sábado, 5 de mayo de 2018

Pico Carriá [Amieva]


Ruta de montaña por el concejo de Amieva subiendo al pico Carriá desde Vega de Cien. Ruta bastante dura por el desnivel que hay que superar, buena parte de él por una zona de prados con mucha pendiente y que se hacen eternos. La parte inicial es por pista, a tramos hormigonada, después hay un tramo de un sendero estrecho medio perdido, y después la subida por los prados, que no tienen zonas complicadas. La bajada a Argolibio es también por un sendero estrecho, y a tramos empedrado, que tampoco tiene dificultad. Hay fuentes de agua en Vega de Cien y en Argolibio, pero en el resto del trayecto no hay fuentes con caño, así que toca llevar agua. 
Las vistas desde la cima son muy buenas de todo el entorno, siempre que no se meta la niebla, este día empezó a entrar nubes desde la costa, y taparon bastantes zonas del entorno. Las vistas compensan el desnivel sufrido, aunque hay otras opciones de subida más cortas, como por ejemplo desde Argolibio, o desde Collada Llomena (aunque desde aquí hay un par de pasos complicadetes bastante aéreos). La otra opción de subida, desde el pueblo de San Ignacio es todavía más vertical, subiendo por una de las canales de la cara Sur. En la cima coincidí con un grupo que había subido desde la Collada Llomena, y en la bajada con dos chicas que habían subido desde San Ignacio, pero que como estaba entrando mucha niebla decidieron volver a bajar.

Mapa del recorrido

La ruta comienza en Vega de Cien, donde no hay demasiado sitio para aparcar. En el pueblo a la entrada hay una pequeña zona, y poco más. Desde el pueblo toca volver a bajar al puente y tomar la pista que va paralela al río en ligero ascenso. En este tramo está hormigonada y se podría meter el coche hasta un ensanchamiento donde aparcar.


El río Sella desde el Puente
Tramo de la Pista con el Canellín a la derecha
Subida a Amieva
La pista está hormigonada y va subiendo más o menos recta hasta la zona de Pregondón, la pendiente no es demasiado grande, así que se sube bien.

El Inicio del Desfiladero de los Beyos

Cabañas en la zona del Pregondón
En la zona del Pregondón la pista gira completamente y da la vuelta para seguir subiendo, aquí ya no hay tanto tramo de hormigón, hay más zonas de tierra, y algunas praderas para el ganado. A partir de aquí van apareciendo varias cabañas y cuadras para el ganado. A esta hora están subiendo a sacar el ganado, algunas vacas y cabras.

Pueblo de Cien al otro lado del río

Cabañas de las majadas de la Cetreda y Gorguyones (según el mapa)
El camino tiene un ligero tramo llano después de una casa, y después vuelve a subir en una serie de revueltas hacia la zona de Moneru, donde hay muchas más cabañas y buenos pastos. Aquí hay que abandonar la pista, y tomar una que sale hacia la izquierda hacia el Valle de Oria.

Zona del Moneru, donde la cabaña hacia la izquierda
Esta nueva pista vuelve a estar hormigonada, es más estrecha y tiene tramos bastante más fuertes. Va por una zona de hayas, así que se transita más o menos a la sombra. Ya se va de frente hacia el Valle de Oria, y entre las ramas de los árboles se distingue la cima del Carriá.

Entre las ramas la cima del Carriá
La pista hormigonada acaba en un cruce de caminos. Hay que coger el de la izquierda, que es de tierra, y para lo cual hay que cruzar una portilla, desatando varias cuerdas. Desde aquí ya se ve al fondo el Pico Roble, al lado del Carriá.

Tramo de camino
Este camino de tierra, pasa por debajo de una cabaña, y continúa en ligera bajada hacia la zona de Oria, el camino parece perdido porque se mezcla con la pradera bajo la cabaña, pero va rodeando el prado por la parte de abajo, después en la zona de los árboles vuelve a aparecer ancho. Aunque, por las lluvias se había caído un grupo de avellanos sobre el camino y lo tapaban parcialmente, así que toca agacharse para pasar. Este camino va en llano y acaba debajo de los restos de una cabaña, en una zona bastante húmeda por la que bajan las aguas que recoge este valle. Desde los restos de la cabaña toca empezar a subir, un poco por encima hay otra cabaña con techo de chapa, y ya se ve todo lo que queda por recorrer. 

Zona del valle de Oria y arriba la zona del Pico Roble 
Desde esta cabaña de chapa empiezan las complicaciones de orientación, no se ven senderos, sólo se ven dos cabañas, una en medio de la pradera, y los restos de otra en una zona al lado del bosque. Justo por encima de los restos de esta cabaña en el bosque, unos pocos metros más arriba pasa un sendero. Para encontrarlo lo mejor es olvidarse de las dos cabañas y tirar por la loma hasta llegar al sendero, cómo hice en la bajada. En la subida acabé llegando hasta los restos de la cabaña, pasando por debajo de un alambre de espino que rodea el hayedo, y después subiendo los pocos metros que faltan hasta el sendero.
Vista atrás de la cabaña de Oria a la Sierra de Amieva
 En la foto de arriba se ve desde los resto de la cabaña, más o menos, la cabaña que está entera en medio del prado, y al fondo la cabaña con tejado de chapa galvanizada entre el bosque, mejor venir por la loma de la izquierda de la foto.

