiene una fuente en el medio donde reponer agua fresca, y aliviar el calor a la sombra.

Entrando en Tonín
 Hay que ir hacia la Iglesia, para tomar una pista que acorta un tramo de carretera entre Tonín y Pendilla. Esta senda va entre prados, así que es más blanda y los pies lo agradecen. Acaba en el puente de la Támbara, dónde se enlaza con la carretera.

Iglesia de Tonin

La carretera hacia Pendilla
 Por la carretera apenan pasan coches, así que no hay problemas, pero se hace un tramo muy largo, estos tres kilómetros cunden mucho, el cansancio acumulado y los pies piden tregua. Llegando a Tonín, venía un grupo a caballo que habían hecho la vía de la Carisa y comido en el bar de Pendilla.

Entrando a Pendilla de Arbas
Los datos de la ruta, el desnivel acumulado es mayor, pero últimamente el GPS parece que no acumula bien los datos de desnivel. El tiempo es con alguna parada, pero la pista y carretera son eternas.


2 comentarios:

  1. Guapa pateada Pedro, nosotros lo hicimos desde Tonin, la subida por El Valle del Cuadro y la bajada por la Sierra del mismo nombre desde el Campastiñosas, pero como,bien dices, nos comimos piornal para dar y tomar, así que creo que acertaste con la bajada, y si se hace muy pesada la pista hasta Tonin, sobre todo en un dia de calor.
    Excelente el repor y las descripciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Luis,
    Gracias a ir leyendo vuestros reportajes, y los de otros montañeros, intento planificar las rutas para evitar problemas.

    Un saludo

    ResponderEliminar