viernes, 15 de agosto de 2014

PR.LE.-45. Lagunas de la Robeza y Pico Catoute

Ruta de Montaña por el Bierzo. Esta ruta se corresponde en parte al sendero de pequeño recorrido PR-LE 45, aunque se encuentra deshomologado por parte de la Federación de montaña de Castilla y León, no creo que sea por la señalización, sino por el estado del camino de ascenso que es bastante mala.

El punto de partida es el pueblo de Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, uno de los pueblos con el nombre más largo de España.

A la entrada del pueblo hay aparcamiento, ya que el acceso al pueblo está restringido. Los datos de duración y desniveles se ven debajo, en Agosto y con calor se hace bastante durilla, aunque ese día no era de los calurosos. La ruta seguida esta parcialmente señalizada, ya que la parte de las lagunas de la Robeza no tienen señales, sólo se indica el desvío a las mismas, por lo que entre los kilometros 5 al 11 según el mapa inferior no hay señalización, desde el pico Catoute se retoma el PR y las señales. En el sentido recorrido hay que realizar una trepada para subir al Catoute, en sentido contrario hay que destrepar y es más peligrosa, dando más sensación de caída. Siguiendo el PR no hay trepadas, ni nada extraño, pero el camino entre el pico Catoute km 11 al 14, esta bastante destrozado, hay tramos embarrados con grandes escalones y otros cerrados por las escobas, por eso han debido de deshomologar el sendero.
Mapa del recorrido

El pueblo de Colinas del Campo viene recomendado en la guías de viaje por ser representativo del Bierzo, está todo empedrado, con tejados de pizarra como en el Occidente Asturiano, hay varias casas rurales y apartamentos. El paso en coche no está permitido, sólo para los lugareños. Así que hay que atravesar todo el pueblo para llegar al comienzo de la ruta.

Colinas del Campo
En la mitad del pueblo, nada más cruzar el puente ya aparece el primer cartel de la ruta, ya que hay varias rutas por el mismo pueblo. Hay que ir al lado del río por el camino hasta el final del pueblo.

Señalización en el pueblo
Un poco antes de llegar a uno de los molinos está un antiguo "utillaje" para realizar la pedicura de los animales del pueblo, medio conservado.
Pedicura para las vacas
Junto a unos molinos se encuentra el cartel de la ruta, que no es circular y se dirige a otro pueblo que está en otro valle, por lo que hay que tener cuidado no confundirse y bajar del Catoute en la dirección que no es.

Cartel de la ruta

Inicio de la Senda
La parte inicial de la senda discurre al lado del río, a la sombra y por un camino ancho, después gira a la derecha y se interna por un nuevo valle siguiendo el río, donde comienza el ascenso, al principio suavemente, hasta llegar a una portilla.


Un poco más adelante de la portilla el camino se cierra un poco y se convierte en sendero, al fondo se ve la cumbre del Cerneya, en esta zona es bastante llano el camino.

La senda con el Cerneya al fondo

Después de atravesar unos pedreros, normalmente en llano, y más o menos 4 km desde el parking se llega al desvío hacia los lagos de la rebeza. Si seguimos por el valle de la izquierda subimos al Catoute, y si tiramos por el valle de la derecha se llega a las Lagunas. Yo tiré hacia la derecha, abandonando la ruta señalizada del sendero de pequeño recorrido, y pasando por la pradería de Susano

Desvío a los Lagos de la Rebeza

Valle de Subida y pradera de Susano
En la pequeña pradera de la zona  de Susano había tres caballos pastando, pocos para los que se suelen ver en las zonas de Asturias, más arriba si hay algo más de ganado. En esta zona hay varios senderos de animales que remontan el valle, yo me fui demasiado hacia la derecha por donde baja el arroyo, y a veces se cierra un poco el camino, mejor más hacia la izquierda, ya no hay señalización del camino.

Caballos en las praderas de Susano y al fondo el valle de Subida al Catoute
Arroyo Susaron
El arroyo nos va a acompañar hasta la parte alta del valle con continuas pequeñas cascadas y un sonido relajante.

Muria en medio de la subida
Encontrando la senda más pisada la subida no tiene perdida, siempre subiendo de una forma constante y dando algunas vueltas para rodear las matas de Uz.

Arroyo Susarón
En la parte alta  aparece una zona con un argayo que amenaza la integridad del camino, pero se pasa bien. En la foto también se ve al fondo una garganta que ha excavado el arroyo, y por la que se pasa por su lado derecho.

Argayo

Vista hacia atrás del valle

Garganta excavada por el arroyo Susarón
Una vez superada la subida al lado de la pequeña garganta llegamos a una nueva zona llana, donde hay praderías y vacas. El camino más evidente se vuelve a perder, pero hay que tirar más o menos de frente, para luego girar a la izquierda, así que lo más cómodo es seguir el pequeño arroyo, aunque a veces hay zonas un poco encharcadas.