La fuente Salgueru
El sendero sigue más o menos en llano por una zona de bosque de Fayas, es bastante evidente por el paso del ganado, pero tiene varios troncos y ramas caídos que lo cortan en parte. También hay una zona muy encharcada, una llamuerga, y después empieza a subir. Ahí al lado ya se ve el enorme y largo prado por el que hay que subir, pasando primero por la Fuente Salgueru, con agua pero sin caño. 

Subiendo
Una vez en el prado ya sólo hay que ir buscando por donde avanzar, no hay sendero está todo andado y de tierra escalonada, y fozada por los jabalíes. La pendiente es fuerte, así que hay que ir despacio tomando aliento cada poco. Al finalizar este prado, siguiendo el valle estaría el collado del Roble, pero para subir hay una zona mucho más vertical y con hierba larga, así que mejor seguir subiendo por la pradera de la derecha.

Toda la zona de prados subidos
Valle hacia la derecha
 Siguiendo por el valle de la derecha, cómo está muy pendiente parece que es sólo llegar hasta el collado, pero una vez llegado al collado vuelve a aparecer otro largo y pendiente prado que hay que remontar. Este tramo ya es el último de pradera, después quedan unos pocos metros por zona de roca caliza. 

Último tramo de zona de pradera detrás de los árboles el Pico Carriá
El buzón de cumbre con Pileñes, Collau Zorro y el Recuencu, el Tiatordos a medias
Nada más llegar a la cumbre, en pocos minutos la niebla empezó a cubrir todas las cubres cercanas. Una bruma marina que entraba de forma continua y que amenazaba con asentarse todo el día. En la foto esférica se va observando como entra.



Antes de que entrase la niebla
Vistas hacia el Tiatordos cuando entro la niebla
Zona de Picos de Europa
Hacia los Beyos y Picos de Europa
Puente Vidosa, Cien y los restos de unas cabañas bajo las paredes del Carriá
Después ya entro la niebla definitivamente, cubriendo casi todas las cumbres mientras comíamos, parecía que iba a ir a peor así que tocaba bajar pronto. Después volvió a despejar, aunque en la zona de Picos había una cinta.

Primer tramo, los prado están detrás de las hayas
Segunda zona de prados
Las montañas van despejandose de la niebla, vuelve a aparecer la Mota Cetín

Una de las hayas del valle Oria
La bajada es por el mismo sitio otra vez, hasta la cabaña en la zona del Moneru, aunque ahora voy buscando el sendero empedrado y evitar llegar hasta la cabaña. Bajando es más fácil encontrarlo.

La zona del sendero entre el bosque de fayas
Los montes de Amieva


Vista atrás de la bajada desde el Carriá por los prados a la izquierda el Pico del Roble
Carretera de Subida a Amieva y el Canellin a la derecha
La zona de Moneru


Una vez deshecho el camino hasta las praderas en Moneru, toca seguir por la pista un corto tramo, no hace falta subir a un collado donde se dirige la pista, sino que se va en llano hasta otra zona de prados, donde se toma una bajada por un camino empedrado hacia Argolibio. En el mapa aparece de color blanco, como la pista de subida, pero no tiene nada que ver. Hay un tramo en un prado donde el camino parece desaparecer, hay que buscarlo un poco, o estar más atentos que yo.

El camino de la derecha hay que tomar sin subir a la cabaña
Vista atrás, acabó desapareciendo la niebla, aunque persiste en la zona de Picos
Tramo inicial del sendero de bajada
El sendero de bajada se hace largo, y las zonas empedradas parecen resbalar, pero no tuve problemas. Hay que pasar una portilla al comienzo de la canal, justo en la zona más pendiente. Después llegando al final hay un tramo donde hay bastante barro, pero donde no lo hay este año.
Llegando a Argolibio


Argolibio
En Argolibio hay fuente (con agua de traída y grifo), y se agradece. Es un pueblo pequeño y bastante típico. Las casas de la entrada están algo abandonadas, pero después hay otras mucho más cuidadas. No hace falta atravesar el pueblo, hay que coger el primer camino hormigonado hacia la derecha, que al principio en llano se dirige hacia Vega de Cien. Cruzando el pueblo se puede bajar por la carretera asfaltada pero no compensa.
Yendo hacia Vega de Cien por entre varios cerezos


Durante la bajada por el camino empedrado, se va rodeado de bosque, y entre las ramas se ve enfrente la canalización de agua de la central hidráulica de Camporriondi. Hay una tubería que baja recta desde la zona de San Román, atravesando un farallón calizo hasta llegar al pueblo.

Canalización de agua de la Central de Camporriondi
El Canellín
La pista baja suavemente en varias zetas, para después enlazar con la carretera que viene de Argolibio y entrar en Vega de Cien, sólo queda atravesar el pueblo para llegar hasta el coche. En Vega de Cien hay varias paneras grandes, lo cual contrasta con el terreno porque tampoco tenían donde cultivar muchos cereales.

Vega de Cien

Los datos de la ruta, con el desnivel acumulado de más de 1200 metros en total, lo que hace que sea dura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario