viernes, 8 de septiembre de 2017

Cueva de Alda [Cabrales]

Visita a una cueva de las denominadas "fáciles" para iniciarse en la espeleología. Es "fácil" porque dentro no tiene pasos complicados, no hay que trepar, ni descolgarse, ni escalar ni rapelar, aunque la entrada es un poco complicada.
En la entrada han puesto una cuerda para ayudarse en el descenso que hay que hacer, en total hay que bajar primero unos dos metros y después un poco más por una zona escalonada. En el primer tramo hay que ayudarse de las manos y la cuerda, hay agarres para las manos, pero las zonas donde poner los pies resbalan. Además uno de los sitios donde dejar los pies es una ancha grieta horizontal debajo de una roca redonda que la tapa, así que hay que ir tanteando con los pies donde ir metiendo los pies. Los pies resbalan porque la piedra está pulida y hay barro, así que hay que extremar las precauciones para no meterse un costalazo. La cuerda ayuda, aunque ayuda más que haya alguién abajo para guiar donde poner los pies, así que el más hábil que baje primero.
Después dentro son dos salas muy grandes, deben de ser más de 40 metros de longitud en la mayor, y el suelo es bastante plano. Además los vándalos se han cargado algunas de las estalagmitas que suben desde el suelo. Por lo visto, segúno nos comentó un vecino, vienen excursiones desde los campings cercanos a visitar la cueva en verano, y alguno quiere llevarse recuerdos.

Mapa de la zona
La cueva esta en la zona que se denomina Jous de Alda, detrás del pueblo de Ortiguero, en lo que es el alto de Ortiguero en la carretera que lleva a Cabrales desde Posada de Llanes. Para aparcar, en la carretera, en la zona del bar de Manolo, el resto de calles del pueblo es algo estrecho, queda a la decisión de cada cual donde quiere meter el coche.

Casas de Ortiguero
 Para llegar a la entrada de la cueva se va por una pista hormigonada a tramos hacia los Jous de Alda, ahí hay que tomar un desvío a la derecha, y después antes de llegar a una portilla ir por un sendero hacia la izquierda. En esa zona esta el agujero que sirve de entrada a la cueva. Es extraño que no la hayan aprovechado para el queso, tiene un buen tamaño, además con poco trabajo se haría una entrada mucho mejor, incluso en llano desde un prado cercano, pero igual no hay el hongo adecuado para la maduración del queso.

Vista de los Joyos de Alda
Entrada a la cueva con la cuerda


Vistas desde dentro de la entrada

La entrada va quedando atrás
En el interior hay dos grandes salas, la de la derecha un poco más pequeña que la otra. Para recorrerla entera lo mejor es ir siguiendo la pared en un sentido, por ejemplo tomar la pared de la derecha y no abandonarla, así se recorre entera y se llega de nuevo hasta la entrada. Aunque en estas salas se puede pasear por el medio, y con los frontales orientarse bien.

Estalacticas


Columnas y al fondo la entrada




Zona con un lago-charco interno
 Es curioso como el suelo es plano, y hay unas ondas que se llenan de agua formando pequeños charcos, de manera que todo el suelo es en realidad roca diluida y resolidificada, con un aspecto suave. Hay que tener cuidado porque a veces resbala, y otras veces agarra, así que no se puede uno confiar cuando se inclina un poco el terreno.

Extraña formación


Formaciones en coladas

Formación en banderas
Las formaciones en bandera creo haber leído que se forman por las corrientes de aire que empujan las gotitas, y acaban alineandose y formando estas estructuras.

Estalacticas (hacia abajo), Estalagmitas (hacia arriba), y columnas

La zona donde hay los charcos-lagos es la más espectacular. El lago esta elevado con respecto al suelo, es como una piscina, y debido a la solubilidad de las rocas ha formado esta charca. Después en el techo hay más estructuras en el techo. 

La zona del charco-piscina


Una colada
Otra piscina en el interior
La cámara principal al fondo una formación en paraguas
Puede parecer que no pero al final casi estuvimos un par de horas sacando fotos y recorriendo la cueva. Jugando con la iluminación se logran unas fotos muy buenas, las que aparecen aquí no son del todo buenas.

Tras salir y comer, nos acercamos a visitar los restos de la mina de Alda, de los cuales quedan un castillete y la construcción para la tolva de mineral. El mineral era cobre, así que por el entorno hay piedrecitas con restos verdes y azules
La Mina de Alda
 En esta mina no han tomado tantas precauciones como las de carbón que están abandonadas, por ejemplo no está cegado el pozo debajo del castillete. Lo único que han hecho es bloquear dos de las jaulas justo en el borde del pozo, y después han vallado el entorno.

Las Jaulas bloqueando la caña del pozo
 Hay más vallas cerrando otros accesos a la mina. Buscando en internet he visto que hay una bajada con escalones y se entra hasta la zona de galerías. Para hacer esto hay que allanar la zona de las vallas, nosotros no quisimos arriesgarnos a un derrumbe o algo, así que respetamos la valla, y nos dimos la vuelta al coche.



La zona de Peña Blanca y Ubena desde la pista que va a los Joyos



No hay comentarios:

Publicar un comentario