Praderas y Sierra de Vizbueno al fondo


Valle de subida y las vacas en el prado
Yo no sabía muy bien hacia donde tenía que ir, no llevaba mapa descargado en el gps y la descripción de la ruta era en sentido contrario así que decidí subir de frente a la sierra de Vizbueno de los Fagadales o de la Rebeza (según el Sigpac) para tomar perspectiva y reorientar.

Al principio la subida fue un poco caótica, rodeando las matas de monte bajo de escobas, pero acabé encontrando un sendero que sube hasta la arista, comodamente aunque la altura de 2000 metros y la temperatura ya desgastan.





Desde la arista se ve enfrente el circo que forma el Cerneya, y por la parte de abajo los senderos que suben hacia los lagos.
Vistas del Cerneya
Desde el Pico de la Rebeza ya se ven unas buenas vistas de toda  esta zona del Bierzo, con las montañas más cercanas del Valmartín, el Tarambon y el Nevadín. También se ve la cordillera desde las Ubiñas hasta la zona del Arbas en Leitariegos. No pude hacer fotos con zoom por sólo disponer de la cámara del móvil, y en las esféricas no se pueden poner anotaciones de momento.




Desde el pico de la rebeza hay que bajar hasta el collado que separa de la arista del Cerneya. En esta bajada se pueden ver los lagos de la rebeza, dos pequeños lagos a los que se acercaban un grupo de montañeros. Viniendo por el camino "normal" hacia el collado se pasa por ellos.

Lagos de la Rebeza
Desde arriba la arista del Cerneya parece más complicada de lo que realmente es, ya que ascendiendola es muy fácil, hay un sendero amplio y muy pisado, con poca sensación de caída hacia los lados.

Arista de Subida al Cerneya

La bajada desde el Pico de la Robeza tampoco es complicada, siguiendo la arista directamente hasta el collado hay varios senderos, con algo de piedra suelta pero con cuidado se baja perfectamente.

Arista de bajada desde el Pico de la Robeza


La arista de subida al Cerneya
Las vistas desde el Cerneya son parecidas a las que se tienen desde el Pico de la Robeza, aunque se ven mejor los lagos, y los valles cercanos. Siguen viendose los montes de la cordillera, y más cerca destaca el Valmartin, con unas fuertes caídas y en el valle a su izquierda la central térmica de Anllares...




Desde el Cerneya se sigue la línea de cumbres hasta la siguiente que ya es la del Catoute. Esta arista ya tiene algo más de enjundia, siendo más afilada y con un tramo de trepada en la parte final.

El Catoute
En otro blog había leído la descripción de la ruta en sentido contrario y hablaban de un destrepe, por eso yo cambié el sentido para afrontarlo en trepada que siempre es mucho más cómoda y asequible.

No obstante da algo de impresión, y no es ápto para todos los públicos la trepada del tramo final. Son solo apenas 20 metros, con resaltes muy amplios y escalones de tamaño adecuado, hay algo de piedra suelta pero se sube fácil, bajar yo no me atrevería mucho, me costaría. Cada cual que corra sus riesgos, lo que aquí se describe son impresiones subjetivas.

Tramo final del Catoute

Buzón y Vértice Geodésico en la cima del Catoute

En la foto esférica de abajo están las vistas desde la cima.




Algunas vistas desde la cumbre:
Vista hacia el Norte con el Valmartín asomando a la izquierda 


Vistas hacia el Nor-Este con el Tambarón en el centro
En este pico hay una carrera de montaña y han revestido el vértice geodésico con una placa metálica, y en esta época había como unos pañuelos de oraciones al viento.

La bajada hay que tener cuidado porque el PR nos puede llevar hacia el otro valle y el otro pueblo al que lleva la ruta lineal, hay que bajar primero todo el pedrero con roca suelta, siguiendo las zetas que hay y los hitos, el camino por cuestión de la carrera está bastante trillado y no hay problema.

Valle de bajada hacia Colinas del Campo
El final de este tramo es en ese prado que se ve en la foto, después hay que tirarse a la izquierda siguiendo el cartel, y ahí empieza la jungla.

Señalización de bajada

Vista del Catoute
El tramo de bajada es más o menos como se ve en la foto de abajo, hay uz o escobas que superan el tamaño de un adulto, que cierran el camino, con lo que muchas veces no se ve donde pones los pies, hay zonas con escalones de casi medio metro y zonas encharcadas con barro y zonas resbaladizas. Así que esta es la parte peor de la ruta (quitando la trepada de antes). Probablemente debido a este trozo de varios kilómetros es por lo que se haya deshomologado el camino, hay alguna vaca pero faltan más animales para que con su paso y con lo que coman limpien más el camino, sino hay que hacer limpiezas más a menudo con medios mecánicos.

Valle de bajada
El tramo hasta las praderas de Susarón se hace bastante pesado, conviene incluso llevar pantalones largos para no rascar demasiado las piernas ni pillar fauna indeseable.

Molino en Colinas del Campo
De vuelta en el pueblo es interesante dar una vuelta por el mismo y ver sus construcciones típicas, incluso hay tiendas con exposición de artesanía.

Colinas del Campo

Iglesia de Colinas del Campo

Travesía en Colinas del Campo